Liberty 750×184

Adrenalina a las 4 Ruedas: Audi Quattro S1

Hay que ser preciso con las palabras: No es lo mismo oír que escuchar. No es lo mismo conducir que pilotar. Hay que ser cuidadoso con las palabras para no llamarnos a engaño, para no pensar que lo difícil es fácil. En el automovilismo hay coches a los que les vale con ser conducidos, mientras que otros exigen ser pilotados. Hoy te traemos uno de éstos últimos: el Audi Quattro, con su sonido y el increíble juego de pies de Walter Röhrl, entre otros... ;)

Retromovil 2020 Medio


Tan sólo 5 años, los que van entre el ’81 y el ’86, le bastaron a Audi para asentar la leyenda de uno de los coches de rally más apreciados y admirados de la historia: el Audi Quattro. Un devorador de pistas de tierra y asfalto con un palmarés envidiable: dos campeonatos del mundo de constructores, otros dos de pilotos y un total de 23 victorias en las 63 carreras disputadas en el Campeonato Mundial de Rally.

Basado en el Audi 80, el Quattro fue presentado en 1980 con dos motorizaciones -una de 203CV y otra de 223CV-, estando en producción hasta 1991. Este pionero de la tracción integral en vehículos deportivos se convirtió en uno de los modelos más valorados en la historia de Audi, siendo el Quattro Sport de 1984 -con 306CV- la versión más deseada.

Una versión de chasis corto de la cual se fabricaron poco más de 200 unidades, para cumplir así con las reglas del GrupoB de rally, las cuales exigían la producción de al menos dos centenares de unidades “de calle” para la participación del modelo en la prueba del Campeonato Mundial de Rally. Vamos a verlo «en acción» sobre pistas de tierra; te aseguramos a veces no sabemos si rueda o vuela…

POTENCIA A LAS “QUATTRO” RUEDAS

En 1978 comenzaba el por entonces desconocido París-Dakar, y en 1980 lo ganaba un coche con tracción integral desarrollado por ingenieros de Audi para el Ejército Alemán: el Volkswagen Iltis. Ése fue el inesperado comienzo de la tracción Quattro. El ingeniero Ferninand Piëch estaba convencido de que, aunque la tracción integral aumentaba notablemente el peso del coche, ésta proporcionaría prestaciones notables en terrenos como la nieve o la arena. No se equivocaba, al fin al cabo… tenía madera de diseñador efectivo: era el nieto de Ferry Porsche.

Aunque la primera experiencia con la tracción integral en Audi fue algo casi inesperado y “por la puerta de atrás”, la marca de los cuatro aros vio el potencial que ésta tenía en competición. Por ello convencieron a la FIA de levantar el veto a los vehículos de tracción a las cuatro ruedas en las pruebas de rally. Lo consiguieron, y en 1980 una versión participaba como “vehículo cero” en el Rally de Algarve.

Las motorizaciones fueron algo más o menos fácil, con motores turbo de 2’2 litros y cinco cilindros en línea, capaces de rendir desde los 200CV en la versión de calle, hasta los 300-500CV en las de competición. Otra cosa sería gobernarlos tras las drásticas reducciones de peso que supuso la escalada de velocidad del Grupo B. Veamos a lo que nos referimos:

HITO MECÁNICO, ÍDOLO EN LA PISTA

El Audi Quattro debutó en competición en el Rally de Montecarlo de 1981, alargando su existencia hasta 1986 a través de cinco evoluciones culminadas con el lanzamiento del Quattro S1 que hoy traemos a estas páginas digitales. Ganó el Campeonato Mundial de Marcas en 1982 y 1984, y llevó a lo más alto del Mundial de Pilotos a Mikkola en 1983 y a Blomqvist en 1984 (aunque probablemente quien mejor lo llevaba era la piloto Michelle Mouton).

En sus cinco años de vida antes de ser sustituido por el Audi 200, el Quattro dejó una huella imborrable como uno de los coches de rally más míticos de la historia, además de fijar en la historia de Audi el que es uno de sus logros más sonados: la tracción Quattro.

Usando la razón, uno puede maravillarse de los logros de los ingenieros de Audi. Pero usando la emoción uno no puede más que asombrarse del sonido del motor, la adrenalina de un trazado de rally y el increíble juego de pies de un Walter Rörhl que no se sabe si pisa los pedales o baila con ellos. Y es que, como decíamos antes… hay que ser preciso con las palabras: no es lo mismo conducir que pilotar.

reunion coches clasicos venturada
Audi Quattro de serie, base del Sport Quattro y del S1, que hemos dado por hecho que lo conocíais. Por si acaso! 😉 (Foto: Anchoafoto)
Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Honda NSX: Rescate en el Bosque

Post siguiente:

SEMA 2017: Repasamos Los Mejores 'Restomod'