Liberty 750×184

Skoda 110 R. 50 años del «Porsche del Este» con palmarés en Montecarlo

Este 2020 es año de conmemoraciones para Skoda. Una de ellas es la de los 50 años del Skoda 110 R. Un pequeño deportivo con motor trasero y magnífico palmarés deportivo que llegó a conocerse como el “Porsche del Este”.



FOTOS SKODA 11 R Y SKODA 130 RS: SKODA

Al hablar de Skoda seguramente no seréis muchos los que notéis un interés creciente por el artículo. Sin embargo, vamos a daros unas pinceladas para que veáis lo equivocados que estáis. En primer lugar, hablamos de una marca que este 2020 cumple ni más ni menos que 125 años de historia. ¡Y todo a partir del enfado de un librero del Imperio Austrohúngaro al no poder hallar piezas para reparar su bicicleta! Un comienzo nada usual para una Skoda que fabricó unidades del Hispano-Suiza H6B bajo licencia. Ahí es nada.

En segundo lugar hay que indicar lo versátil que ha sido la gama Skoda en estos 125 años. En ella podemos encontrar desde bicicletas hasta coches de lujo, pasando por la importante oferta de populares. Algo que se ilustra a la perfección en el más de millón y medio de unidades ensambladas en la octogenaria fábrica de Kvasiny. No obstante, si lo tuyo no son los clásicos masivos, te vamos a dar un tercer argumento para caer en los encantos de Skoda: sus peculiares  deportivos.

skoda 110

Sí, has leído bien. Y es que en la historia de Skoda hay fugaces pero interesantes capítulos de competición en los que la estrechez material de Europa del Este sirvió como acicate al ingenio. Uno de ellos fue el único y ligerísimo 110 OHC. No obstante, yendo a un plano más popular este 2020 celebramos el 50 aniversario del Skoda 110 R. Un a priori sencillo deportivo de gama accesible que, finalmente, se ganó el apelativo de “Porsche del Este” gracias a su meritorio palmarés tanto en tierra como en circuito.

skoda 110

SKODA 110 R. MOTOR TRAS EL EJE TRASERO PARA EL “PORSCHE DEL ESTE”

Así a priori un Skoda 110 R y un Porsche 911 tienen poco que ver. Sin embargo, su buena relación peso/potencia y llevar el motor colgado tras el eje trasero hermanan a los dos modelos de forma imprevista. Algo reafirmado por un palmarés deportivo en el que figuran tanto el Rallye de Montecarlo como el Campeonato Europeo de Turismos. No obstante, vayamos por partes. Caracterizado por una zaga de larga caída, el Skoda 110 R comenzó su desarrollo en 1966 con el objetivo de sintetizar la línea deportiva de la marca.

Así las cosas, en 1968 el primer prototipo ya rodaba en pruebas por las autopistas de la RDA a modo de timorato intento soviético por fabricar coches más disfrutones que un simple Trabant. Todo ello derivado de la berlina Skoda 100MB, la cual estaba penetrando con éxito en los mercados internacionales para sorpresa del fabricante estatal checoslovaco. En ese sentido, el Skoda 110 R nace bajo la premisa de hacer un divertido coupé a partir del modelo familiar, compartiendo con su motor trasero y carrocería autoportante.

Un año después, en 1969, los primeros prototipos del Skoda 110 R ya daban puntas de 145 kms/h. Con tan buenos resultados, fue presentado en 1970, logrando una buena acogida más allá del Telón de Acero en salones como París o Turín. Algo relfejado en las casi 57.000 unidades fabricadas hasta 1970; las más dedicadas a los mercados internacionales, como indican cifras del 93% de unidades exportadas en 1973.

skoda 110

Todo un éxito para Skoda, la cual se colgó una medalla con el 110 R a pesar de contar con motores de cuatro cilindros, 1100 cc y tan sólo 52CV de potencia. Eso sí, para unos contenidos 880 kilos, apoyados en un 57% sobre el eje trasero -responsable de la tracción-.

skoda 110

POTENCIANDO LA BUENA BASE DEL SKODA 110 R. RUMBO A MONTECARLO

Aunque las comparaciones son odiosas, a nosotros el Skoda 110 R se nos asemeja más a un SEAT 850 que a un Porsche 911. Las cosas como son. Y ojo, porque el español pesa unos 150 kilos menos que el checoslovaco, con motorizaciones básicas de 37CV pero que en la versión “especial” entregan 52CV. No obstante, la gran diferencia vino en que ambos se desarrollaron de formas diferentes. Y es que sobre la buena base de ligereza, batalla corta y tracción trasera… Los del Este supieron lanzar al Skoda 110 R hacia las pistas internacionales.

Contra todo pronóstico, una aislada Skoda se presentó en el Rallye de Montecarlo 1977 con dos unidades preparadas del 110 R. Denominadas Skoda 130 RS por sus 130CV y carácter Racing Sport, estas evoluciones del modelo de serie bajaban el peso hasta los escasos 720 kilos. También se aumentaba la cilindrada del motor en 200cc, llegando hasta los 1’3 litros alimentados por dos carburadores Weber. Verdaderas joyas venidas del Este que se alzaron con el primer y segundo puesto entre los Grupo 2. Momento en que comenzó a usarse el apelativo de los “Porsche del Este”.

Todo ello en un Montecarlo 1977 dominado por el Lancia Stratos de Sandro Munari pero en el que Zanini y Cañellas lograron el tercer y cuarto puesto de la absoluta con sus SEAT 124 Special. No obstante, más allá de las pistas de tierra las evoluciones deportivas del Skoda 110 R también interpretaron un magnífico canto de cisne en 1981. Justo un año después del cese de producción del modelo, alzándose con la victoria para fabricantes en el Campeonato Europeo de Turismos también con la variante 130 RS. No está nada mal para este pequeñín que ahora cumple 50 años, ¿verdad?   

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Rünge Cars: Tributo artesanal a los Porsche de los 50

Post siguiente:

Lejos de Linares: Vendido en Chicago este Santana en perfecto estado