Retro Classics: De Stuttgart al cielo

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184
[alert type=’info’] Si todavía no conoces Retro Classics, haz click aquí para una contextualización más detallada… [/alert]

Con la implantación en su municipio de las dos fábricas de coches más representativas de Alemania, como son Mercedes-Benz y Porsche, la ciudad de Stuttgart ofrece los mayores alicientes para atraer a miles de aficionados al automovilismo de todo el mundo. Con sus museos respectivos en los arrabales de Cansstatt y Zuffenhausen, las dos marcas rivalizan en presentar en Retro Classics lo mejor y más nutrido de su patrimonio histórico.

Aunque a lo largo del año se celebran acontecimientos especiales en torno al centenario de Maserati, el título genérico para la última edición de Retro Classics celebrada del 13 al 16 de marzo de 2014 era muy elocuente acerca de lo que esperaba al visitante: «La legendaria carrera de Le Mans y 120 años de competición automovilística».

Título que abre el telón para las presentaciones de Porsche, su historia en Le Mans, y de Mercedes-Benz, que celebraba sus 120 años de historia en competición. Ambas casas han prestado especial atención al desarrollo de la competición como vía de mejora de los modelos de producción a través de la técnica y la innovación necesarias en los coches de carreras.

El elefante blanco Mercedes-Benz SSK infatigable en sus apariciones
El elefante blanco Mercedes-Benz SSK, infatigable en sus apariciones

El pabellón No 7 acogía la exposición Mercedes-Benz, mientras que Porsche ocupaba un buen espacio del pabellón No 4. Los stands oficiales de las dos marcas estaban bien arropados por representaciones de clubes en sus proximidades que ocupaban tanto o más espacio que las casas matrices.

En los años treinta, las estrellas del universo automovilístico eran los modelos S, SS, SSK y SSKL de Mercedes-Benz, con su nombre genérico de Flechas de Plata. Sin embargo, la marca alemana cogió por sorpresa a todos los observadores al no acudir a Retro Classics con ningún coche de su época dorada y, lo que es más, con ningún coche clásico.

En esta ocasión ha preferido tener la originalidad de hacer hincapié en lo más joven de sus coches de carreras y en las versiones deportivas de sus vehículos de producción, las AMG. De ese modo, se orienta hacia un público más joven como clientela del futuro.

En su stand la bandera de España estaba representada en el AMG C coupé (C 204) de 2012 pilotado por Juncadella en el campeonato DTM. El motor de 8 cilindros en V y 4 litros de cilindrada tiene una potencia de 500 CV y permite al coche alcanzar la velocidad de 310 Km/h.

Battista Farina no sólo diseñó coches deportivos. La prueba, un lujoso Mercedes-Benz 300b
Battista Farina no sólo diseñó coches deportivos. La prueba, un lujoso Mercedes-Benz 300b

Como parte de su presentación en Retro Classics, el director del Porsche Museum había declarado a la prensa que

«Porsche se ha distinguido en la historia del circuito de 13,65 kilómetros de las 24 horas de Le Mans, figurando por delante de Ferrari y Audi en la lista de ganadores de la prueba de resistencia. Después de una larga ausencia, la misión de Porsche en 2014 es: el regreso.»

De ese modo, el Porsche Museum se enorgullecía de llevar al salón varios de sus coches participantes en las 24 horas de Le Mans, entre ellos el famoso «cerdo rosa» así conocido por haber estado patrocinado por un industrial del sector cárnico que pintó su Porsche 917 simulando las porciones del despiece de un cerdo.

El coche en cuestión se caracteriza por ser el único ejemplar de la serie 917 que es un híbrido entre los cola corta y los cola larga, con una línea aerodinámica a mitad de camino entre las dos versiones. Con su conocido y temible motor de 5 litros y 600 CV, alcanzaba los 360 Km/h en las rectas de
Le Mans.

Porsche 917/20 cerdo rosa, muy admirado
Porsche 917/20 cerdo rosa, muy admirado

Grandes conductores del ASC y 60º aniversario del Alfa-Romeo Giulietta

Las siglas corresponden a Allgemeine Schnauferl-Club, fundado en Nuremberg en 1900. El club para la preservación del automóvil como producto cultural organizaba una exposición de fotos de Pietsch, Caracciola y Herrmann en el altillo del Pabellón No 1. También exponía un Mercedes-Benz SSK de la época Caracciola y un Porsche Carrera Abarth, con el que Herrmann participó en varias carreras. Se completaba la exposición con vitrinas llenas de objetos de época, como trofeos, cascos, guantes, gafas y monos de los pilotos mencionados.

Por otro lado, es una ocasión apropiada para recordar que el nombre Alfa son en realidad las siglas de Anonima Lombarda Fabbrica Automobili, inicialmente escrito como A.L.F.A. El Alfaclub Deutschland hacía coincidir las festividades con el 30 aniversario de la creación del club.

Destacaban en el Pabellón No 4 varias evoluciones del modelo, observadas en las modificaciones de la carrocería, desde uno de los primeros ejemplares de 1954 hasta los conocidos Sprint de 1959 y Sprint Veloce de 1961, pasando por Turbodeltas de 1983 hasta llegar a los últimos Giulietta MY de 2014. Aunque era más llamativo el 1900 Zagato de un expositor privado.

Porsche 356 Abarth de Hans Herrmann
Bonito Alfa-Romeo 1900 Zagato
1- Porsche 356 Abarth de Hans Herrmann
2- Bonito Alfa-Romeo 1900 Zagato

El Pabellón No 4 de Retro Classics es también conocido como Pabellón Porsche, en honor a la fábrica de Stuttgart.

Igualmente en el Pabellón Porsche estaba presente uno de los clubes más importantes de Alemania y de Europa, el AvD, cuyo origen tenemos que buscarlo remontándonos a 1899.

LA ANATOMÍA DEL TRACTOR

Fue una exposición de tractores que rendía homenaje al papel del tractor en el progreso de la humanidad, con ejemplares especialmente seleccionados entre los más antiguos que han sobrevivido. Destacaban en un stand muy bien ambientado un Landini prototipo de 1925, que daría paso a la producción de tractores de la marca italiana entre 1927 y 1932, con motor de una potencia estimada entre 25 y 30 CV. A su lado, destacaba un Lanz Bulldog de 1926, monocilíndrico de 15 CV.

El pabellón No 8 estaba repleto de camiones y autobuses, así como de motocicletas, pero esas especialidades deberemos saltarlas debido al gran número de alicientes sin salir de los automóviles. Mencionaremos de pasada que tampoco faltan los representantes clásicos del mundo de la náutica, especialmente las lujosas embarcaciones de recreo Riva, consideradas los Rolls-Royce de los mares.

Camión Mercedes del club ADAC
El tractor Landini escala a la categoría de clásico
1- Camión Mercedes del club ADAC
2- El tractor Landini escala a la categoría de clásico

Con 100.000 metros cuadrados disponibles para los 1.428 expositores nacionales e internacionales, Karl Ulrich Herrmann podía declararse satisfecho en la rueda de prensa inaugural de Retro Classics, que ya se organiza por una sociedad completamente independiente de Messe Stuttgart, aunque ciertamente con buena cooperación entre ambas. Al cerrar sus puertas, el salón había recibido 80.000 visitantes, que dejaron más de un millón de euros en taquilla. El 11% de los asistentes llegaron de países distintos de Alemania, siendo los más representados los suizos seguidos de los franceses y austriacos.

De las ventas realizadas, un 4% superaban el valor de 100.000,00 euros.

En el luminoso Atrio de las modernas instalaciones de Messe Stuttgart, con grandes superficies acristaladas que dejan entrar la luz natural del jardín central por donde discurre una cascada artificial de agua, daba la bienvenida a los visitantes que accedían por la zona Oeste un espectacular Delahaye 135 de 1938 con carrocería Figoni et Falaschi, perteneciente a la colección Mullin de California.

Delahaye Figoni et Falaschi, ha viajado desde California
Delahaye Figoni et Falaschi, ha viajado desde California

Bugatti Royale, entre innumerables alicientes

Unos pasos más abajo tenía lugar la exposición especial de coches franceses cuyo núcleo central lo ocupaba un majestuoso Bugatti Royale. Pero no uno cualquiera.

En una animada y rica conversación, Daniel Lapp, historiador de la marca Bugatti y conservador del coche, explicaba con todo detalle a este cronista la historia de un coche tan singular.

Se trata nada menos que del Royale prototipo construido por Ettore Bugatti en 1926 para conseguir una clientela elegida entre las monarquías europeas; de ahí el nombre de Royale, ya que iba a ser destinado a los reyes. Con ese coche, Bugatti viajó con su hijo Jean a presentarlo a varias cortes europeas, como la española o la sueca.

Los viajes de presentación fueron un fracaso, puesto que no consiguieron vender ningún automóvil a los monarcas europeos y, como sabemos, se fabricarían muy pocos ejemplares. El proyecto fracasó debido a la crisis de 1929, según Lapp.

La semejanza del Bugatti Royale reconstuido con el modelo de origen es meritoria
La semejanza del Bugatti Royale reconstruido con el modelo de origen es meritoria

El Royale prototipo tendría una vida ajetreada, ya que Ettore Bugatti se durmió al volante y se estrelló contra un árbol, destruyendo la parte frontal del coche y causando grandes daños no sólo en la carrocería, sino también en la mecánica. Bugatti siempre se avergonzó de aquel episodio y enterró el coche accidentado en un rincón de la fábrica.

Muchos años después, fue adquirido por un coleccionista americano. O mejor dicho, lo que quedaba de él, ya que se había ido desmantelando para aprovechar sus piezas en otros Royale.

Sin embargo, el bastidor es original, así como también parte de la mecánica. La carrocería, por el contrario, es completamente nueva, pero reconstruida siguiendo meticulosamente los planos originales.

La denominación completa del coche es Bugatti Tipo 41 Royale Packard Prototipo. Su peso es de solamente 3.200 Kg y la mención Packard hace referencia a su primera carrocería. El Sr. Lapp era tan amable de exponer en público una foto del prototipo con Ettore Bugatti a caballo, acompañado de su hijo Jean al volante del Royale.

La presencia real la representaba un Bugatti Royale de 1926
La presencia real la representaba un Bugatti Royale de 1926

A mi pregunta más directa y espinosa, el Sr. Lapp contestó de modo igualmente breve y directo:

– ¿Qué porcentaje le queda al coche de su originalidad inicial?

– Un 60%

Uno de los alicientes de Retro Classics son los paseos por los altillos, que permiten descubrir vistas panorámicas magníficas de los pabellones, nutridos de la más selecta mercancía.

Algunos comentaristas reprochan al salón la abundancia de Mercedes-Benz y Porsche en venta. Es un reproche que, en realidad, es un piropo ya que los ejemplares son tan abundantes como excepcionales. Si alguien tiene intención de adquirir un Mercedes-Benz SL o un Porsche 911, debería primero dar un paseo por los pasillos de Retro Classics.

De izquierda a derecha, seis M-B 300 SL, lo difícil es elegir
Dificil la elección entre un 300 SL Gullwing o uno descapotable
1- De izquierda a derecha, seis M-B 300 SL, lo difícil es elegir
2- Dificil también la elección entre un 300 SL Gullwing o uno descapotable

MERCEDES Y PORSCHE POR DOQUIER

Posiblemente no exagero en la apreciación de que en la actual edición de Retro Classics se encontraba la selección de mayor calidad del mundo en Mercedes-Benz SL, tanto en la versión cerrada «Alas de Gaviota» como en la versión descapotable, que algunos prefieren denominar como Roadster.

Es curioso observar que tan sólo hace unos años el Alas de Gaviota doblaba el precio del Roadster, mientras que en la actualidad el descapotable distancia al coupé. Muchos clientes explican el cambio debido al calor en el habitáculo del coche cerrado, a veces insoportable, mientras que el abierto es más fresco y se le puede adaptar un techo duro en caso de necesidad.

Citaremos tan solo a algunos especialistas que exponían una paleta inigualable de SL: HK Engineering, Kienle, Stickel y Mechatronik Trade. Los precios no se indicaban en la presentación de los coches porque, como sabemos, quien tenga necesidad de preguntar el precio no podrá comprarlos.

Con el accesorio del techo duro, el 300 SL pone de acuerdo a los partidarios del coupé con los defensores del descapotable
Con el accesorio del techo duro, el 300 SL pone de acuerdo a los partidarios del coupé con los defensores del descapotable

Por ejemplo, el ejemplar rojo tipo W198 a la vista de los lectores, con techo duro negro, es un coche prácticamente por estrenar porque sólo tiene 11.954 Km.

Mercedes-Benz llenaría no sólo de manera integral esta crónica, sino una enciclopedia, de modo que la despediremos con un modelo excepcional, el 300b Pininfarina coupé de 1955 que pueden observar más arriba, premiado en el concurso de elegancia de Pebble Beach de 1992.

En un artículo exclusivo, descubríamos en primicia a los lectores de La Escudería el Porsche 918 híbrido prototipo. En Stuttgart ya se podían admirar sus versiones de calle, que nos permiten descubrir las diferencias de acabado del modelo definitivo, siendo las más aparentes los espejos retrovisores y los tubos de escape saliendo por encima del motor.

El Porsche 918 se exponía codo a codo con su posible rival, el Mercedes-Benz AMG Vision Gran Turismo, al que le queda mucho desarrollo por delante antes de llegar a los concesionarios.

Porsche 918 Spyder, ya disponible en versión de calle
Porsche 918 Spyder, ya disponible en versión de calle

Con tanto y tan variado contenido, en un ejercicio de síntesis se impone un breve recorrido por todos los pabellones para no olvidar ninguno:

→ Atrio: Coches de marcas francesas, en particular Bugatti Royale.

→ Pabellón No 1: Comerciantes de prestigio internacional, restauradores, accesorios, lanchas rápidas Riva

→ Altillo: Comerciantes nacionales, exposición Pietsch y Herrmann

→ Pabellón No 2: Centro de conferencias

→ Pabellón No 3: Restauraciones y accesorios

El Lamborghini Countach de la primera serie, con los guardabarros sin desfigurar, se esta apreciando considerablemente
El Lamborghini Countach de la primera serie, con los guardabarros sin desfigurar, se esta apreciando considerablemente

→ Pabellón No 4: Clubes nacionales e internacionales. Porsche Museum

→ Pabellón No 5: Coches de los Estados Unidos y accesorios

→ Pabellón No 6: Automanía, modelos, literatura del motor

→ Pabellón No 7: Mercedes-Benz y clubes

→ Pabellón No 8: Motos, camiones, autobuses. (Destacaremos un modelo especial de Mercedes-Benz para el ADAC)

→ Pabellón No 9: 10.000 metros cuadrados para piezas de repuesto y accesorios

Pocas marcas presumen de resistir un siglo como Maserati
Un clásico de Zagato, el ligero Lancia Apia
1- Pocas marcas presumen de resistir un siglo como Maserati
2- Un clásico de Zagato, el ligero Lancia Apia

En cada esquina y en cada rincón de Retro Classics el visitante descubrirá coches que atraerán su atención. Mencionaremos algunos ejemplos:

♦ Fiat 850 Abarth Spider con carrocería Allemano, de 1958, en venta por 59.000,00 euros;

♦ Maserati 300S de 1955 con carrocería Fantuzzi, bastidor 3051;

♦ Lancia Apia de 1962 con carrocería Zagato, en venta por 98.000,00 euros o

♦ Lamborghini Countach LP 400, primeras series de 1974

Allemano también carrozó con éxito algunos Fiat
Allemano también carrozó con éxito algunos Fiat

Las entradas a 16,00 euros para los adultos y 12,00 euros para los jóvenes de 6 a 15 años (hasta 6 años gratis) ofrecen mucha compensación. El aparcamiento de coches construido en un puente sobre la autopista es por sí mismo un espectáculo y una amplia zona es reservada a las puertas de la feria para los visitantes que lleguen conduciendo coches clásicos.

Sólo me queda recomendar a los lectores que se abstengan de visitar Retro Classics. La afluencia de público es tan masiva que la circulación por los pasillos requiere paciencia, es difícil hacer fotos de los coches que no estén ocultos por una marea humana y, aunque los restaurantes son numerosos, es preciso hacer cola. Mi único deseo es que el número de visitantes disminuya para poder disfrutar mejor del salón, pero estoy convencido de que seguirá sucediendo lo contrario.

AMG Vision, para competir con el Porsche 918
AMG Vision, para competir con el Porsche 918

Valoración

INTERÉS DESDE UN PUNTO DE VISTA…

del automóvil histórico:10/10
de mercado de piezas y complementos:10/10
del modelismo:10/10
Confort de las instalaciones:10/10
Comunicaciones, accesos, facilidades hoteleras:10/10
Atención al público:9/10
Presentación, ambientación, acceso a los stands:10/10

INCONVENIENTES: Gran número de visitantes, en particular el sábado. Pasillos interiores congestionados en algunos puntos. Toma de fotos sin obstáculos laboriosa.
 
 
 
 

Valora esta crónica y ¡Comenta!

Catawiki 750

3 Comentarios

  1. Antonio Silva
    Mar 19, 2014 en 18:52 — Responder

    Fantastico Mario, sabia que estabas alli, y tenía que haber llamado a Javier para que me diese tu telefono y haberte visto, suscribo todo lo que dices.

    Como no te vi, le compre tu libro a un ingles que los vendia a precios «populares»….

    En el Pabellon 1 hay que destacar la poca presencia de preguerras, pero la calidad de los expuestos, como el citado SSK, el Hispano H6 (Creo), el magnifico Packard Coupe cabrio, ó el Auburn Speedster. Y no olvidarse de los espectaculares Horch de Horch classic, si bien para mi gusto, estaban demasiado bien «recontruidos»

    Del pabellon de Clubes y como la cabra tira al monte, jjj, destaco el magnifico stand del «Autounion Veteranen Club Internacional», con un precioso y rarisimo DKW Monza ó un 1000Sp Roadster.

    Comparada con Essen, creo que aunque sobre el papel es más pequeña, realmente es casi tan grande y sobre todo mucho más sencilla de ver. Todo muy ordenado, pabellones perfectamente alineados con zonas claras y definidas. El unico «pero», de momento, que las marcas no montan los grandisimos espectaculos que ponen en ESSEN.

  2. Francisco Carrión
    Mar 20, 2014 en 10:45 — Responder

    Excelente repor, como siempre.

    Quería comentar una cosa sobre el Bugatti Royale. Se comenta que la carrocería es una réplica siguiendo los planos originales… pues espero que no! quiero decir, la carrocería que monta, al igual que el primer prototipo, es una procedente de un gran Packard de los años 20 (probablemente un twin six), por lo que supongo que al crear este coche lo que habrán hecho habrá sido crear unas nuevas aletas y capó e instalar una carrocería Packard como se hizo entonces, pues seguro que es más fácil encontrar una a la venta en USA que construirla nueva desde cero.

  3. Jun 20, 2014 en 16:21 — Responder

    doy fe que es una buena retro,,lastima que no pudiera hacer todas las fotos que hubiera querido. el proximo año la disfrutare los dos dias. buen reportaje,,gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Próxima exposición sobre Citroën CX en el MHAS

Post siguiente:

Crónica: I Salón Retro Málaga