volvo 262 bertone
in

Volvo 262C Bertone. Un «personal luxury car» a la europea

Hay imágenes que resumen un estado de las cosas, toda una época. Una de ellas se produjo el pasado 2010. En ella, un sonriente y entusiasmado directivo chino estrecha con fuerza la mano de un desubicado ejecutivo de la Ford. La media sonrisa de este último sólo consigue acentuar aún más lo poco agradable de su situación. Una instantánea sobre cómo la pujante economía china va haciéndose con el control de más y más parcelas de la economía occidental. Y es que la fotografía refleja el momento en que Ford vendió por 1.341 millones de euros su filial Volvo Cars al fabricante chino Geely.

Una operación con la que el gigante norteamericano se deshacía de la histórica empresa sueca, la cual adquirió en 1999 por unos 6.000 millones de dólares. Sin embargo, la relación entre ambas empresas viene de lejos. Una relación marcada por el eterno interés de Ford por desembarcar en Europa, usando empresas de raigambre en el continente para ello. En ese sentido, un equipo de directivos liderados por Henry Ford II acudieron a la fábrica de Volvo a mediados de los setenta. Una visita que, en el caso del jefe de la Ford, se hizo a los mandos de un Lincoln Continental Mark IV. El espectacular dos puertas de casi seis metros de largo en la línea de los pesados coupé de lujo americanos.

De hecho, este concepto de automóvil impresionó tanto a los suecos que enseguida se pusieron manos a la obra. Al fin y al cabo, en materias como el tamaño, la robustez y los acabados Volvo podía competir. Más aún si tenemos en cuenta que los grandes coupés de lujo eran en los setenta una especie casi desconocida en el Viejo Continente. Un tipo de vehículo sin apariencia familiar pero tampoco deportiva, donde la comodidad y la potencia se ponían al servicio de largos viajes por autovía. Un concepto que representa a la perfección el Volvo 262C. El fruto de la colaboración entre la empresa sueca y el carrocero Bertone.

VOLVO 262C BERTONE. UN PERSONAL LUXURY CAR A LA EUROPEA

Personal Luxury Car. Éste es un tipo de automóvil poco extendido dentro de las gamas europeas, pero que desde los 50 se presenta como el tope de gama de las mejores empresas de Detroit. Pensados para priorizar la comodidad en marcha por encima del comportamiento, estos coches cuentan con carrocerías enormes a pesar de tener sólo dos puertas. Algo que, junto a la aplastante potencia de sus motores, puede hacer pensar en veleidades deportivas que, en verdad, se encuentran muy lejos de sus objetivos.

Entre sus mejores exponentes están el Ford Thunderbird y el espectacular Lincoln Continental Mark II. Pero también algunos europeos exportados con cierto éxito más allá del Atlántico como el Mercedes 450SL. Posiblemente el mejor europeo en cultivar este concepto. Eso sí, siempre ajustado a unas medidas mucho más mesuradas que los americanos originales. No obstante, al Volvo 262C hay que reconocerle el entrar a este segmento sin los complejos del Mercedes. Y es que, a pesar de su esencia sueca y su carrocería italiana, este fruto de la unión entre Volvo y Bertone no ahorra en medidas.

Casi 5 metros de largo, con una batalla de 2’6 y un peso de 1.440 kilos. Poco si lo comparamos con los 2.388 kilos de un Continental Mark IV, pero bastante si tenemos en cuenta lo que entendemos por coupé en el mercado europeo. Aunque, dicha sea la verdad, el presidente de Volvo Pehr Gyllenhammar pensó en el 262C como un producto más bien dirigido para el mercado americano. Un vehículo capaz de asemejarse a ciertos emblemas del automovilismo americano, pero con el exotismo que una mecánica europea y una terminación italiana le dan en los Estados Unidos.

262C. PRIMERA COLABORACIÓN ENTRE BERTONE Y VOLVO

Volvo siempre ha contado con una imagen muy personal. Rectilíneos y sencillos, sus modelos lucen un diseño donde la imagen de robustez y seguridad se prioriza por encima de cualquier otra. Una imagen de marca que, en ocasiones, ha sido suavizada por Bertone. De hecho, la relación entre ambas marcas es de lo más interesante, contando con prototipos como el Tundra de 1979. Un compacto futurista pensado por Marcello Gandini que posteriormente sirvió como base para el Citroën BX. No obstante, la colaboración entre ambas viene desde 1977 con el 262C.

Una colaboración en la que Volvo pidió ayuda a Bertone para convertir su sedán en un modelo de dos puertas donde detalles como el vinilado del techo suponen claros guiños al mercado americano. Algo que estéticamente consiguieron, acompañándolo de una mecánica V6 desarrollado de forma conjunta entre Peugeot, Renault y la propia Volvo. Con una cilindrada de 2’7 litros, es capaz de entregar unos mesurados 140CV pensados para ir con calma. Más aún en las unidades con cambio automático, en las cuales se acentuaban aún más la comodidad y la entrega progresiva de la potencia.

Características que gustaron en los Estados Unidos, cuyo mercado asimiló más de la mitad de las ventas del Volvo 262C. Un éxito que animó a la empresa a seguir en este segmento. Eso si, dándole un carácter mucho más europeo y elegante. El resultado fue el 780 Bertone de 1985. Un precioso 2+2 con motor de 4 cilindros en línea y opciones turbodiésel. Un coche mucho más indicado para el mercado europeo, lo cual acentuó aún más la personalidad americana de su antecesor: el 262C Bertone. Un automóvil tan inesperado como original.

Fotografías: Volvo

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

49.4kFans
1.6kFollowers
2.4kFollowers
3kFollowers