alpine gordini
in ,

Alpine-Gordini A110B

Alpine y Gordini son dos marcas finalmente absorbidas por Renault que representan la cara más deportiva en la historia de la marca del rombo. Por ello, que unan sus esfuerzos en la realización de un modelo resulta algo realmente especial. El resultado de ello es este Alpine-Gordini A110B con motor 807 G-4. Un ingenio de competición que actualmente sólo montan dos A110. Éste es uno de ellos.

¿Cuál es la razón por la que marcas generalistas como FIAT y Renault adquirieron pequeñas empresas como Abarth, Gordini y Alpine? Para encontrar respuesta a esta pregunta muchos pensarán en la emoción de las carreras. En la afición por la competición. O incluso en el simple gusto de hacer algo atrevido por el mero gusto de hacerlo. Sin embargo, tanto FIAT como Renault son marcas centradas en la producción en serie. Estructuras empresariales complejas donde nada se deja al azar, maximizando la inversión para lograr el mejor resultado económico posible.

Un ámbito donde todo lo emocional o a priori irracional sólo existe en tanto y cuanto contribuya a la fabricación a gran escala y la venta masiva. Parámetros opuestos a los definidos por pequeños preparadores deportivos como Abarth, Gordini y Alpine. Entonces, ¿cómo es posible que todos acabaran absorbidos entre 1969 y 1973? Pues precisamente porque, aunque suene paradójico, su actividad es un complemento perfecto para cualquier marca generalista. Algo que resumió muy bien Jean Rédélé -fundador de Alpine- cuando sentenció “las carreras son la mejor manera de probar los coches de producción. Y los rallyes la mejor de venderlos”.

Un pensamiento donde quedan patentes dos cuestiones. La primera es que el potencial tecnológico de un pequeño equipo de competición lleva cada coche hasta su límite, siendo por tanto agentes de diseño perfectos para mejorar los futuros productos de serie. La segunda es que el esfuerzo invertido en vencer las carreras revierte en la mejora de las ventas. Dando una imagen de prestigio a marcas que, de otra manera, sólo serían vistas como fábricas de sencillos utilitarios familiares. Segmento en las antípodas del Grupo 5. Homologación de la FIA donde fue a parar uno de los derivados más escasos del A110.

El Alpine A110B con motor Gordini de 1974. El producto de unir la capacidad de dos pequeñas marcas deportivas ya adquiridas por el gigante Renault.

ALPINE-GORDINI A110B. EQUIPADO CON EL MOTOR 807 G-4

Que el Alpine A110 es una de las grandes leyendas de los rallyes el algo sabido por todos. Sin embargo, lo cierto es que a partir de 1973 se dan algunas versiones tan espectaculares como escasas. Sin duda, una de ellas es ésta con motor Gordini, la cual se construye bajo la dirección de Renault. Propietaria de todo el accionariado de Alpine desde ese mismo año, pudiendo así coordinar esfuerzos con Gordini tras haberla comprado cuatro años antes. Una sinergia de la cual salió el Alpine-Gordini A110B.

Algo a priori no tan extraño, puesto que desde 1965 se habían producido uniones entre ambas marcas. Hecho sintetizado en los A110 100 y 1300. Ambos con motores procedentes de los R8 potenciados por Gordini. No obstante, lo ocurrido con el Alpine Gordini A110B fue ir un paso más allá. Ya que su motor 807 G-4 no proviene de un modelo de calle, sino directamente del departamento de carreras de Renault. El cual, bajo la línea marcada por los especialistas de Gordini, venía desarrollando desde comienzos de los setenta este motor para aplicarlo a la Fórmula Renault y unidades de rallye del R17.

Un ingenio de cuatro cilindros y 1774cc capaz de entregar más de 200CV a 7500 rpm con una relación de compresión de 11’8 a 1. Todo ello alimentado y lubricado de una forma u otra según fuera destinado a un modelo de rallyes o de circuito. Así, los de asfalto montaban inyección y carter seco. Mientras que las de rallye se equiparon con dos carburadores Weber de doble cuerpo y carter húmedo de cuatro litros. Un cuidado diseño mecánico forjado en aluminio y rematado con un doble árbol de levas en cabeza del que se cree sólo se hicieron unos 20 ejemplares.

CHASIS MODIFICADO Y TIRADA MUY CORTA

Cuando en 1973 el A110 ganó el Campeonato Mundial de Rallyes haciendo alardes como las tres primeras posiciones en el Montecarlo estaba claro que Renault tenía que hacerse con el control total de Alpine. Además, para esas fechas la compleja genealogía mecánica del A110 se agrandó con la aparición de las versiones 1800. Hechas con el objetivo de resistir el embate de los Lancia Stratos, los cuales tomaron finalmente el testigo de liderazgo en las pruebas internacionales de rallye. Además, en esa resistencia puesta puesta por Alpine se efectuaron modificaciones en el chasis.

Así nacieron los A110B, los cuales mejoraron la subestructura tubular a la que se ancló una suspensión trasera de doble horquilla. Una versión producida en series muy reducidas, ya que según las fuentes sólo llegaron a fabricarse de cuatro a diez ejemplares. Todas ellas destinadas al mundo de la competición y equipadas principalmente con el motor 844-12 que dio 124CV en los A110 y A310 donde fue montado. No obstante, según fuentes cercanas a Renault ésta decidió hacer una última evolución del A110 con la vista puesta en el Tour de Francia Automovilístico de 1975.

Así las cosas, el coche se homologaría en el Grupo 5. Para ello la propia Renault completó una unidad destinada al piloto Bruno Saby. Único A110 con motor Gordini 807 G-4 hasta la llegada de esta que estás viendo modificada por el equipo belga Vialle en su intento de competir en los campeonatos de Rallycross europeos. Una historia que empezó en 1976, cuando el ingeniero Thom Meijlink se hizo con este Alpine A110B chasis 20377 para incorporarle un motor 807 G-4 a la manera del Grupo 5 de Renault.

Una intervención delicada, responsable de crear uno de los tan sólo dos Alpine-Gordini A110B con motor 807 G-4 de los cuales se tenga hoy en día constancia. Un ejemplar para apasionados por la historia de Alpine, el cual se encuentra a la venta en el concesionario británico William i’anson ltd.

Fotografías: William i’anson ltd / Renault

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

49.9kFans
1.6kFollowers
2.4kFollowers
3.1kFollowers