simca 1000 coupe
in

Me encantaMe encanta

SIMCA 1000 Coupé. La versión deportiva carrozada por Bertone en 1962

En 1962 SIMCA presentó una variante deportiva de su popular 1000 carrozado de una forma elegante y estilosa por Bertone en forma de coupé. De esta forma, se pretendía dar un empujón publicitario al coche haciendo que las revistas especializadas se hicieran eco de una variante imbuida de prestigio. De todos modos, el SIMCA 1000 Coupé Bertone fue un éxito en sí mismo gracias a las más de 10.000 unidades vendidas en poco menos de seis años.

Para crear un automóvil de éxito global se necesitan muchos elementos bien encajados entre sí. Tantos que, de hecho, diseñar un automóvil popular puede ser mucho más complejo que llevar a la realidad un superdeportivo. Algo en realidad fácil de comprender. Ya que mientras el segundo se hace en tiradas cortas el primero ha de coordinar una logística determinante para cuadrar la amplia cadena de montaje. De esta forma, desde los estudios de mercado hasta la provisión de piezas la puesta en mercado de un vehículo popular y masivo es el mayor reto de la industria automovilística. Algo a lo que, además, hay que sumar el desarrollo de una amplia gama.

Otro de los puntos necesarios para la comercialización de cualquiera de estos modelos. Los cuales van desde versiones simples hasta otra marcadamente deportivas pasando por variantes industriales. Un abanico que podemos ver en el FIAT 600 y sus derivados, pero también en otros igual de populares como el SIMCA 1000. Un modelo que contó en su diseño con nombres tan reconocibles como Dante Giacosa, ayudando a crear un utilitario versátil y eficiente muy bien adecuado a las necesidades de las clases medias. De hecho, sus capacidades fueron de tal calibre que incluso la propia empresa vio en él una base perfecta para modelos deportivos.

Y no nos extraña. Ya que a pesar de la modestia del Simca 1000 éste era un vehículo ligero con un motor alegre a la hora de subir de vueltas. El cual iba colgado tras el eje trasero, exigiendo el pilotaje de un deportivo empujado desde atrás como si fuera una especie de pequeño Porsche 911. Así las cosas, en Simca se pusieron manos a la obra con las variantes deportivas hasta el punto de contactar con Carlo Abarth u organizar diferentes trofeos como el que en España se llamó Desafío Simca. Muestras de la confianza de Simca en su popular tres volúmenes. El cual mutó a elegante coupé de la mano de Bertone en 1962.

SIMCA 1000 COUPÉ BERTONE. LA VARIANTE MÁS ESTILOSA

Fundada en 1912, la casa Bertone es una de las firmas más míticas en lo que a diseño automovilístico se refiere. Siempre abierta al futurismo como quedó demostrado en los Alfa Romeo BAT o el Lancia Stratos Zero, sus lápices y talleres también se pusieron al servicio de modelos mucho más sencillos. De esta forma, en 1965 Bertone vistió la versión descapotable del popular FIAT 850. Conocida como Spider, ésta hacía pareja con el coupé diseñado ese mismo año por el Centre de Stile FIAT. Un modelo conocido y reconocido en nuestro país debido al éxito de su producción en España bajo marca SEAT.

Posiblemente uno de los deportivos del segmento B más encantadores de los años sesenta, el cual supuso un ejercicio de estilo que aún llama la atención por sus formas clásicas al tiempo que fluidas. Sin embargo, lo curioso de todo esto es que tres años antes -en 1962- el Salón de Ginebra fue testigo de la presentación del SIMCA 1000 Bertone Coupé. Un modelo muy parecido al que luego firmase el departamento de diseño de la propia FIAT, el cual también vestía de lujo a un sencillo utilitario con motor trasero como fue el SIMCA 1000. Lanzado tan sólo un año antes, y acompañado de una cuidada estrategia de variantes deportivas.

simca 1000 coupe

No obstante, en el caso del SIMCA 1000 Bertone Coupé la idea principal no eran tanto las carreras como la simple imagen de marca. De hecho, para lo primero ya estuvieron los 1150 SS o 1300 GT preparados por Abarth. Sin embargo, para lo segundo Simca ideó dotar al popular modelo de una variante carrozada por algún diseñador italiano. Algo que no fuera destinado a glosar un buen número de ventas. Pero sí a aparecer en revistas especializadas dando un aura de prestigio al modelo común. Por ello, SIMCA entró en contacto con Bertone para este derivado coupé. Una decisión empresarial enfocada hacia Italia, la cual sintonizaba con el hecho de que los propios franceses hubieran pedido ayuda a FIAT años atrás para la concepción del SIMCA 1000.

MÁS POPULAR DE LO QUE SE PODRÍA PENSAR

Como el rendimiento del SIMCA 1000 fue muy valorado en su momento, la llegada de una variante tan estilosa como la coupé se recibió de buena gana por el mercado. Especialmente el francés. Ya que aunque la carrocería se fabricaba en los talleres turineses de Bertone, finalmente era montada en una cadena de montaje especializada de la factoría SIMCA en Poissy. Un espacio reservado para montar esta variante. Ya que la producción se elevó hasta unas 10.600 unidades durante los seis años de producción. Cifras llamativas, aunque explicables gracias al hecho de que el SIMCA 1000 Coupé Bertone iba derecho a un nuevo y prometedor nicho de mercado.

simca 1000 coupe

El formado por jóvenes profesionales urbanos, aún sin familia e hijos pero ya con una cierta posición económica que los posibilitaba disfrutar de un pequeño deportivo apto para el día a día. Exactamente el mismo hueco al que posteriormente se dirigirían FIAT y SEAT con los 850 Sport. Más allá de las pretensiones mercadotécnicas, la mecánica respondía al nervio de estos conductores jóvenes con una potencia aumentada hasta los 52CV -7 más que el modelo normal- de su motor con 944cc . Además, en el apartado de frenos el SIMCA 1000 Coupé Bertone montó de disco en las cuatro ruedas. Todo ello rematado con un interior que hacía de este deportivo un GT en miniatura.

Estuvo en venta hasta su sustitución en 1967 por el SIMCA 1200S. Un nuevo coupé que, curiosamente, monta un frontal bastante parecido al del FIAT 124 Sport Spider. Otra de esas casualidades en las que tejer una historia de encuentros y desencuentros entre la marca francesa y la italiana. Y es que, al fin y al cabo, en la génesis del SIMCA 1000 el grupo italiano tuvo mucho que ver. Un dato que se suma a la trayectoria de la marca francesa como fabricante bajo licencia del FIAT 1100. En fin, la historia del automovilismo siempre es así. Llena de conexiones.

Imágenes: Bonhams

P.D. La unidad del SIMCA 1000 Coupé Bertone usada para ilustrar este artículo es de 1967. Habiendo sido subastada por la casa Bonhams el pasado 2017 en el marco de las subastas de The Grand Palais.

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

51.1kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.2kFollowers