Oxidado Sueño Americano: Shelby GT 350

Bonhams subastará el próximo 5 de Junio este descubrimiento, uno de los 252 carry-on cars de la primera era...

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

El icónico Ford Mustang fue presentado en 1964, siendo su producción puesta en marcha con vistas al año siguiente. Se trata de un coche prestacional y, como tal, Ford y Carrol Shelby llegaron a un acuerdo para ofrecer conjuntamente su versión más radical. De esta colaboración nació el GT 350, que era poco más que un coche de carreras del campeonato yanqui SCCA puesto en la calle.

Recordemos que Shelby fue un piloto tejano con amplia experiencia en el automovilismo deportivo europeo; tras ganar las 24 Horas de Le Mans en 1959 al volante del Aston Martin DBR1 (y en compañia de Roy Salvadori), se dedicó a hibridación del bonito AC Ace inglés con las mecánicas V8 de Ford, lo que dio como resultado los legendarios AC Shelby Cobra.

La fructífera relación de la marca de Dearborn y el campeón tejano siguió adelante para dar a luz cosas tan interesantes como el Ford Mustang Shelby GT 350. Su producción empezó casi a la par que la del Mustang convencional y, a lo largo de los años, fue cayendo en sus mismos vicios, a saber el aburguesamiento y la subsecuente decadencial prestacional.

shelby gt350 barn find
Fotos cortesía de Bonhams

¿En qué consiste el Shelby GT 350 descubierto?

Este ejemplar de Shelby 350 GT retiene lo mejor del primer Mustang y lo lleva al extremo. La mítica mecánica V8 289 de Ford sube de 279 a 310 CV gracias a un colector de admisión especial, mientras que a la transmisión se añade un diferencial Detroit Locker, algo ruidoso pero efectivo. Al escape lateral, inconfundiblemente deportivo, también le gustan los decibelios y las ruedas de 15 pulgadas esconden unos frenos vitaminados.

Carrol Shelby pidió a su equipo una preparación que no fuera demasiado ‘ruda’, para la gente de a pie. Saliendo del mundo de las carreras era difícil y al final lo fue, al menos durante los primeros años. Incluso se perdieron los asientos traseros debido a las traction bars y la rueda de repuesto exigida como condición para homologar el modelo para el SCCA; además, se montó una suspensión bien durita a cargo de Koni.

Lo curioso de este Shelby GT 350 es que se trata de un carry-on car o, lo que es lo mismo, una unidad de transición entre las versiones de 1965 y 1966, está última bastante más dócil. Retiene los característicos colores originales Wimbledon White y Guadsman Blue, pero además presenta detalles como las lunetas laterales traseras para mejorar la visibilidad o el velocímetro situado encima del salpicadero. Por supuesto, los anagramas Cobra hacen acto de presencia en varios lugares.

En su primer año y medio de vida se vendieron más de un millón de Ford Mustang, todo un record. Sin embargo, de los GT 350 apenas se comercializaron unas 550 unidades en 1965 y unas 2.400 en 1966; de éstas tan sólo 252 corresponden a los carry-on cars que mencionabamos hace un momento.

shelby gt350 barn find
Los interiores contrastan con la corrosión del exterior

Un sólo sueño, 40 años durmiendo

Pero vamos a lo que nos interesa: ¿De qué universo paralelo ha salido este oxidado Shelby GT 350? Al parecer, fue el coche de pruebas de un concesionario Ford de Massachussets (EE.UU.); después se vendió a su primer y único propietario quien tan sólo elevó la cifra del cuenta hasta 88.000 kilómetros. Alrededor de 1975 lo metió en un garaje y, desde entonces, nada se ha sabido del 6S163, ni siquiera aparece en el registro oficial de Shelby American.

Para los fanáticos de la herrumbre y la magia de los descubrimientos los múltiples picados de la carrocería y sus aditamentos son un verdadero placer para la vista. Acompañados de la corrosión en el exterior del motor, contrastan con un interior en buen estado. Francamente, dan ganas de hacerle sólo lo justo, dejarlo sin restaurar. ¿Qué haríais vosotros?

Un barn find -como dicen los ingleses- en toda regla que será subastado por Bonhams el próximo 5 de Junio en Connecticut, con un precio estimado de entre 70 y 110.000 euros.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Clasicos Venturada 2016, todo un éxito

Post siguiente:

Concentración BMW Serie 6 en Elche: Tiburones entre palmeras