concentracion clasicos arganzauela
in

Encuentro solidario de vehículos clásicos en Arganzuela

[su_dropcap style=»light» size=»2″]E[/su_dropcap]l día cuatro de Enero, primer domingo de 2015, tuvo lugar en Madrid una gran concentración de motos y coches clásicos con dos claros objetivos: por un lado mostrar una buena parte de nuestro patrimonio histórico automovilístico a los madrileños y, por otro, y más importante, menos lúdico y más solidario, aportar víveres no perecederos a los bancos de alimentos para su distribución entre quienes necesitan que se les eche una mano en estos tiempos tan duros.

Apoyando la campaña «Operación Kilo. Un kilo de comida, un millón de gracias», cientos de aficionados fueron acudiendo con sus automóviles clásicos al punto de reunión, el emblemático edificio La Casa del Reloj en el Paseo de la Chopera. Se trata de la actual sede de la Junta municipal del distrito de Arganzuela y centro neurálgico del complejo conocido como Matadero, espacio que durante buena parte del siglo pasado albergó una serie de construcciones dedicadas al abastecimiento de alimentos y matadero municipal de ganado de la capital. Actualmente se encuentra dedicado al fomento de la cultura y el arte y forma parte de la zona denominada Madrid Río.

concentracion clasicos arganzauela
La plaza de la Casa del Reloj (Foto: AnchoaFoto)

Las motos y coches fueron ocupando las plazas de estacionamiento alrededor del edificio hasta que se saturaron. Suerte que es una zona con suficientes espacios libres, y se habilitó un nuevo aparcamiento improvisado junto al Palacio de Cristal, antiguo almacén de patatas y actual invernadero municipal.

La concentración estuvo organizada por el Ayuntamiento de Madrid, el Club de Amigos del Renault 4/4 y el Veteran Car Club de España, entre otras entidades. En particular, siempre que este último club está implicado se tiene la garantía de una participación de calidad donde se podrán encontrar buenas piezas, como así fue, destacando las que les comentaremos a continuación.


[=»Anuncio» =»
.
 
» «» «url:https%3A%2F%2Fwww.escuderia.com%2Fcontacta-con-la-escuderia%2F||target:%20_blank» «» =»» «0» =»» =»no-border» _width=»1″ =»#1e73be» =»#222222″ =»#ffffff» =»2″ =»50″ =»#333333″ =»»]

Los veteranos

Comenzamos por los más antiguos. Estos se situaron en los laterales de acceso a la entrada principal y delante de la fachada donde se encuentra la torre del reloj. Allí lucía el más veterano de la reunión, un precioso Berliet de 1921 junto a un Ford A del 29, de los fabricados en España. También vimos otro Ford en color verde, un B Model del 33 en este caso. Junto a ellos varios ejemplares de Citroen 11, entre los que llamaba la atención un Cabriolet verde de 1933. Enfrente lucía orgulloso otra unidad de la marca francesa del doble chevron, un C4F de 1930 escoltado por un Fiat Balilla de los años treinta.

Uno de los coches que más admiración despertó entre los fabricados en la vieja Europa fue un precioso Bentley Derby negro del 37, época en la que Rolls Royce se había hecho cargo de la marca de la «B» alada. Este automóvil, que pueden ver en la foto de cabecera, conjuga a la perfección la elegancia y la deportividad tal como se interpretaba en aquellos años.


[pro_ad_display_adzone id=»41633″]
 

Made in USA

La representación de los autos producidos en el nuevo continente fue nutrida y de categoría. Sobresalían entre todos un vetusto Buick Eight del 38 y un Chevrolet Special del 41. En la zona de aparcamiento colindante encontrábamos un Chrysler Windsor del 47 en color negro, del que por un momento, con los ojos cerrados, creí ver salir a un torero con toda su cuadrilla camino de la plaza.

De los cincuenta había un llamativo Ford Crestline del 54 y un ostentoso Cadillac color caramelo del mismo año. Aunque eran mucho más modernos, llamaban la atención dos gigantescos Station Wagon de los llamados «woodies», osea, con los laterales en madera (de imitación en este caso), un Ford LTD del 70 y un Chevrolet Caprice de mediados de los ochenta. Sinceramente, he visto apartamentos más pequeños.

Autos Europeos

De los producidos en las islas británicas acudieron interesantes modelos: varios Jaguar deportivos, como un XK150 convertible o un XJS coupé bastante más moderno; un MG Midget y su primo hermano el Austin Healey Sprite; varios Triumph, un Spitfire, un TR4, un TR7 y un Range Rover V8 del 82 exquisitamente restaurado.

Como curiosidades se pudieron admirar un minúsculo BMW Isetta, un Datsun 240Z, célebre deportivo nipón muy difícil de ver por estas latitudes, o un bonito Peugeot 203 Cabriolet americanizado con una singular calandra Robri, empresa dedicada a la fabricación de piezas para «tunear» estos autos en los años cincuenta.

Pudimos ver algunos modelos escandinavos, como un Saab 96 dotado de su petardeante motor de dos tiempos, un Volvo Amazon B18 de los 60 y un 1800 ES con su característico portón en el maletero, modelo muy poco conocido en nuestro país.

encuentro solidario clasicos
Peugeot 203 C Cabriolet de 1955 (Foto: AnchoaFoto)

Un deportivo que nunca falta en este tipo de reuniones es el Porsche 911, del que por supuesto estaban representadas varias de sus generaciones. Sin duda la mejor unidad fue una de competición con la que acudió Klaus Bohrer, expresidente del Club Porsche España e importante coleccionista. Mercedes Pontones, Colas y Pagodas lucieron palmito y estrella por el recinto, así como algunos BMW E24 (serie 6), E30 (serie 3) y un codiciado Z1 rojo, precursor de la exitosa gama de roadsters de la firma bávara.

Lo nuestro

También estuvo presente un Hurtan, peculiar automóvil que se fabrica actualmente en Almería de forma totalmente artesanal, inspirado en los Morgan británicos y montado sobre bastidor y mecánica de Renault Clio, pero en este caso sobre un 4L del 89.

Entre los clásicos populares, acudieron una legión de Seat 600 y de Renault 4/4 animados por sus respectivos clubes, así como interesantes unidades del Renault Dauphine y su sucesor, el R-8. También estuvieron presentes un simpático Seat 1500 «Taxi de Madrid» con taxímetro de época incorporado y una de las escasísimas unidades del 1430 Ddauto, un matagigantes de los setenta.

Les aseguro que todos los que participamos en el evento disfrutamos de una magnífica (y fresca) mañana de domingo contemplando nuestros vehículos en un maravilloso y más que apropiado entorno. Fue un salto en el tiempo a una época radicalmente distinta en la que el parque móvil de la ciudad lo conformaban auténticas obras de arte.

Qué te ha parecido?

Carlos Sanz

Escrito por Carlos Sanz

Nací en Madrid en 1964, el momento y el lugar equivocado para un aficionado a los coches. Es de sobra es conocido que en esa época, a pesar de coincidir con la expansión económica española y de que el parque automovilístico aumentó considerablemente, la oferta de modelos era... Ver más

6 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

49.1kFans
1.6kFollowers
2.4kFollowers
3kFollowers