Liberty 750×184

¿Un tanque Sherman de 1943 en venta?

El tanque Sherman es uno de los vehículos esenciales para entender la Segunda Guerra Mundial. Un tanque tan manejable como bien armado, el cual dio la delantera a las divisiones blindadas de los aliados frente a las potencias del Eje. Reciente e increíblemente se ha subastado uno en California...



FOTOGRAFÍAS TANQUE SHERMAN: BRING A TRAILER

El término “medio” es uno de los más utilizados en automovilismo. Realmente no tanto para referirse al tamaño del coche, sino a un difícil equilibrio de características. Al fin y al cabo, cualquier coche “medio” del segmento “medio” ha de ofrecer buen consumo, pero también potencia. Habitabilidad, sin estar reñida con un diseño atractivo y, claro está, fiabilidad aún habiendo salido de una producción en masa. Ah, y además tiene que ser muy rentable para la empresa.

En suma, una cuadratura del círculo donde nada destaca pero todo es coherente y eficaz. En el automovilismo esto lo representan a la perfección modelos como el Mini o el Golf. Pero, ¿y en la ingeniería militar? ¿A quién le corresponde este mérito? Pues bien, un candidato interesante podría ser el tanque Sherman. Pensado para ganar la delantera al Eje durante la Segunda Guerra Mundial, con este tanque clásico los Estados Unidos de América lograron una ventaja notoria en batallas como El Alamein o Sicilia.

Lugares donde el tanque Sherman mostró características propias de un modelo medio, aunando la movilidad de los ligeros con el blindaje y armamento de los pesados. Una fórmula de éxito que durante la Segunda Guerra Mundial definió a los tres tanques decisivos en la misma: el soviético T-34, el alemán Panzer-IV y el propio M4 Sherman. Vehículos que no suelen verse en el mercado de segunda mano, menos aún con el magnífico estado en que se encuentra este tanque clásico que localizamos en el portal Bring a Trailer.

TANQUE SHERMAN. AS DE LA DIVISIÓN BLINDADA

La división blindada está organizada especialmente para realizar misiones que requieran de una gran movilidad y potencia de fuego. Se le dan misiones decisivas … su función principal es contra áreas con una retirada hostil del enemigo”. Estas líneas del Manual de Campo 100-5 del ejército norteamericano sintetizan aquello para lo que se creó el tanque Sherman. Como miembro destacado de estas divisiones, debía moverse fácilmente por todo tipo de campos de batalla, siendo capaz de vencer con su armamento a cualquier rival de las potencias del Eje.

Bajo esta premisa, el primer tanque Sherman entró en producción a comienzos de 1942. Un momento en el que, libres de los bombardeos nazis, las plantas automovilísticas americanas se adaptaron para la producción bélica. Una transformación que logró ensamblar casi 50.000 unidades hasta febrero de 1944. Un esfuerzo titánico, más aún si contamos con que cada uno de estos blindados da en báscula de 30 a 38 toneladas según la versión y equipamiento artillero. Una bestia que, en las versiones diésel, monta un motor radial de nueve cilindros, mientras que en las de gasolina equipa un V8 Ford.

Eso sí, haciendo mención aparte para la versión M4A4 del tanque Sherman, la cual equipa un Chrysler de 30 cilindros. Curiosamente no era la más potente, aunque, como todas las de este tanque clásico, se movían en una horquilla que va de los 370 a los 400CV. Un caballaje asumido por su transmisión manual de cinco marchas más la marcha atrás, otro de los puntos a favor de su maniobrabilidad. No obstante, lo más importante fue, sin duda, su blindaje. Mejorado en sus puntos débiles durante la contienda, éste creó grandes quebraderos de cabeza en unos artilleros nazis sorprendidos por la buena resistencia del tanque Sherman bajo fuego enemigo.

UN CLÁSICO PARA LOS CAMINOS

Capaz de albergar a 5 personas y con una gran capacidad para caminos. Dicho así, parece que estuviéramos hablando de un SUV actual. Sin embargo, esas son dos características que figuran en el anuncio de este tanque Sherman. De hecho, lo de los caminos es muy importante, ya que lo único que le falta a esta unidad perfectamente restaurada es un juego de bloques de goma para hacer que las orugas puedan pisar asfalto. Más allá de este detalle, lo cierto es que el M4A1 de 1943 vendido hace unos días por el concesionario Wob Cars por 480.000 dólares -404.594 euros-.

Obviamente no vas a poder ir a la compra con este tanque Sherman, pero si piensas que el problema de homologación vendría por el armamento estás en un error. Al igual que la pintura, tanto la ametralladora de calibre 50 como la pistola de 30 son simples reproducciones inoperantes. Pequeños detalles que no pueden distraer la atención del buen estado de sus piezas originales, especialmente de su motor radial, siendo uno de los menos de veinte M4A1 aún en funcionamiento.

Algo fácil de entender cuando sabes la historia de estos vehículos, expuestos a todo tipo de batallas. Algo que no experimentó esta unidad, la cual fue usada para pruebas del blindaje. Felizmente restaurada, se ha conservado durante décadas en California, donde acaba de encontrar un nuevo dueño que, esperemos, no decida avanzar por un atasco a bordo de esta pieza de historia de la Segunda Guerra Mundial. Un clásico de lo más interesante, aunque no tenga cuatro ruedas.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

I País Vasco Classic Tour: Clásicos en un Otoño espectacular

Post siguiente:

Rallye del Frío: Regularidad Flash (y a la antigua)