Liberty 750×184

Lamborghini Jalpa: Las razones de un modelo de acceso

El Lamborghini Jalpa fue un deportivo de acceso. Fruto de los esfuerzos realizados en los 80 por lograr una economía saneada, este peculiar V8 ha sido considerado como un “baby Lambo”. Sin embargo, cuenta con una personalidad propia fijada en las poco más de 400 unidades construidas...

Retromovil 2020 Medio


FOTOS LAMBO JALPA: LAMBORGHINI / CHARLES S. CRAIL AUTOMOBILES

Nunca nos cansaremos de decirlo: incluso el automóvil más radical necesita de una coherencia financiera. Nos guste o no esto es así. Y es que no hay empresa que se sostenga únicamente fabricando modelos de ensueño. En Porsche lo saben, y por ello aguantan críticas de los más puristas desde la presentación del 928 en 1977. Pero, ¿qué más da? Al fin y al cabo son modelos como éste los que hacen posible la evolución de nuevos 911.

No obstante, combinar diseños fieles al espíritu de la marca con otros más heterodoxos no es la única vía para mantener a flote las cuentas. También existe la posibilidad de lanzar un modelo de acceso. ¿A qué nos referimos? Pues a un vehículo que sí represente los valores más deportivos de la marca, pero pensado para un público masivo. Siguiendo con Porsche, buenos ejemplos de esto serían el Boxster o el Cayman. Coches a los que nadie cuestiona su identidad, pero que al tiempo se venden mucho mejor que los 911.

Lo curioso es que, algunas marcas históricas, han intentado los dos planes al mismo tiempo. Una de ellas es Lamborghini. Y es que durante los 80 probó tanto con la diversificación como con el concepto de modelo de acceso. Respecto a lo primero, siguió con la fabricación de tractores e intentó ser proveedor de ejércitos con los todoterrenos LM001 y LM002. Respecto a lo segundo el experimento se llamó Lamborghini Jalpa (1981-1988). Una especie de Countach para las masas del que, desgraciadamente, sólo se vendieron poco más de 400 unidades.

Foto: Craig Howell (Wikimedia Commons)

LAMBORGHINI JALPA: EL ACCESO A LA GANADERÍA

Siguiendo con la estirpe taurina de los Lamborghini, el Jalpa tomó su nombre en 1981 de una raza de toros. Y vaya, como si de una premonición se tratase lo cierto es que nadie recuerda demasiado a los Jalpa. A falta de buscar la entrada en uno de los seis tomos de El Cossío, no hemos encontrado ninguna mención reseñable a esta raza. Algo que va al hilo de lo que ocurre con este Lambo, siendo uno de los modelos menos recordados de la historia, más aún sí nos referimos a su antecesor el Silhuette, del que sólo se hicieron alrededor de 50 unidades también basadas en el Urraco. Pero, ¿por qué?

Nosotros tenemos en mente dos razones. La primera es que el Lamborghini Jalpa no es justamente lo que te esperas de un Lamborghini. Vamos a ver, no es que no tenga un carácter bronco y agresivo forrado en una estética voluptuosa, pero sí es cierto que sus prestaciones no son las del Countach, cuya sombra sigue aplastando hoy en día al Jalpa.

Algunos diréis que a los Dino les pasó algo parecido como modelos de acceso a Ferrari. Y es cierto, pero el 246 ha soportado mucho mejor el paso del tiempo, y no digamos ya los 308/328. De hecho, tanto el 2+2 de Maranello como el Jalpa fueron diseñados por Bertone, y aunque comparten traseras muy similares lo cierto es que las líneas de nuestro protagonista son más viscerales. Pero ojo, esto no es malo en absoluto. Y es que, ¿acaso no es un puntito de exceso la seña de identidad en la estética de Lamborghini?

Lamborghini Jalpa motor
Foto: Arnaud25 (Wikimedia Commons)

UN V8 PARA UNAS PRESTACIONES POR ENCIMA DE LO ESPERADO

Si no has visto el vídeo anterior te recomendamos que lo hagas. En él se escucha el V8 del Jalpa instalado en posición central-trasera, del cual emana un rugido áspero. Señas de identidad de un Lamborghini que pretendía poner la radicalidad del Countach al alcance de un público más amplio, presentándose como un vehículo que podrías conducir sin tener porqué ser un piloto. Su bloque de aluminio aumentaba la cilindrada hasta los 3’5 litros, justo uno por encima del montado en versiones del Urraco.

Algo que se logró aumentando el diámetro y la carrera del pistón, elevando así la potencia del motor hasta los 255CV. Algo que quizá se quedaba un poco corto para un modelo con un peso de 1.500 kilos, más aún si rematas la experiencia de conducción con una carrocería targa para sentir el sonido al tiempo que el viento. Encantos que no pudieron convencer al suficiente número de compradores, cesando con la producción del Lamborghini Jalpa en 1988 muy por debajo de las expectativas iniciales.

lamborghini jalpa

Finalmente, el hecho de que derivase de una plataforma de principios de los años 70, y de que tuviera unas líneas bonitas pero algo anticuadas, fueron cosas que tampoco le ayudaron mucho en las ventas. No obstante, pasado el tiempo toda esta historia ha hecho ganar encanto al Jalpa. De hecho, muchos aficionados lo ven como un modelo extraño y curioso en la historia de una Lamborghini que durante los 80 buscaba su nicho comercial.

Además, varias pruebas de la época sitúan sus prestaciones por encima de las declaradas en Sant’Agata Bolognese. En pleno 2020 el Lamborghini Jalpa es una rareza de la cual es complicado encontrar una unidad a la venta. Eso sí, en Estados Unidos hemos encontrado ésta en venta en Charles S. Craig Automobiles, en EEUU. Hay que saber vérselo, pero tiene encanto. Al fin y al cabo… Es un Lamborghini.

Catawiki 750
Post anterior:

Bien Conservado: Renault 16 TL

Post siguiente:

Muy mono: Ford T Speedster Replica