Crónica: 30ª Auto Retro Barcelona

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

Los 30 años indican madurez, una madurez que sin duda al Salón Auto Retro le ha sentado bastante bien. Con la duración y fechas acostumbradas (de Jueves a Domingo durante el puente de Diciembre), el material expuesto fue, por variado y raro de ver, de lo mejor que se recuerda en ferias nacionales desde hace unos años.

Nada más entrar se podía admirar, tras el típico Renault del Ayuntamiento de Barcelona, un extraño vehículo de color rojizo y que nadie a primera vista se atrevía a identificar. Al acercarnos descubrimos toda una sorpresa: ¡Un Morgan carrozado por Serra! Otra obra desconocida del maestro catalán, recién restaurado tras estar perdido durante décadas y haber aparecido súbitamente en la provincia de Guadalajara.

Pero no era éste el único trabajo de Serra que se mostraba en primicia en el evento. En el stand de la revista Autódromo estaba el impresionante Bentley MK VI “roadster», una lujosa berlina que transformó radicalmente por encargo del Conde de Caralt y que se presentaba tal y como se encontró, sin restauración alguna.

Presentado en primicia en el salón, el Bentley MK VI recarrozado por Serra en roadster para el Marqués de Caralt
Presentado en primicia en el salón, el Bentley MK VI recarrozado por Serra en roadster para el Marqués de Caralt

La originalidad de este trabajo hace parecer increíble que bajo esas líneas haya un vetusto chasis Bentley de los años 40, y tal es su tamaño que casi ensombrecía a los Lancia Aurelia y Pegaso Z-102 Touring aparcados justo detrás.

El otro Pegaso presente no se encontraba muy lejos del anterior, y estaba en el centro de un stand titulado “Barn Find”, pues los protagonistas eran varios coches recién sacados de un garaje situado en el centro de Barcelona en el que habían estado cogiendo polvo cerca de 30 años.

Sin embargo, estas curiosas bellas durmientes no conseguían quitar protagonismo al caballo alado, en este caso uno de los conocidos como Panorámica por la forma de su parabrisas. Esta preciosa unidad (referencia 74) acaba de ser restaurada y no se había visto en público desde el primer Retromóvil de Madrid, celebrado en 1996.

Pegaso Z-102 Panorámica, con su característica luna delantera
De Dion Bouton Type IE de 1922 con carrocería torpedo
1- Pegaso Z-102 Panorámica, con su característica luna delantera
2- De Dion Bouton Type IE de 1922 con carrocería torpedo

Otra de las estrellas del salón era el Porsche 904 Carrera GTS que estrenase el piloto español Juan Fernández, y que –para variar- mostraba una exquisita restauración recién ejecutada.

En el resto de stands se podía apreciar variedad y calidad: un mismo vendedor tenía, en esquinas opuestas, un impresionante (y escaso) Jaguar XJ220 de los años 90 y un De Dion Bouton de los años 20.

Otros profesionales llenaban su espacio con deportivos ingleses, y justo al lado con una exquisita fila de modelos anteriores a 1940; mientras, en otros muchos se mezclaban géneros. Véase como ejemplo uno de ellos: en el centro un magnífico Alfa Romeo RL de los años 20 carrozado por la casa barcelonesa Farré, casi a su lado un Jeep Willys de los años 50 y, rodeándolos, un par de Aston Martin DBS de principios de los 70.

Jeep Willys
Un pabellón para los vehículos industriales, una gran iniciativa
1- Jeep Willys, en su versión militar diferenciable por una parrilla alargada
2- Un pabellón para los vehículos industriales, una gran iniciativa

Gran diversidad, a falta de populares

En los pabellones adyacentes había también materiales muy dispares. Uno estaba dedicado a vehículos industriales, ya fueran tractores, autobuses o camiones, una iniciativa inédita y digna de aplaudir.

Otro se reservaba a los clubes “temáticos”, con especial protagonismo del club de Amigos del Volkswagen de Catalunya, que celebrando su 30º aniversario ocupaba todo el centro del recinto con una variadísima muestra de modelos air cooled de todos los tipos y épocas. El Classic Motor Club del Bagés también acudía a la cita con su acostumbrada selección de microcoches. Como protagonista, el prototipo del Bi-Scooter Voisin que luego daría lugar al famoso Biscuter “zapatilla” de producción nacional, a cuya variedad de versiones estaba dedicado el resto del espacio.

El pabellón trasero estaba destinado al piecerío diverso, aunque se podía encontrar aquí y allá algún coche suelto a la venta: un Austin Healey Frogeye, un rarísimo Panhard Dyna Junior, un imponente Delage, o un Fiat 850 Coupé (sí, han leído bien, un Fiat y no un Seat). En esta zona los comerciantes franceses nunca defraudan con material de lo más exótico, aunque en ocasiones habría que preguntarse si realmente nuestro país es un receptor atractivo de este tipo de productos.

El prototipo Bi-Scooter diseñado por Voisin en Francia, anterior a los producidos en España por Autonacional
Panhard Dyna, ¿interesa en España?
1- El prototipo Bi-Scooter diseñado por Voisin en Francia
2- Panhard Dyna Junior, ¿interesa en España?

Habrán notado la ausencia de menciones sobre modelos populares y típicos de otros salones, pues para verlos había que trasladarse al exterior, donde estaba situado el llamado Car Corral, un espacio dedicado a la venta de vehículos de particulares. También en la ITV móvil se pudo ver un incesante desfile de modelos variados, muchos de ellos de producción nacional.

Como todos sabemos, hay una parte importante de la afición española al coche clásico que demanda la presencia de vehículos como el Renault 8, el Seat 850, Citroen 2 Cv o Simca 1000, y en esta edición de AutoRetro su presencia era casi testimonial, con lo que quizá hubo quien se sintió defraudado.

Sin embargo, también hay que pensar que la afición se enriquece con modelos de todo tipo, y los clásicos populares podemos verlos en cualquier concentración de las que se organizan todos los meses en diversos puntos de España. Por el contrario, ¿cuándo fue la última vez que vimos un Delage, un Lorraine Dietrich o un Hispano-Suiza en persona?

Esperemos pues que en próximas ediciones se siga con el buen ritmo marcado por esta 30ª edición, si bien sería recomendable la apertura futura a todo tipo de aficionado, especialmente al del llamado “clásico popular”.

 

Accede a 120 imágenes de Auto Retro Barcelona 2013 haciendo click aquí

 

Catawiki 750

1 Comentario

  1. Dic 18, 2013 en 23:35 — Responder

    Muy buen documento Francisco. La dificultad de hacer un articulo sobre lo más destacado del Autoretro 2013 se manifiesta en el hecho de celebrarse a lo largo de cuatro dias plagado de actividades y con tantos coches ineteresantes que mi cámara (de 2gb) se cabá solo el sábado por la mañana.
    Sin menospreciar (ni muchísimo menos) a los salones más modesto, en los cuales el ambiente de público y organizadores es fantástico, en Autoretro se pueden encontrar auténticas joyas sobre ruedas que digficilmente encuentras en otros salones.
    Enhorabuena a todos, un año más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Feva dona el dinero recaudado en las Jornadas de Patrimonio

Post siguiente:

¿Quién le pone los cuernos al coche?