Techno Classica Vs. Retro Classics

Mario Laguna visita las dos grandes ferias alemanas en pugna por la supremacía. Dos salones de proporciones titánicas y que tuvieron lugar al mismo tiempo el pasado fin de semana...

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

TEXTO Y FOTOS: MARIO LAGUNA

El título puede resultar tópico, pero precisamente los tópicos se caracterizan porque son acertados y, en ese caso, Techno Classica de Essen y Retro Classics de Stuttgart, no sólo se encuentran en el firmamento de los salones internacionales de coches clásicos, sino que se enzarzan en una guerra comercial por la supremacía en la materia.

Una supremacía justificada porque, para centrar el asunto, nos encontramos ante cifras del orden de los 180.000 visitantes para Techno Classica y una cantidad todavía sensiblemente inferior, unos 100.000, para Retro Classics. Con el precio de las entradas a 25 euros en Essen, al que se suman los 10 euros del catálogo (prácticamente de obligada adquisición si se quiere disponer de una guía práctica para no perderse lo esencial), las cifras por recaudación en taquilla rondan los seis millones y medio de euros.

Mar de clásicos en Techno Classica (Foto: Techno Classica)

Las primeras diferencias de Essen con Stuttgart la encontramos en el bolsillo, con las entradas a 20 euros y el catálogo gratuito.

Las ferias del automóvil clásico no se diferencian de ninguna otra de tipo comercial. Se organizan para vender, para atraer compradores. No son un parque de atracciones para el recreo de los visitantes. Los comerciantes no acuden por el placer de recibir visitantes haciendo fotos de los coches, sino para venderlos, lo cual no impide que el espectáculo sea de gran interés tanto para quienes compran como para quienes miran. A eso se podría llamar simbiosis.

Antes de seguir adelante, haré la advertencia previa de que el lector no debe esperar en este artículo una prueba comparativa entre ambos salones como si se tratara de una lucha entre el SEAT 127 y el Renault 5. Trataremos de una descripción de los salones a través de lo más destacado de su contenido, sin establecer conclusiones. Al lector corresponde hacerse su juicio en caso de que decida visitar uno u otro.

Lo ideal sería visitar ambos, sobre todo si tuvieran lugar el mismo fin de semana, como ocurrió en las presentes ediciones del mes de marzo de 2018, de los días 21 a 25. Un visitante que pasara, como el que suscribe, de un salón a otro en espacio de unas horas tendría la impresión de que ha visitado una exposición gigante con dos alas que estuvieran separadas por un pasillo largo y alquitranado… de 450 Km.

techno classic essen
Mercedes 300 SL Roadster, qui´za más bonito que el ‘Alas de Gaviota’ (Foto: Techno Classica)

LA OFENSIVA DE RETRO CLASSICS

Aunque es cierto que no es la primera vez que sucede la coincidencia de fechas en un mismo fin de semana, en una pasada ocasión tuvo lugar de manera forzosa por motivo de disponibilidad de las respectivas ferias internacionales, Messe Essen y Messe Stuttgart. Por el contrario, se rumorea que la edición de 2018 no ha sido tal coincidencia, sino un movimiento voluntario por parte de Retro Classics en el marco de su ofensiva abierta con la organización de tres acontecimientos, a saber, el referido de Stuttgart, al que se suman los salones de Colonia y Núremberg. No ahondaremos en esta cuestión al haberse tratado en el artículo sobre Retro Classics Colonia.

Sin orden de preferencia, entraremos en materia por orden de antigüedad, primero Techno Classica (30 años de existencia), a continuación Retro Classics, más joven, que va con el siglo.

techno classic essen
Porsche 356 adaptado a los rallyes de larga duración

LO MÁS DESTACADO DE TECHNO CLASSICA ESSEN

Ambas ferias tienen un punto común, el énfasis y superioridad numérica en la exposición de marcas alemanas de prestigio, principalmente Mercedes-Benz y Porsche, pero también Opel, BMW y todas las variantes y filiales del grupo Volkswagen.

MERCEDES-BENZ

No es una sorpresa que en Essen destaque por encima de las demás Mercedes-Benz, con mayor superficie alquilada, que se concreta en la mayor parte del pabellón número 1, por su variedad de temas tratados y calidad de presentación. Para 2018, Mercedes-Benz eligió algunos de sus coches y pilotos campeones del mundo de Fórmula 1.

techno classic essen
Sólo campeones del mundo en el plantel Mercedes-Benz

PORSCHE Y EL 964

Coincidiendo con la 30 edición de Techno Classica, Porsche celebraba el 30 aniversario del modelo 964, con un decorado francamente lujoso en el que integraba un RS, versión de competición de los conocidos Carrera 4 y Carrera 2.Para conmemorar la efemérides, Porsche vendía un modelo a escala 1 : 43, en serie numerada y limitada a 500 ejemplares,  que será muy buscada por los coleccionistas. Los primeros en llegar a Essen pudieron comprar sus modelos a 49 euros la pieza.

Como sabemos, Porsche deja correr la opinión de que la denominación comercial de sus coches coincide con un número de proyecto. Sabemos que no es así y la celebración del 30 aniversario del 964 nos lleva a plantear la pregunta siguiente:

¿Por qué se llamó 964? ¿Acaso entre el 901 de 1963 que se rebautizó en 911, y el 964 cuyo proyecto data de 1988, Porsche sólo trabajó en 63 proyectos? Se habrían muerto de hambre. Como no ha sido así, sino todo lo contrario, la cifra 964 me parece la clave para anunciar que se trataba del último 911. El primer 911 se comercializó en 1964, si escribimos (1)964 se realiza el vínculo entre el primer y el último 911.

No podríamos extendernos en la riqueza y variedad de la exposición Porsche, mencionaremos un interesante 356 SL, por Sport Leicht que recordaba las participaciones en la carrera Lieja-Roma-Lieja y que el lector ha podido ver más arriba.

FERRARI EBERLEIN

Los habituales de Techno Classica esperan con atención las presentaciones de uno de los concesionarios europeos más importantes de la marca Ferrari, el alemán Eberlein, muy vinculado al Club Ferrari de Alemania y habilitado para los trabajos preparatorios de obtención de las cotizadas certificaciones Ferrari Classiche.

En esta ocasión, Eberlein se desplazó a Essen con un Ferrari 275 GTB de morro corto, habiendo participado en los 1000 Km de Monza de 1965. A su lado el mencionado Club Ferrari de Alemania celebraba los 50 años del Dino, con tres ejemplares, un 246 NART de competición, un 246 GT y un GTS.

SEAT Y SUS PROYECTOS DE RESTAURACIÓN

Nuestra marca de Barcelona se sube al carro de la chatarra, la suciedad y la decrepitud que, desgraciadamente se instalan como una moda absurda en el mundo de los coches clásicos.

Sin salir de su asombro, el aficionado asiste a una escalada de precios observando la tendencia a pagar más por coches que no valen ni para el desguace que por otros restaurados a los que se les reprocha estar “demasiado bien restaurados”.

Naturalmente lo que se prima en dicha tendencia es la originalidad por encima de restauraciones que la han eliminado, pero hay un detalle que se olvida: el óxido, la desidia, la mugre, los agujeros en la chapa, los motores gripados, las tapicerías con humedad y hongos comidas por los ratones, tampoco son originales.

La exhibición de un SEAT 600, versión comercial de 1964, que difiere de la de turismo por sus ventanillas traseras de chapa, en estado ruinoso no parece la manera más adecuada de realzar la imagen de marca. Sin embargo, es de agradecer que alguien en Barcelona se acordara de meter en un coche el diploma expedido por el libro Guiness de los récords, como testigo de la gran reunión en España de 787 SEAT 600 en septiembre de 2017.

ASTON MARTIN

Marca de una gran tradición en competición, sus representantes no faltaban, tanto los antiguos originales, como las más nuevas realizaciones.

Houtkamp Collection presentaba un formidable DB2 Cabriolet de 1950 que perteneció a Bertil de Suecia y la representación oficial de la marca se volcaba en la venta de sus nuevos-retro DB4 GT, un coche muy curioso, réplica de los originales, sin una pieza antigua y cuya curiosidad estriba en que, a diferencia del coche en el que se inspira, no podrá utilizarse en carretera porque no será homologado. Es un coche reservado exclusivamente a exposiciones estáticas o a utilización en circuito cerrado.

Quien asuma ese inconveniente y tenga una cuenta corriente sin preocupación de mirar el saldo, tiene a su alcance la recreación de acontecimientos clásicos con una mecánica fiable, libre de la camioneta con el mecánico y las piezas de repuesto.

retro classics stuttgart
Majestuoso aunque deportivo Bristol 404

BRISTOL EX REY DE JORDANIA

Coches con procedencia real no faltaban. El anterior o anteriores propietarios del coche son un valor añadido que entra entre los ingredientes de valoración. Un coche en el que se haya sentado Marilyn Monroe o Paul Newman se pagará mucho más caro que otro modelo similar aunque esté en mejor estado.

Los coches de reyes de auténtica sangre azul todavía no llegan a las cotizaciones de los coches de reyes del espectáculo, sin embargo, por su singularidad, destacaremos un Bristol 404 que perteneció al rey Husein de Jordania.

ITALIA: LAMBORGHINI

Como representante de marcas italianas distintas a Ferrari, Lamborghini no es el peor ejemplo. Desde que Audi, es decir, el grupo VW, adquirió Lamborghini, la fábrica realiza una gran labor de recuperación de su patrimonio histórico, con restauraciones del más alto nivel. En esta ocasión, Lamborghini presentaba un Islero terminado y un Espada por terminar.

techno classic essen
Espada e Islero, es el 50 Aniversario

SALTO A RETRO CLASSICS

Un buen negocio a explotar serían un par de helicópteros que hicieran el trayecto entre Messe Stuttgart y Messe Essen, con una rotación de dos o tres idas y vueltas al día. He aquí una idea que regalo gratuitamente a cualquier empresario con liquidez y gusto por la aeronáutica y el automovilismo clásico.

De momento nos tenemos que conformar en viajar por las autopistas alemanas, en teoría sin limitación de velocidad. Sólo en teoría, porque la práctica es muy distinta, con largos y frecuentes trayectos limitados a 80 y 100 Km/h, plagados de radares.

Nuestro salto de Essen a Stuttgart nos permite tomar el pulso simultáneamente a las dos ferias de clásicos con más alicientes no sólo de Alemania, sino del planeta. También en Retro Classics Mercedes-Benz y Porsche repiten su presencia hegemónica, no obstante vamos a destacar el acierto del organizador en presentar una marca española a través de realizaciones de distintos carroceros.

HISPANO-SUIZA, VARIEDAD

  • 1922, H6 que ha conservado su bastidor y mecánica sobre el que se construye una carrocería nueva en el estilo de la original;
  • 1924, H6B en estilo Torpedo;
  • 1925, H6B con carrocería Kellner;
  • 1930, H6C, carrozado por Gallé;
  • 1934, K6 de Vanvooren.

retro classics stuttgart

FERRARI EN RETRO CLASSICS

En este amplio apartado, sobresalía un 275 NART Spyder de 1966. Es uno de esos modelos en los que si el interesado necesita preguntar el precio, el vendedor no se pondrá al teléfono. Se utilizó en algunos desfiles previos de carreras de Fórmula 1, sirviendo de transporte a Michael Schumacher.

CITROËN DS

Uno de los modelos en firme ascenso y apreciación por los aficionados sigue siendo el DS, sobre el que no nos extenderemos en sus virtudes. Prueba de ello son las restauraciones del más alto nivel que se están llevando a cabo, permitiendo que el precio de venta recupere los gastos. Un comerciante de prestigio se centraba únicamente en variaciones del DS, con un puesto que destacaba por su cuidada presentación, a la altura de sus vecinos alemanes e italianos.

techno classic essen
El Citroën DS escala puestos entre los lujosos

CAMIONES Y MÁQUINAS DESMESURADAS

Otra tendencia entre los coleccionistas es transportar sus coches en camiones de la época del conjunto. Un extraordinario FIAT 643N mostraba sus posibilidades con dos Alfa Romeo Zagato en el lomo.

Un coche de récords y competición, en particular en circuitos ovales, construido en 1915 bautizado “Doctor Maybach”, dejaba a la vista su gigantesco motor Mercedes-Benz de 1907, de 19.076 cc y 280 CV.

LA ESTRELLA DE STUTTGART

Elegir la estrella en un salón del automóvil tan bien surtido nunca es un ejercicio fácil. Además siempre estará condicionado por consideraciones de tipo subjetivo.

Mi propuesta es a favor de un extraordinario BMW M1 de 1979.

El M1 no sólo es un coche de magníficas cualidades dinámicas con su bastidor tubular y su motor central trasero, fiable, rápido y con buena habitabilidad para dos personas, sino que fue un acierto de diseño en su época y se utilizó de manera intensiva en competición, llegando los ejemplares más modificados a buenas clasificaciones en las 24 horas de Le Mans.

Si a eso añadimos una pintura realizada no a pistola en cualquier taller de carrocería, sino una pintura a mano, a brochazos, pero no por cualquiera, sino por Andy Warhol, estamos ante una estrella del automóvil contemporáneo.
El coche pertenece al museo BMW y, afortunadamente, está al abrigo de la especulación.

retro classics stuttgart
La estrella del salón, BMW M1 pintado por Andy Warhol
Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

SEAT en Techno Classica 2018: Los Tres 600

Post siguiente:

Vacaciones en Catawiki: Citroën Mehari