Crónica de Carreras: Jarama Classic 2017

Te contamos todo sobre las carreras de clásicos disputadas en el Jarama. Vídeo y mucha mucha foto para recrearse en los bólidos...

ClassicMadrid 2020 Portada

VÍDEO: MANAGE MOTOR / FOTOS: UNAI ONA / TEXTO: JAVIER ROMAGOSA

Jarama Classic 2017, serie de carreras de clásicos de alto nivel corridas en el circuito del Jarama, tuvo lugar entre los días 31 de marzo y 2 de abril. Se esperaba un gran espectáculo y, en la modesta opinión del que firma está crónica, el evento respondió a las expectativas mediante coches excepcionales surcando a toda velocidad la pista del mítico trazado madrileño.

Organizado por los franceses PeterAuto y el RACE, Jarama Classic 2017 trajo alrededor de 180 de los mejores bólidos del centro de Europa con el ánimo de disputar las carreras de las 8 categorías que componían el programa. Según la organización, y a pesar de la poca difusión del evento, alrededor de 10.000 espectadores pudieron gozar de los excelentes lances de turismos, sport prototipos y Grupo C que atronaban el circuito.

Además, fue posible moverse libremente por un paddock y unos boxes atestados de la mejor maquinaria; y es que ver los coches «en paños menores», a los mecánicos trabajando y a los pilotos preparándose para salir a la pista -teniendo en todo momento la posibilidad de charlar con ellos- fueron otros tantos alicientes de la segunda edición de Jarama Classic.

Haz click en las fotos para agrandarlas…

Jarama Classic 2017: Carreras por todo lo alto

En concreto, las carreras comprendían las series diseñadas por PeterAuto, organizador francés de eventos para clásicos que tiene en su haber citas como Le Mans Classic, Spa Classic, el Concurso de Elegancia de Chantilly o el rally Tour Auto.

Éstas responden a los nombres de Trofeo Leyenda, para clásicos de preguerra; Trofeo Nastro Rosso, dedicado principalmente a GT’s italianos de entre 1950 y 1965; Sixties Endurance, para coches anteriores a 1966; Classic Endurance, para máquinas fabricadas entre 1966 y 1981; Heritage Touring Cup, con coches de la época dorada del Campeonato Europeo de Coches de Turismo (ETCC) (1966-1984) y Grupo C, de 1982 en adelante. También se corrieron las Iberian Historic Endurance, serie disputada por pilotos españoles y portugueses que decidió sumarse al evento.

Como podeís ver en las fotos, hubo momentos emocionantes y también alguna que otra «piña», inevitable en competición. Para ver la lista de carreras y ganadores, haz click aquí.

Algunos protagonistas, entre otros muchos

Hubo coches realmente excepcionales, como fue el caso de un Ford que parecía un GT40 MK4 pero que no lo era; se trataba del prototipo de Le Mans F3L P68 de 1968, ejemplar único que no llegó a tener éxito debido a su peligroso diseño aerodinámico. No era el único proto de Le Mans que sobresalía por encima del resto: Sin duda el Porsche 917 cortaba el aliento. Por otro lado, el Mercedes C11 es un Grupo C que cambió las reglas del juego allá por 1989.

Descendiendo de nuevo a la tierra, resultaba inevitable fijarse en los alrededor de 10 Shelby Cobra 289 originales presentes (uno de ellos un Cobra Daytona!), en la preciosa barchetta Maserati 300S de 1957 o en los Ferrari 250 GT del Trofeo Nastro Rosso, los cuales corrían acompañados de un Maserati T60 Birdcage, de un Alfa-Romeo TZ1 o de dos Porsche 550. Todos ellos, sin excepción, pesos pesados de la historia del automovilismo.

Había además un Ford GT40, dos Lancia Beta Montecarlo, un BMW M1, un Alfa-Romeo T33/3 o Lolas y Chevron de todo tipo y condición, tan sólo por citar algunos ejemplos más de los excepcionales clásicos que se pudieron ver en esta segunda edición de Jarama Classic.

Nuevas carreras: Trofeo Leyenda

El año pasado nos faltaba algo y sabíamos exactamente el qué: Las carreras de clásicos preguerra. Para esta segunda edición de Jarama Classic Peterauto escuchó nuestras plegarias y pudimos ver desfilar en pista a una gran selección de máquinas de las cuatro principales países competidores de la época: Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

El rey de la categoría fue sin duda el Alfa-Romeo 8C 2300 Zagato de 1932, toda una obra de arte rodante a la que los Bugatti 35 y 51 ‘en su salsa’ seguían muy de cerca. También lo hacían dos BMW 328 y un desaliñado Riley Dobbs que, como sus rivales, no mostraba reparos en pisar a fondo.

¡Hasta el año que viene Jarama Classic! Te esperaremos impacientes… 😉

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

Liberty Portada
Liberty 1140×146

1 Comentario

  1. Nov 2, 2019 en 21:48 — Responder

    Para la proxima cita de las Open Classic a ver si puedo participar con el E30 y nos echamos unas risas (sobre todo si llueve).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Visto en Catawiki: Ferrari Daytona 365 GTS Réplica

Post siguiente:

Techno Classica 2017: Más Techno, menos Classica