Liberty 750×184
Inicio»Noticias»Rallyes»Dakar 2021: Buen sabor de boca

Dakar 2021: Buen sabor de boca

La primera edición del Dakar Classic ha traído buenas noticias para los participantes españoles. De hecho, el vasco Ignacio Corcuera, quien ha jugado un papel muy importante en la consecución de esta categoría, llegó a completar con éxito todas las etapas a bordo de su Volkswagen Iltis. Hacemos un breve repaso de la categoría.



FOTOGRAFÍAS VOLKSWAGEN ILTIS: DAKAR 2021

Al celebrarse desde 1978, el Rally Dakar ya es una de las pruebas más señeras dentro del automovilismo. Tanto es así que este 2021 ha contado por vez primera con una sección de clásicos. En ella podremos ir viendo de nuevo sobre la arena a algunos de los mitos históricos de esta competición. En este sentido, ya os hablamos del periplo del bilbaíno Ignacio Corcuera “Livingstone para la creación del Dakar Classic, así como la historia de su Volswagen Iltis. Un todoterreno de lo más interesante, con el cual se dispusieron a cruzar las arenas de Arabia Saudí.

Con la vista puesta en hacer una buena regularidad, Ignacio Corcuera y su copiloto Iker San Vicente comenzaron el pasado 3 de enero la primera edición del Dakar Classic. Algo desconocido por ser la primera vez en que hay categoría de clásicos, contando además con el problema añadido de que esta edición ha sumado problemas importantes. El primero de todos ellos fue la navegación. Víctima de constantes cambios, los equipos no pudieron estudiar el libro de ruta con tiempo suficiente.

Además, como sólo se ha utilizado formato digital, la imposibilidad de realizar anotaciones ha sido una verdadera pesadilla para los copilotos en esta edición del Rally Dakar 2021. Dificultades añadidas a un trayecto ya de por sí complejo, en el que se han registrado numerosas caídas, accidentes e incluso la muerte del piloto Pierre Cherpin. Un año de lo más complejo, en el que al menos sí hemos tenido una buena noticia dentro del Dakar Classic. Y es que, como premio a la magnífica labor realizada con su Volkswagen Iltis, el equipo Euskadi 4×4 Dakar Team ha conseguido culminar todo el recorrido.

DAKAR CLASSIC 2021. INAUGURACIÓN CON SABOR VASCO

El nombre de Ignacio Corcuera ya es conocido dentro del automovilismo vasco. Curtido en tres Dakar corridos en solitario, este intrépido conductor de ambulancia con veleidades de aventurero se puso como meta la creación de la categoria Dakar Classic. Algo a lo que no sólo ha colaborado con su insistencia y gestiones, sino también restaurando el Volkswagen Iltis de 1980 con el que han recordado la victoria del modelo en la edición de ese mismo año. Todo un guiño al pasado con el que pretendían acabar el Rally Dakar “aunque sea empujando”.

Por fortuna no ha sido necesario, habiendo completado la prueba con una regularidad notoria. De hecho, examinando sus resultados por etapa en la web del Dakar Classic uno aprecia hasta qué punto han clavado casi siempre su posición en la etapa con la misma en la general. Todo para, finalmente, acabar en el puesto número 23. Algo de lo más meritorio, especialmente si tenemos en cuenta que el objetivo de acabar este Dakar Classic se ha logrado plenamente.

Y ojo, porque independientemente del orden de llegada… En la salida fueron los primeros, ya que la organización les entregó el primer dorsal -número 200- en la categoría. Un hecho que ayuda a reconocer la labor de Ignacio Corcuera con la creación de la prueba. Además de esta buena noticia, tenemos que reseñar la buena participación de más equipos peninsulares. Como los tres vehículos enviados por la escudería Classics Competició, los cuales consiguieron finalizar la prueba. Tanto los dos Range Rover como el camión Mercedes Unimog, el cual presentó problemas de neumáticos que pudo remediar en este Dakar Classic.

DAKAR CLASSIC. UN BUGGY COMO GANADOR

En la primera edición del Rally Dakar, allá por 1979, todo eran dudas y experimentos. Es por ello que incluso aparecieron vehículos artesanales creados específicamente para la ocasión. Uno de ellos fue el buggy arenero de Yves Sunhill. Un diseñador industrial con éxito en el diseño de artilugios como como un abridor de botellas, quien decidió usar parte de su fortuna para fabricar este vehículo que, desgraciadamente, no acabó el primer Dakar debido a problemas de refrigeración. No obstante, en la segunda edición logró el puesto número 11.

Tras su muerte el pasado 2012, este buggy ha cambiado varias veces de manos, acabando en las de Marc Douton y su copiloto Emilien Etienne. Ganadores absolutos de este primer Dakar Classic, lo han hecho tras un importante esfuerzo de restauración con el que han recuperado uno de las unidades de la edición inaugural. Una historia llena de encanto, más aún cuando sabemos que monta un modesto motor sacado de una Volkswagen T1. Eso sí, al igual que Ignacio Corcuera con su Iltis tampoco se descarta convertirlo a eléctrico en próximas ediciones.

Un futuro lleno de debate, pero que parte de un presente en el que se ha conseguido llevar el mundo de los clásicos a una prueba tan especial como el Rally Dakar. Tras esta primera experiencia, esperamos que el Dakar Classic vaya asentándose poco a poco, ofreciendo la posibilidad de exhibir sobre la arena proyectos de restauración tan interesantes y bien hechos como los del Livingstone vasco con su Iltis o los franceses ganadores con su buggy. Lo veremos el próximo año.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Lamborghini Diablo: 30 años de historia

Post siguiente:

SIMCA 1200: mucho más que el primer "Hot hatch"