Liberty 750×184

Classics & Legends, por el buen camino



Entre los días 28 de Febrero y 1 de Marzo tuvo lugar en el Circuit de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo de Cheste la segunda edición de Classics & Legends. Es un fin de semana que todos los amantes de los vehículos clásicos deben anotar en su calendario, pues se trata de una magnífica excusa para acudir al circuito valenciano a disfrutar de esas pequeñas cosas que a algunos individuos tanto «nos ponen», como son el sonido de motores de competición, el olor a aceite y a goma quemada, o hacernos una foto junto a ese coche o moto por los que daríamos un brazo a cambio de tener en nuestro garaje.

La receta empleada para este festival es parecida a la de «Espíritu de Montjuic» o «Jarama Vintage Festival», si bien salvando las distancias, pues hay que reconocer que todavía le queda bastante camino por recorrer aunque sin duda se note el empeño y esfuerzo empleado por sus organizadores, así como la experiencia adquirida en la anterior convocatoria que ha mejorado bastante de un año para otro.

Una fórmula conocida

Para quien no haya asistido nunca a alguna de estas citas, y que por tanto no sabe qué es lo que en ellas se ofrece, les diremos que se trata de una gran fiesta del motor celebrada en un circuito y dedicada a los nostálgicos en la que se puede presenciar carreras de motos y coches antiguos, exhibiciones y exposiciones en el padock, o comprar en el mercadillo de piezas y automobilia, entre otros. Además es posible participar activamente, a nivel de clubes o de particulares, apuntándose a las rodadas en pista o a una prueba de regularidad.

La cita de Cheste consiguió atraer a unos 13.000 aficionados durante los dos días que duró el evento, cifra que sin duda aumentaría si sus responsables consiguiesen darle una mejor difusión a nivel nacional. Se notaba que la mayoría de los asistentes venían de la Comunidad Valenciana cuando lo cierto es que este tipo de celebraciones tienen suficiente magnetismo para atraer a aficionados que vengan desde bastante más lejos.

[=»Anuncio» =»
.
 
» «» «url:https%3A%2F%2Fwww.escuderia.com%2Fcontacta-con-la-escuderia%2F||target:%20_blank» «» =»» «0» =»» =»no-border» _width=»1″ =»#1e73be» =»#222222″ =»#ffffff» =»2″ =»50″ =»#333333″ =»»]

Entretenimiento para todos los gustos

La agenda del fin de semana estuvo bien completa para que en todo momento el espectador tuviera un centro de interés al que dirigirse, desde las 9,00h hasta las 18,35h el sábado, y desde las 9,00h hasta las 16,50h el domingo.

El plato fuerte fue la carrera del «Historic Endurance», campeonato que cuenta con cuatro citas en territorio nacional en el que participan pilotos españoles y portugueses. La pareja ganadora fue Pedro Bastos Recende y Miguel Pais do Amaral, quienes compartían el volante de su afinado Porsche 911 Carrera RS 3.0. En la parrilla le acompañaban interesantes monturas y, entre otros, pudimos ver rodar algún Alfa Romeo Giulia GTV, BMW serie 3 E21, Ford Lotus Cortina, Ford Capri MkI, Lotus Elan, Morris Cooper, Datsun 1200, Volkswagen Karman Ghia, Porsche 356 y, por supuesto, como suele ser habitual, unos cuantos 911.

Liberty Seguros 710×88
 

Los aficionados a las dos ruedas también tuvieron suficientes motivos para disfrutar de lo lindo. Se organizaron tandas de motocicletas bajo la denominación «Territorial Circus», en las que rodaron por separado las clásicas y las motos con sidecar. Se pudieron ver auténticas joyas, entre las que destacaban unidades de las legendarias marcas españolas Ossa, Montesa, Derbi y Bultaco.

Al igual que en 2014, este año también se convocó el «Trofeo internacional Paco González». Se trata de una prueba exhibición de motos de competición con pedigrí, muchas de las cuales participaron con éxito en el mundial. Además, algunos famosos pilotos fueron invitados para ponerse el mono y subirse a las máquinas con las que conquistaron sus éxitos deportivos. Este es el caso de Giacomo Agostini y su MV Agusta GP500 tricilíndrica, de Fredie Spencer y la Honda NS500, de Champi Herreros y la Derbi 80, etc.

Otro de los entretenimientos en el trazado valenciano fue el «Trofeo Las Provincias TRCV», una prueba de regularidad para coches que contó con la participación de nada menos que 72 equipos. También hubo tandas de particulares y de clubes, tanto de coches como de motos.

En la jornada del domingo se rindió un caluroso homenaje a la figura de quien da nombre al circuito, el piloto de Canals (Valencia) Ricardo Tormo, bicampeón del mundo en los años 1978 y 1981. Tormo se vio obligado a colgar el casco en el 84 por un desgraciado accidente probando una de sus motos en un polígono industrial, con escasos medios de seguridad. Falleció en 1998 enfermo de leucemia. Asistieron numerosas celebridades del mundillo de las dos ruedas, como algunos conocidos pilotos y el mítico locutor de TVE Valentín Requena.

Durante los dos días que duró C&L, la actividad en la zona de boxes era frenética debido a que hubo un gran número de vehículos participantes. Fue también uno de los mejores entretenimientos de los aficionados, pasear por estas zonas viendo las numerosas motos que estaban expuestas, así como a mecánicos y pilotos poniendo a punto las máquinas. Con un poco de suerte te topabas con ese admirado personaje a quien podías pedirle un autógrafo; como es lógico el más solicitado fue el genio de las dos ruedas Giacomo Agostini.

Un paseo por el padock

Además de lo ya dicho, por el padock se instalaron algunas exposiciones de enorme interés como una de la Asociación de Amigos del Museo Histórico Militar de Valencia que mostraba motocicletas y una serie de Jeeps militares, unos Willys americanos, otros fabricados en España bajo licencia por Viasa y un raro ejemplar ensamblado en la India por Mahindra.

La zona donde se encontraban expuestos los camiones clásicos, los cuales tuvieron incluso su momento de gloria sobre el asfalto del circuito, también fue uno de los principales focos de atención. Estaban presentes numerosos Pegasos, dos antiguos Leyland, una muestra de Ivecos de distintas épocas; pero, sin lugar a dudas, las dos estrellas fueron las dos tractoras Pegaso llevadas por Transportes Savall, un «Cabeza cuadrada» y un escasísimo «Mofletes», ambos con un semirremolque de Campsa.

Una de las actividades más entretenidas para los asistentes a este tipo de acontecimientos es pasear por las zonas donde se encuentran estacionados los vehículos particulares. Siempre se puede encontrar alguna antigua rareza: un «muscle car» americano, un deportivo italiano de campanillas o ese auto que no sabes por qué pero te quita el sueño.

En el festival valenciano hubo de todos estos y más: el gran aparcamiento habilitado para clásicos en algunos momentos se encontraba casi saturado. Por allí se encontraban los participantes de la prueba de regularidad, entre los que había unidades perfectamente preparadas para la competición como un Alfa GTAm, un BMW 2002, Ford Escort MkI, Seat Fura, Peugeot 309…

Venidos del otro lado del Atlántico nos encontramos con el impecable Corvette C3 del 75 de Saica Motor Sport, otra maravillosa unidad de las primeras del 58, un Chevrolet El Camino dotado de un bestial motor de 454 cu, varios Mustang de diferentes épocas, incluído un Shelby GT500 del 67, una espectacular réplica de Ford GT40 y otra de un Shelby Cobra, y hasta un Ford T de mediados de los años diez.

También llamó nuestra atención un magnífico A110 y un R8 Gordini del Club Alpine, un Lancia Fulvia coupé, un Jensen Interceptor, un Sunbeam Alpine, una auténtica rareza como es la berlina Datsun 280C, un escasísimo Alfa Romeo 90 y más, mucho más, que no vamos a relatar para no ser demasiado cansinos. Mejor vean las imágenes y se harán una idea de lo que fue Classis & Legends; en resumen, una interesante iniciativa en pleno proceso de expansión que el año que viene no nos perderemos.

 

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Libro: "Lawrence de Arabia y las Hijas del Trueno"

Post siguiente:

El motor W32 en miniatura de Patelo