Retromovil Cabecera 3
ClassicAuto 2018 750×184
Inicio»Noticias»Vídeos»Sinfonías de Arese: Alfa GTV 2000

Sinfonías de Arese: Alfa GTV 2000

El Alfa Romeo 2000 GTV de la serie 106 es uno de los deportivos más emocionantes y emblemáticos de la marca italiana; una pequeña y vibrante berlina de dos puertas con un corazón netamente deportivo. Vas a disfrutar de lo lindo con este vídeo de Petrolicious en el que sobran las palabras...

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

IMÁGENES ALFA ROMEO 2000 GTV 106: PETROLICIOUS

Si nos permites el símil, ser “alfista” es como ser del Atlético de Madrid; no hay razones para explicarlo, es simplemente una emoción, un sentimiento o… Si lo quieres decir así una intuición. Durante décadas los alfistas tuvieron que soportar el comentario sobre la supuesta falta de fiabilidad en los motores de la marca y el argumentario cuasi paternalista de aquellos que, tras poner de vuelta y media a la marca transalpina, soltaban un condescendiente “pero la verdad es que son muy bonitos”.

Inasequibles ante el desaliento los alfistas se aferraban a la historia deportiva de la marca del biscione, al particular comportamiento dinámico de todo Alfa Romeo o a lo escultórico de unas carrocerías que pueden provocar por su belleza más de un tropiezo callejero. En suma, el mismo carácter que un seguidor del Atlético de Madrid; dotado de una pasión hacia algo en lo que creer más con los sentimientos que con la razón.

En el Atlético esta fidelidad de los seguidores hizo que no se quedara abandonado durante el último descenso, resurgiendo de sus cenizas, peleando hasta regresar a los puestos en los que, por derecho propio, merece estar. Con Alfa Romeo pasó lo mismo; ni en sus horas más bajas perdió la fe de todos aquellos que siguen emocionándose con ella. Y esto ha tenido un premio -una visita a Neptuno si así lo queremos decir- con el resurgir de Alfa por todo lo alto, completando poco a poco una amplia gama en la que próximamente se rescatará la mítica sigla GTV.

alfa romeo 2000 GTV petrolicious

Para entender porqué Alfa Romeo quiere rescatar esta denominación tan unida a su historia vamos a escuchar a uno de los clásicos, concretamente un 2000 GTV de 1971 acelerando, decelerando, tomando curvas y derrapando de una manera en la que entiendes, como canta el himno del centenario del Atlético, los motivos de un sentimiento.

DIÁMICA Y SONIDO DEL ALFA ROMEO 2000 GTV: SIN TIEMPO PARA RESPIRAR

Tras ver el vídeo sólo podemos decir “uf, vaya ritmo”. Y es que esta vez los chicos de Petrolicious se han empleado a fondo en un montaje que, gracias a un estilo lleno de planos rápidos y una batería tocada en la misma manera que en la deliciosa cinta de González Iñárritu “Birdman”, consigue plasmar lo vibrante que es conducir un Alfa clásico enlazando marchas de forma vertiginosa en medio de la espectacular sinfonía de su 4 cilindros de 2 litros y 150 CV a 5.500 rpm. No muy potente, pero sobrado para manejar con gracia un coche famoso por su comportamiento.

Y es que, consultando pruebas de la época, nos damos cuenta de lo equilibrado que es el 2000 GTV. Sin lugar a dudas lo primero que resalta es su motor, dotado de una rápida respuesta al pedal de aceleración y capaz de llegar hasta los 160 km/h sin forzar demasiado. Gracias a este bloque de aluminio con dos árboles de levas en cabeza conducir un GTV es de lo más deportivo y divertido. Eso sí, para hacer las derrapadas y entradas en curva que vemos en el vídeo… También se necesitan buenas estabilidad y manejabilidad.

REFERENCIA EN LA GAMA DE HISTÓRICOS ALFA ROMEO

Utilizada por primera vez cuando en 1965 Alfa sustituyó -o mejor dicho evolucionó- al Giulia Sprint GT a fin de asentar el modelo como referente de berlina deportiva de dos puertas, la sigla GTV ha ido apareciendo y desapareciendo durante décadas a partir de la series 106 pero siempre unida a modelos dispuestos a poner la deportividad al acceso de muchos. De hecho, nos atrevemos a decir que el 2000 GTV es el Alfa más icónico de su época porque, aunque modelos como el Giulia GTAm son más espectaculares -con su decidido planteamiento para competición- éstos resultan material aparte. De los coches de serie, el de motor de mayor cubicaje es el que se, lleva, para nosotros, el gato al agua.

Aunque en 1995 Alfa rescató las siglas para nombrar uno de los modelos que actualmente más se postulan como firmes preclásicos o “youngtimers” a los que echar el guante a tiempo, el titubeo que durante algunos años hubo en el grupo FIAT respecto a relanzar a la marca de Arese paró la saga GTV que, dentro de poco, promete volver sobre la plataforma del actual Giulia con un motor bastante potente y un precio de venta que lo alejará de la categoría en la que compitió su antecesor noventero.

Esperando ver los próximos lanzamientos de Alfa Romeo, nosotros preferimos subir el volumen de esta nueva entrega de Petrolicious y fantasear con poner a rugir algún día un GTV por la madrileña M-30 para pasar por debajo del graderío del Vicente Calderón. Para gustos los colores, pero es que a nosotros -al que estas línea suscribe ;)- nos gustan “las rallas cañallas de los colchones”.

Catawiki 750
Post anterior:

Aston Martin Refabrica Los DB4 GT Zagato y DB5 '007': ¿Hay Polémica?

Post siguiente:

AutoRetro 2018: Comienza el Espectáculo