Liberty 750×184

Tour Auto 2020: Clásicos en el rallye francés por antonomasia

El Tour Auto 2020 ha dejado una selección de clásicos interesante. Un verdadero museo sobre ruedas que durante una semana ha cubierto casi dos mil kilómetros dando movimiento a clásicos nacidos para rugir. Nos adentramos en esta edición del rallye francés con las fotografías de Unai Ona...



FOTOGRAFÍAS TOUR AUTO 2020: UNAI ONA

En el ánimo de catalogar siempre hay categorías contrapuestas. Dos de ellas suelen darse en los deportes de movilidad. La que se fija en las cuestiones técnicas de la montura y la que apuesta por las habilidades del que la conduce. Esto se ve perfectamente en el Tour de Francia. Una competición llena de mitomanía donde los nombres de los ciclistas van unidos a los de sus bicicletas. ¿Podemos recordar a Pantani sin su Bianchi? ¿O a Indurain sin su Pinarello? Sencillamente no es posible.

En el mundo del automovilismo pasa lo mismo. Especialmente en las carreras de resistencia, donde muchos aficionados se catalogan más por la escudería que por el piloto. Pero también en la F1. Para muestra de ello está Ferrari, con sus fieles “tifosi” pilote quien pilote. No obstante, a inicios de septiembre se ha celebrado uno de los eventos donde mejor vemos lo de optar entre coche o piloto: el Tour Auto 2020.

Viendo la tabla de resultados uno no reconoce a ninguno de los pilotos ni copilotos. Aquí no se viene a contemplar maniobras imposibles ni equilibrismos al volante en la senda de un Fangio o un Senna. Para nada. Lejos de ello, en el Tour Auto 2020 brillan en exclusiva los automóviles. Una cuidada selección dividida en siete categorías dominada por vehículos de alto valor histórico y excelente conservación. Verdadero museo rodante en el que nos adentramos gracias a las fotografías de Unai Ona.

SIETE CATEGORÍAS PARA UNA SEMANA RODANDO POR FRANCIA

A nadie se le escapa que, hace décadas, una carrera automovilística siempre acababa con pingues ingresos para chapistas y mecánicos. Se iba al límite, con unas medidas de seguridad en calidad de trampantojo. Así las cosas, salir a rodar en los 50 contaba con más posibilidades de acabar en el taller o la funeraria que comentando la jornada en un civilizado restaurante. En el Tour Auto las cosas son de otra manera. Todo es una exhibición donde el trampantojo no es la seguridad, sino una gentil competición.

tour auto france 2020

Competición organizada en siete categorías, tres de ellas de regularidad. En competición VHC dominaron los Jaguar E-Type. Clásicos afilados con motores de 3,8 litros que rivalizaron en vistosidad con los del Grupo G, donde incluso se dejó ver un Ford GT40 MKII.

En el grupo H-I destacaron los nerviosos Porsche 911 Carrera de 3 litros, aunque el ganador fue uno de los Ferrari más curiosos de todos los tiempos: el 308 GR IV Michelotto. Representante del único intento del cavallino rampante por entrar en los rallyes.

tour auto france 2020

Los que tengan un gusto proclive a décadas más lejanas gozaron con la categoría Performance. Aquí se llevó la palma un Porsche 356 Pre A 1500, seguido por un Ferrari 225S Vignale Berlinetta.

tour auto france 2020

Dos vehículos esenciales para entender los primeros pasos de estas marcas. Pasos que esta vez marcaron casi 2.000 kilómetros desde el Grand Palais de París hasta el Circuito Paul Ricart donde acabó este Tour Auto 2020 tras una semana de rodaje.

TRES CATEGORÍAS DE REGULARIDAD: POPULARES

La verdad es que el despliegue en las categorías ya mencionadas es tan abrumador que hace palidecer a los participantes en las tres de regularidad. Aquí encontramos clásicos muy interesantes, pero mucho más comunes que en las de competición. Eso sí, todos con el excelente estado de conservación garantizado en los inscritos en el Tour Auto. En Regularité VHC ganó un Ford Mustang 289 y en Grupo G una Lancia Fulvia 1300 HF. Hermana de la 1600 HF que se llevó el primer puesto en Regularité HI.

No obstante, buscando entre los primeros puestos nos encontramos con un coche un poco más raro. Y además fiel representante de la deportividad a la francesa. Un Matra Djet que ha quedado segundo en la categoría G.

tour auto france 2020

El primer deportivo de serie (aunque fuera corta) con motor central. Un curioso experimento de ligereza y reparto de pesos que aún sigue asombrando por su innovación aún en un deportivo alejado de los grandes GT de su época. Y así podríamos estar hablando horas y horas, porque el Tour Auto 2020 ha sido un estupendo despliegue de historia automovilística.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Más es más: Mercedes Brabus E500 W124

Post siguiente:

Cizeta V16T: Auge y caída de un deportivo excesivo