fiat uno turbo
in

Me encantaMe encanta

Todas las claves del FIAT Uno Turbo en este nuevo vídeo de Power Art

Aunque en un principio el proyecto de lo que acabaría siendo el Uno se hizo para Lancia, finalmente acabó siendo uno de los compactos más emblemáticos de FIAT. Además, este utilitario tuvo una versión potenciada gracias al efecto del turbo arrojando una relación peso / potencia perfecta para aficionados a la conducción deportiva. Ahora el canal Power Art acaba de sacar un vídeo explicando todas las claves sobre el manejo, la conservación y la posible compra de este pequeño deportivo con marcado sabor ochentero.

Al aparecer en 1972 el FIAT 127 supuso una verdadera revolución en la marca. Y es que, lejos del esquema de motor trasero usado en los modelos 500, 600 y 850 este nuevo y pequeño utilitario se decantó por colocar tanto el motor como la tracción en el eje delantero. Además, su carrocería partía desde cero en el diseño para proporcionar una interesante habitabilidad a pesar de sus poco más de tres metros y medio de longitud. Un coche pensado para la movilidad urbana en la nueva década. Dotado de un sistema de suspensiones independientes sólo conservando del 127 el mismo bloque motor de cuatro cilindros con árbol de levas lateral.

No obstante, a pesar de haber sido un éxito global el 127 no estaba capacitado para emprender los retos previstos para los ochenta. Menos aún con modelos como el R5 o el Golf. Los cuales venían asentando una fórmula basada en mejores prestaciones y mayor espacio gracias a carrocerías más innovadoras y motores más potentes. Un contexto donde Giorgetto Giugiaro vio la posibilidad de hacer al Grupo FIAT partícipe de sus nuevas ideas en materia de habitabilidad para modelos compactos. De esta forma, a finales de los setenta presentó a la casa de los Agnelli el llamado Proyecto 144.

Un automóvil del segmento B con las típicas formas regulares de Giugiaro en aquella época. Pero bastante novedoso en lo que se refiere al acceso y la posición de conducción gracias a colocar los asientos de forma más elevada de lo normal. Una interesante novedad. Motivo por la cual el Proyecto 144 se pensó primero como un modelo para Lancia. Marca siempre dada a la experimentación y los buenos acabados desde sus inicios. No obstante, aquí se topó con la negativa de la directiva del Grupo FIAT hacia la idea de un compacto con acabados de altura cuya recepción podría ser incierta por el mercado.

fiat uno turbo

Por ello, el Proyecto 144 se quedó estancado. Aunque tuvo finalmente rescate y vida cuando el propio Umberto Agnelli -hermano del todopoderoso Gianni- se fijó en él como base para lo que sería el FIAT Uno de 1983. El compacto para el segmento B con el cual la casa italiana habría de plantar cara a los Supercinco y Peugeot 205. Una lucha en la que sumó atractivos con la llegada en 1985 del FIAT Uno Turbo.

FIAT UNO TURBO, LA RESPUESTA ITALIANA A LOS GTI DEL MOMENTO

Para comienzos de los ochenta la fiebre por el turbo invadía todo. De hecho, incluso Renault abandonaba denominaciones tan asentadas como Gordini nombrando ahora a sus variantes deportivas sobre modelos turismo con el apelativo de turbo. Una tecnología basada en el uso eficiente del aire en el motor capaz de vigorizar a cualquier vehículo. Justo lo que pequeños compactos urbanos como el R5 necesitaban para ir un paso más allá. Mezclando esto junto a la inyección directa, logrando resultados evidentes en materia de conducción deportiva.

Además, la potenciación de los motores encontraba en los chasis de los segmentos B y C unos aliados perfectos para ofrecer sensaciones fuertes por bajo precio. De esta forma nacía el concepto de los GTI. Capaces de ofrecer una excelentes cifras de venta gracias a conquistar el mercado joven con su mezcla de practicidad, precio contenido y sensaciones al volante. Así las cosas, no hubo ningún gran fabricante europeo que no hiciera su versión turbo o GTI sobre el modelo intermedio o compacto de la gama. En el caso de la marca de referencia para la industria italiana esto se hizo con el FIAT Uno Turbo.

Un modelo que, a pesar de haberse vendido bien, en verdad se entiende más como un modelo de escaparate que como un modelo de mercado masivo. Y es que con el FIAT Uno Turbo la marca aseguró una buena campaña de publicidad. Sumándose a la moda del turbo a la par que copaba no pocas páginas en revistas especializadas. Generando una imagen de potencia y calidad que, inevitablemente, contagiaba de buenas impresiones al resto de la gama de este compacto. Eso sí, en el caso de la versión FIAT Uno Turbo la potencia estaba en 105CV para 845 kilos. Coordenadas sólo aptas para conductores con veleidades de piloto a la hora de explorar los límites trazando curvas.

fiat uno turbo

UN MOTOR DE FIAT 128

Obviamente en el mundo de los coches hay mucha más pasión y subjetividad de la que nos gustaría reconocer. En ese sentido, los coches italianos suelen levantar encendidas posturas tanto a favor como en contra. Sin embargo, lo cierto es que hablando con mecánicos el motor del FIAT Uno Turbo se presenta como una pequeña joya para su segmento. Lejos de contar con el bloque FIRE (Fully Integrated Robotized Engine) este modelo montó un motor de 1’3 litros procedente del FIAT 128. Fundido en acero y con culata de aluminio, éste se remataba con un árbol de levas en cabeza y un sistema de inyección Bosch.

Todo ello para sus cuatro cilindros y ocho válvulas, llegando a 150 NM y una aceleración de cero a cien en 8’9 segundos con una máxima situada en torno a 200 kms/h. No obstante, su principal atributo residía en el turbo. Un japonés IHI que en la evolución i.e presentada en 1989 se cambió por un Garrett T2 con válvula Wastegate. Responsable de reducir la respuesta del turbo. Asegurando siempre un flujo de aire constante haciendo que no hubiera tanto retardo entre la petición de potencia y la entrega. Además, se montó un Intercooler para rebajar la temperatura del aire de admisión.

fiat uno turbo

Una mecánica vibrante en la estela de los pequeños FIAT preparados por Abarth, la cual se controlaba con frenos de disco ventilados delante y detrás. Además, en lo referido a la estabilidad se hizo un esfuerzo especial al colocar un puente trasero torsional. De esta forma el FIAT Uno Turbo tiene un giro rígido aunque con un recorrido de suspensión algo más largo detrás que adelante. Una buena idea, ya que no compromete tanto el comportamiento del mismo aunque el maletero vaya cargado con mucho peso. Otra de las razones por las que el FIAT Uno Turbo es uno de los pequeños GTI más interesantes de los ochenta. Con un chasis bien estudiado y una entrega progresiva del turbo que hacen su conducción tan vibrante como cómoda y agradable. En suma, una combinación de lo más equilibrada.

Fotografías: FIAT

P.D. Como sabrás si eres lector habitual de La Escudería ya hemos reseñado otras veces vídeos del excelente canal Power Art. Esta vez también lo hacemos recomendándote revisar el vídeo que Guillermo Alfonsín ha dedicado a un FIAT Uno Turbo i.e. Como siempre, su explicación es tan completa como pedagógica. Especialmente en lo mecánico, dando también un espacio a las cotizaciones del modelo en el mercado. Si te interesa este modelo no debes dejar de verlo.

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

51.1kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.2kFollowers