alpinche
in

Me encantaMe encanta

Marcado por el fuego. 50 años del estreno en competición del Alpinche

Dentro de la historia de los rallyes en España hay un nombre que destaca por su originalidad mecánica. Hablamos del Alpinche. La singular creación de Estanislao Reverter, fruto de montar el motor de un 911 sobre la base de un Alpine A110 para posteriormente acabar montado piezas procedentes de coches tan diferentes como el VW Beetle o el Land Rover. Justo un 13 de agosto como hoy -pero de hace medio siglo- vio su estreno en carreras.

Fotografías Alpinche: Fundación Estanislao Reverter

Quizás sea por la gran cantidad de tramos revirados entre aldea y aldea. O quizás por las horas de lluvia que invitan a refugiarse bajo techo realizando labores manuales en vez de gastar tiempo al aire libre. Pero el producto es el mismo: la enorme afición a los rallyes en el cuadrante noroeste de la Península Ibérica. Es allí, especialmente en Galicia, donde multitud de aficionados y escuderías son protagonistas de modificaciones mecánicas y encuentros deportivos mucho más usuales que en otras zonas del país.

Un ambiente perfecto para el desarrollo de símbolos tan especiales para el automovilismo español como Estanislao Reverter y su Alpinche. Una máquina que hoy día 13 de agosto cumple medio siglo desde su primera carrera con ocasión del IX Rallye Rías Bajas. Competición en la que sería dos veces campeón, después de haber logrado durante su estreno en 1971 la tercera posición. Algo más que meritorio. Ya que como en toda la historia del vehículo las cosas parecían más fruto del azar y el ímpetu de Estanislao Reverter que de un sobrio y normal acontecer.

En este caso, la primera toma de contacto del Alpinche con la competición estuvo marcada por un fuerte incendio en el taller donde se le estaban dando los últimos toques. Un incidente que por poco acaba en tragedia cuando el propio Reverter lo sofocó en solitario con ayuda de un extintor. Hecho valiente por el cual se salvó de las llamas el Alpinche, pero que al tiempo produjo quemaduras en la cara y las manos a su creador y piloto. Un verdadero apasionado de los rallyes que, contra todo pronóstico, llegó durante la media tarde de aquel 13 de agosto de 1971 a las verificaciones del IX Rallye Rías Bajas.

ALPINCHE. HACIENDO DE LA DESGRACIA VIRTUD

Adaptarse a los cambios e imprevistos es una necesidad evolutiva. Tanto así que, con un sólo vistazo a la naturaleza, podemos encontrar diversos casos donde se ha hecho virtud de lo que en primer lugar fue un problema. Un argumento científico que en el caso de Estanislao Reverter y su Alpinche se cumple perfectamente. Pues el que ha llegado a ser uno de los coches de rallyes más importantes del panorama español nació de un accidente. Concretamente el que José Pavón tuvo con un Porsche 911 R propiedad de Reverter. Estrellándolo contra un petril en la bajada del Rodicio durante el IV Rallye de Orense en 1970.

Un choque tan fuerte que obligó a deshacerse por partes de la carrocería y otros elementos. Aunque el motor fue retenido por Reverter para una idea aventurada pero no carente de lógica. Incorporarlo a un Alpine A110. El coche de rallyes con mejor comportamiento dinámico del momento junto a otros muy superiores como el Lancia Stratos. Así las cosas, Reverter empieza un trabajo artesanal junto a los mecánicos para modificar el subchasis trasero con el objetivo de montar el motor del 911. Un proceso donde el Alpine A110 va cambiando constantemente, recibiendo todo tipo de nuevas piezas con procedencias tan diversas como la del puente trasero o los palieres. Extraídos de un VW Beetle y un Land Rover respectivamente.

Eso sí, siempre operando bajo la consigna de Reverter, quien apostó por aprovechar y acoplar, pero nunca deformar. Una forma de hacer las cosas que tuvo como objeto al Alpinche, concebido con la ligereza del A110 y la potencia del seis cilindros Porsche. Todo ello para entregar 220CV para unos tan sólo 600 kilos. Mezcla tan eficiente que el eje delantero se levantaba al acelerar. Por ello tuvieron que incorporarse dos aletas jugando con la aerodinámica para pegar el coche al suelo y hacerlo así manejable con la dirección.

UN ESTRENO CONTRA EL FUEGO

Como hemos visto, la propia génesis del Alpinche ya fue de por sí audaz y sorprendente. Dos características que siempre lo persiguieron, ya que durante años no dejó de recibir cambios de aspecto y actualizaciones mecánicas. Una larga vida repleta de buenos puestos en el Rallye de España. La cual podría haberse truncado días antes de tomar la salida en el IX Rallye Rías Bajas de 1970. Todo por un incendio provocado por la colilla de un cliente en los talleres Land Rover propiedad de Reverter, en los cuales se estaban dando los últimos ajustes al Alpinche ya matriculado con la placa OR-31516.

Según se cuenta, movido por la curiosidad de ver qué se cocía en el taller, este cliente entró en una zona reservada donde se almacenaban bidones de gasolina súper de 98 octanos. La necesaria para los coches de competición, suministrada de aquellas en tan sólo dos gasolineras de Galicia. De repente, las llamas producidas por la inoportuna colilla provocaron un fuerte incendio que afectó a la zona donde se encontraba el Alpinche. Ante la desbandada general, tan sólo Estanislao Reverter se enfrentó a las llamas con un extintor. Sofocando el incendio pero también sufriendo quemaduras en el rostro y las manos.

Una situación con la cual muy pocos pensaron que se lanzara a tomar la salida -pocos días después- del Rallye Rías Bajas. Por ello, cuando Reverter apareció en las verificaciones aquella tarde del 13 de agosto de 1971 cubierto de ungüentos contra la piel abrasada la sorpresa fue mayúscula. Más aún cuando quedó tercero, llegando a lo más alto de la clasificación en los dos años siguientes. Sin duda un estreno épico para el Alpinche, la cual cumple ahora 50 desde su primera carrera a punto de ser restaurada meticulosamente por la Fundación Estanislao Reverter.

Algo de lo que os informaremos con muchos más detalles dentro de muy poco.

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

51kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.2kFollowers