Liberty 750×184

Fiat Uno Turbo 1988 Modificado: Nervio extra para este GTI

El Fiat Uno Turbo es uno de esos pequeños y rabiosos GTI que definieron muy bien la deportividad accesible de los ochenta. Mucha potencia y poco peso, características que en esta unidad se ven aún más marcadas gracias a las modificaciones introducidas.



FOTOS FIAT UNO TURBO MODIFICADO: COLLECTING CARS

Los 80 fueron una década de locura para el automovilismo. La época de los grandes superdeportivos, coqueteos con motores de 16 cilindros, berlinas que parecían no tener en cuenta la existencia de los límites de velocidad… Una moda basada en potenciarlo todo, la cual también afectó a los pequeños utilitarios. Y es que, de repente, los anodinos urbanos se convirtieron en ligeros y rabiosos deportivos. Todo ello gracias a la magia de la inyección directa y el turbo. De esta forma, nada tenía que ver un sencillo Fiat Uno con un enérgico Fiat Uno Turbo.

Cilindrado hasta los 1’3 litros, esta versión vitaminada rendía hasta los 105CV gracias a su turbocompresor IHI. Potencia nada desdeñable si tenemos en cuenta su peso de tan sólo 845 kilos. En suma, la definición perfecta de los GTI ochenteros, marcados por motores peleones puestos sobre chasis ligeros. Verdaderas bombas deportivas a disposición de cualquier conductor con veleidades de piloto. Eso era el Fiat Uno Turbo.

No obstante, algunos parecen no tener bastante con estas prestaciones. Es por ello que muchas unidades fueron modificadas por sus propietarios, los cuales querían ir aún más lejos en ese concepto de utilitario de carreras. Así las cosas, este Fiat Uno Turbo de 1988 recibió serias modificaciones en su mecánica. También en las suspensiones y los frenos, algo que seguramente agradezca su nuevo propietario. Al fin y al cabo, el principal problema que siempre se achacó al Fiat Uno Turbo es que tenía demasiado motor para tan poco chasis.

FIAT UNO TURBO. DIVERSIÓN PARA EL DÍA A DÍA

Presentado en 1985, el Fiat Uno Turbo es uno de los pequeños GTI más recordados. De hecho, su éxito comercial alargó su vida una década a lo largo de dos generaciones visualmente muy diferenciadas. Eso sí, siempre manteniendo un corazón de cuatro cilindros en línea al estilo de otros muchos pequeños deportivos italianos pensados para enlazar curvas. Un éxito comercial con más de 50.000 unidades vendidas, entre otras cosas gracias a los encantos de un diseño firmado por Giorgetto Giugaro.

fiat uno turbo

Rectilíneo y anguloso, como marcaban los cánones de los ochenta, en la carrocería de este Fiat Turbo se integra un pequeño alerón que, junto a diversas pegatinas y unas interesantes llantas, evidencia su carácter deportivo frente al resto de la gama. Bajo sus formas, un motor derivado del Fiat Ritmo consigue subir hasta las 5750 rpm con una aceleración de 0 a 100 kms/h fijada en unos 9 segundos. Prestaciones interesantes para un coche tan pequeño, puesto que el mismo bloque-motor con el que se equipa al Fiat Uno Turbo fue el escogido para el Lancia Delta 1.5 LX.

De hecho, y como decíamos antes, justo ahí radica el principal problema del Fiat Uno Turbo. El hecho de que sus prestaciones vayan por delante de las capacidades del chasis, el cual digiere con problemas todo el nervio ofrecido por el motor. Algo que esta unidad modificada seguramente seguirá adoleciendo viendo sus características, pero que, al fin y al cabo, también es un carácter buscado por algunos amantes de estos pequeños GTI. Eso sí, siempre partiendo de la base de que todo ese chorro de diversión y pericia al volante lleva aparejada muy poca seguridad. En fin, todo tiene su precio.

FIAT UNO TURBO I.E. 1988 MODIFICADO

Si algo tienen estos deportivos populares es su facilidad para ser transformados. Una de las múltiples razones por las que los aficionados al motor deportivo sienten verdadera devoción por estos GTI ochenteros. En este sentido, lo que tienes delante es una unidad del Fiat Uno Turbo ensamblada en 1988, la cual acaba de ser subastada en el Reino Unido tras haber experimentado ciertos cambios de envergadura. Para empezar, bajó el capó encontramos un motor reconstruido por el especialista Avanti Motorsport, el cual le adjuntó un turbo híbrido Turbo Technics.

Se han reconstruido los inyectores, instalado un nuevo y más eficiente árbol de levas, una culata firmada por Hodson Engineering y un sistema de escape más fluido. Novedades con las que el rendimiento de este Fiat Uno Turbo ha tenido que mejorar, aunque no se han ofrecido datos. Además, también se han equipado nuevas pastillas de freno y una barra estabilizadora. Elementos que tienden a mejorar el comportamiento dinámico de un coche más bien peleón.

Un carácter seguramente más marcado gracias a un nuevo embrague rápido y unas suspensiones rebajadas. Sin duda una serie de modificaciones que hacen de este Fiat Uno Turbo una pieza bastante original, más aún si contamos que, ya de por sí, tan sólo se hicieron unas 200 unidades con el volante a la derecha, de las cuales poco más de 30 quedan aún con permiso de circulación. Si quieres uno igual, ahora mismo lo tienes imposible. Pero ojo, porque al fin y al cabo antes hemos dicho que estos modelos son muy queridos, precisamente, por ser tan fácilmente personalizables.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Mini Cooper 1300 de 1991. Clásico joven en Catawiki

Post siguiente:

Volkswagen T2 PaCoMobil de 1974: Camperizada en México