Liberty 750×184

Techno Classica Essen, el imperio contraataca

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

Hace 25 años que Techno Classica Essen mantiene su supremacía europea y yo diría que planetaria en la galaxia de los salones dedicados a los coches clásicos. Supremacía recientemente confirmada al haber celebrado su cuarto de siglo de existencia del 10 al 14 de abril de 2013.

Al hablar de Retro Classics Stuttgart como su más serio y directo rival, publicamos algunas cifras que pueden servir de referencia al compararlas con las que ahora indicamos para Techno Classica, igualmente facilitadas por el organizador:

→ Superficie útil de 95.650 metros cuadrados en el interior (a los que se añaden dos amplios patios exteriores);

→ Flujo de visitantes del orden de 185.000 llegados de 41 países (181.500 contabilizados en 2011). La primera edición, hace veinticinco años, se inauguró con 30.000 visitantes, la cifra se ha sextuplicado;

→ Cerca de 1.200 expositores (procedentes de 30 países);

→ Más de 2.500 vehículos expuestos;

Maserati A6GCS espléndidamente presentado con una foto gigante de un modelo similar
Maserati A6GCS espléndidamente presentado con una foto gigante de un modelo similar (en galería)

Como vemos, las cifras, contempladas fríamente, son muy similares en cuanto a superficie útil, expositores y vehículos expuestos.

Donde se destaca claramente una diferencia a favor de Essen es en su cifra de visitantes, que supera en mucho los 77.000 registrados en la última edición de Retro Classics.

Esta circunstancia puede explicarse por tres motivos. En primer lugar, Techno Classica es el salón pionero entre los que cultivan la cultura de los coches clásicos en Europa. En segundo lugar, como factor determinante, la densidad demográfica de la cuenca del Ruhr, con dos de las ciudades más pobladas de Alemania próximas, como son Düsseldorf y Colonia, facilita la llegada masiva de visitantes que no tienen que enfrentarse a largos recorridos como para acudir a Stuttgart, región menos poblada y con pocas ciudades importantes cerca (excepto Karlsruhe). Un tercer elemento se añade con carácter accesorio, como es la mayor duración de Essen, que abre sus puertas durante cinco días, frente a los tres y medio que dura el salón de Stuttgart.

Vista del pabellón central…
Vista del pabellón central…

Techno Classica hace Historia

Al haber asistido a más de veinte de sus multitudinarias ediciones, reconozco que conviene hablar del fenómeno Techno Classica con una perspectiva histórica.

Hace veinticinco años los coches clásicos ya tenían su lugar en Europa como centro de atención y preocupaciones de miles de apasionados, generalmente aglutinados en clubes que practicaban y disfrutaban de su actividad favorita. Pero era necesaria una feria de muestras internacional capaz de diferenciar y especializar el contenido frente a los salones del automóvil de novedades, como son por ejemplo los de Ginebra o Frankfurt.

¿Sería rentable dar el paso? El reto de organización y gastos iniciales para el alquiler de Messe Essen (Messe significa feria en alemán) era de envergadura. Se necesitaba implicar una sociedad anónima con los medios materiales necesarios -Siha-, pero también contar con el visto bueno de numerosas autoridades nacionales y locales. El Estado federado de Renania del Norte-Westfalia y la ciudad de Essen acogieron favorablemente la iniciativa, que se revelaría a la larga provechosa.

Antes el decorado del Pabellón No 6 cambiaba en cada edición
Antes el decorado del Pabellón No 6 cambiaba en cada edición

Las primeras ediciones de Techno Classica hacían gala de imaginación cambiante y renovada. Aunque siempre se tratara de la misma actividad, como es el comercio en el sector de los coches clásicos, el organizador daba la impresión de presentar cada vez algo distinto. Por ejemplo, el pabellón central, el ya mundialmente renombrado Halle 6, habilitaba cada vez un decorado distinto, muy próximo a un escenario cinematográfico de cartón piedra, pero igualmente eficaz, con recreaciones memorables del Arco de Triunfo de París, la torre del parlamento de Londres, la puerta de Brandenburgo de Berlín o las típicas construcciones rurales italianas, estas últimas muy útiles cuando se trataba de poner alrededor un buen surtido de coches de marca Ferrari.

Posteriormente, se construyó una estructura igualmente desmontable, pero que se utiliza de manera invariable un año tras otro.

El organizador ha tenido la amabilidad de facilitarnos algunas imágenes de sus archivos relativas a las ediciones pasadas que registraron un mayor éxito de público y repercusiones en los medios de comunicación, que pueden resultar interesantes para los lectores que, en general, no hayan tenido otras noticias de Essen anteriormente.

De Soto aerodinámico de 1936
De Soto aerodinámico de 1936

El presente de Techno Classica

Para celebrar sus bodas de plata, Techno Classica prestaba especial atención a la palabra Silber, de connotaciones históricas en el automovilismo alemán (Silberpfeil quiere decir Flecha de Plata, por el color de los coches de carreras alemanes de antes de la guerra).

Meses antes de abrir sus puertas, el organizador colocó el cartel de «Completo», sin que quedaran espacios disponibles en alquiler para comerciantes o clubes.

Una mirada rápida a los alicientes muestra la dimensión y ambición del programa, con poco espacio para las decepciones o ausencias:

♦ 25 fábricas de coches participaban a título oficial, presentando novedades y vehículos históricos.

♦ Exposición especial titulada Automobile Masterpieces (obras maestras del automóvil).

♦ Mirada atrás de Audi a 80 años de su historia, incluyendo lujosos vehículos Horch.

♦ Un Autostadt o ciudad del automóvil, repasando 125 años de historia del automóvil en un ZeitHaus o templo del tiempo.

El Bugatti 57 parece relanzar el debate entre restauración o preservación
Este Bugatti 57 relanzó el debate entre restauración o preservación

♦ BMW, Rolls-Royce y Mini ocupaban un pabellón entero (tradicionalmente el número 12), mirando en particular al 90 aniversario de las motos BMW y a los 50 años del Mini.

♦ Presentación conjunta de un stand Bugatti y Bentley, con vehículos históricos y modernos.

♦ Citroën dedicaba su atención al creciente interés por el DS, a través de sus modelos descapotables.

♦ Celebración del 150 aniversario de Henry Ford, fundador de la marca, así como del 50 aniversario del Escort.

♦ 50 aniversario de Lamborghini.

El capó trasero del Lamborghini Miura puede contemplarse como una obra de arte
El capó trasero del Lamborghini Miura también puede contemplarse como una obra de arte

♦ Mercedes-Benz, una de las marcas que participó inauguralmente en la primera edición de Techno Classica, aportaba una cuidada selección de vehículos significativos, como el Simplex 60 de 1904 que fuera propiedad de Emil Jellinek.

♦ Presentación del Opel Cascada, con otros nueve vehículos descapotables de la marca.

♦ Peugeot en competición, con el 205 Turbo 16 de Michèle Mouton.

♦ Celebración del 50 aniversario del Porsche 911.

Restauracion ejemplar de un 911 de 1964
Restauración ejemplar de un 911 de 1964

SEAT 600. Ejemplo de coche urbano y exhibición del último ejemplar salido de la cadena de montaje.

♦ Skoda. Rapide, nombre y tradición, coches de antes de la guerra.

♦ Volkswagen, 7 generaciones del Golf, con especial atención al GTI.

♦ Volvo, presentación de 6 ejemplares históricos escogidos.

Carrocería Viotti para un FIAT 600 de 1959
Carrocería Viotti para un FIAT 600 de 1959

Antes de visitar Techno Classica Essen, la primera recomendación que hago a quienes me lo preguntan es que no acudan si no se encuentran en buena forma física. Una pequeña preparación con días de antelación a base de largos paseos sería muy útil.

La segunda e importante recomendación es que lleven zapatos cómodos. En Techno Classica es muy fácil terminar el día habiendo recorrido entre diez y quince kilómetros a buena marcha, y no darse cuenta del esfuerzo realizado hasta que los pies empiezan a doler y el estómago a desfallecer. Por eso es aconsejable hacer una pausa intermedia en cualquiera de los numerosos puestos de cerveza y alimentación local, rica en calorías.

La visita bien puede durar las ocho horas equivalentes a una intensa jornada laboral.

Como aspecto práctico una orientación puede ser útil al visitante, según sean sus intenciones. Si es comprador, es aconsejable explorar el salón el miércoles (jornada especial para compradores y periodistas) o el jueves, antes que otros se hayan anticipado en la caza de trofeos. Si es visitante, con el sólo objetivo de admirar los vehículos expuestos, es preferible ir el domingo, que es la jornada en la que se producen menos colas y atascos.

Auténticas piezas de aviones desguazados
Auténticas piezas de aviones desguazados para una barra de bar…

Listos ya a enfrentarnos con el reto que supone llevarse un atracón visual, e incluso emocional, lleno de sorpresas y sobresaltos agradables, pasemos sin más preámbulo a describir la histórica vigésimo quinta edición.

MERCEDES-BENZ

La marca de la estrella se vuelca decididamente año tras otro en Techno Classica, con un pabellón de dimensiones extraordinarias y contenido acorde con la calidad que tradicionalmente se espera de la colaboración entre la fábrica y el museo de Stuttgart, a los que se añade la participación entusiasta de los numerosos clubes de propietarios que prestan vehículos seleccionados.

Aunque parezca un detalle, considero digno de destacar, con agradecimiento hacia los realizadores del pabellón, no únicamente su diseño, decoración y contenido, sino especialmente su suelo. El visitante, que llega con los pies cansados, recibe como premio la sensación de hundirse en una suave y mullida moqueta, de un espesor increíble, en la que realmente se descansa al andar.
La limpieza, presentación y atención al público con toda clase de información, facilitada individualmente en varias lenguas por el personal del museo, son ejemplares.

En un lugar sagrado, la capilla del Benz-Prinz de 1910
En un lugar sagrado, la capilla del Benz-Prinz de 1910

El envoltorio con que el museo presenta sus coches no es una cáscara vacía. Al contrario. Para el 25 aniversario del salón, Mercedes-Benz preparó un espacio que era una capilla individual dentro de su gran santuario para recibir únicamente a un coche, el Benz Prinz-Heinrich de 1910. Con sus 5.715 cc y 80 cv, alcanzaba la velocidad de 126 Km/h. El conjunto era todo un modelo de cómo presentar en público un automóvil histórico.

Además del Benz Prinz, cabría destacar el Simplex 60 cv de 1904 ya mencionado, numerosos 300SL y otros modelos de producción en serie que van alcanzando una edad suficiente como para ser incluidos en la lista de candidatos a clásicos.

En el patrimonio de Mercedes-Benz, un Simplex 60 de 1904
En el patrimonio de Mercedes-Benz, un Simplex 60 de 1904

PORSCHE

Otra de las marcas reverenciadas por el público alemán e internacional es Porsche, que como hemos ido repitiendo en artículos dedicados a otros salones europeos, celebra en 2013 el 50 aniversario del 911. Para una marca que dispone de tantos modelos entre los que elegir, resultará difícil decidirse por aquellos que deben formar parte del destacamento enviado a Techno Classica.

En esta ocasión, el museo acudía con un 911 de primera generación, así como con el primer 911 SC cabriolet Studie, ejemplar presentado en el salón de Ginebra en 1982, que se vendía entonces por 64.500 marcos. Porsche Classics mostraba su buen hacer con un 356 Carrera y con un 911 de las primerísimas series, fabricado en 1964 y vendido en 1965. El coche, en curso de restauración, sirve para presentar la nueva gama de repuestos refabricados con la bendición de Porsche para facilitar que los viejos 911 sigan en circulación.

El Porsche Museum presentaba su calendario de eventos para 2013, incluida una exposición especial 50 Años del 911, que tendrá lugar del 4 de junio al 29 de septiembre en Stuttgart.

Dos 356 Speedster sin restaurar de 1958
Dos 356 Speedster sin restaurar de 1958

Además de la representación oficial, numerosos especialistas de la marca estaban presentes. Tanto es así que cualquiera que tenga la intención de adquirir un Porsche clásico debería pasar primero por Techno Classica, para observar los modos de trabajar y las restauraciones del más alto nivel. Con precios en consecuencia.

Se podría destacar el cuidado stand de la firma Early 911S, con su lema «Perfecto hasta en el mínimo detalle», que presentaba una paleta de ejemplares en distintos estadios de finalización, desde coches tal como les son confiados hasta otros listos para entregar al cliente. El trabajo de restauración podía seguirse en particular en un 2,0 coupé de 1968, #118001178 y en un 2,4S Targa de 1973, #9113310582.

En realidad, casi se podría elaborar un «Especial Porsche» con la abundancia de vehículos expuestos. Para dejar espacio a otras marcas, cerraremos este apartado mencionando dos 356 Speedster en estado original, sin restaurar, ambos de 1958.

Las curiosidades también eran frecuentes. El autor puede garantizar que un café sabe mejor si sale de una cafetera instalada en el maletero de un 928.

Si sale de un Porsche 928, un café sabe mejor
Si sale de un Porsche 928, un café sabe mejor

FERRARI

El Club Ferrari Deutschland tiene siempre una nutrida y cuidada representación de coches de sus socios, a los que se unen los de la marca Maserati. Entre estos últimos, llamaba la atención un impecable A6GCS, presentado en el salón de Turín de 1954 por Pininfarina.

Tuve ocasión de hablar con Matthias Bartz, quien, como sabemos, es autor del libro Dino Compendium, sobre la evolución que está teniendo el «pequeño» Ferrari en los últimos salones europeos, con precios que se mantienen al alza. En primicia, Matthias me confiaba que un 246GTS rojo se acababa de vender por la firma Eberlein apenas Techno Classica abría sus puertas, por el precio de 300.000 euros, en el que están incluidos varios trabajos de puesta a punto todavía por realizar.

Por otra parte, como curiosidad para los aficionados españoles, durante nuestra charla acudió un socio del club para darnos la noticia de que esa misma tarde recibiría en Alemania un Dino amarillo con matrícula de Gran Canaria comprado en las islas afortunadas días antes.

La originalidad se paga (Ferrari 275GTB)
La originalidad se paga (Ferrari 275GTB)

La mencionada firma Eberlein exponía asimismo un 275GTB, cuyos precios continúan evolucionando al alza. Se tiene noticia de la realización de réplicas que seguidamente integran ambiciosas colecciones, práctica que se produce cuando hay falta de recursos para adquirir un original. Lamentablemente, esa práctica arruina la originalidad del modelo de base cuando, al fin y al cabo, el resultado no es auténtico.

La originalidad es algo que siempre hará subir la cotización de los coches que se ofrezcan a la venta en subastas internacionales. Es la opinión de la firma canadiense RM, que anunciaba con un 250GT Lusso la subasta que tendrá lugar en Villa Erba el próximo mes de mayo.

Un Ferrari 250 Lusso anuncia la subasta de Villa Erba
Un Ferrari 250 Lusso anuncia la subasta de Villa Erba

SEAT 600 (Y FIAT)

En la fábrica SEAT han comprendido la importancia de la presencia en salones internacionales celebrados en el ámbito de los coches clásicos, como complemento a la difusión de su imagen, que hará aumentar las ventas de vehículos de nueva producción. En efecto, SEAT está presente en Techno Classica de manera oficial desde hace ya algunas ediciones.

El año pasado, SEAT llevó a Essen el Panda Grupo 2 con el que Carlos Sainz empezó su carrera. En esta ocasión, SEAT exponía un vehículo histórico, ya que significó el fin de carrera del popular 600. Se trata del último ejemplar producido del L Especial, que cerró la ilustre dinastía del coche que motorizó la sociedad española.

El último 600 fabricado recibía todos los honores
El último 600 fabricado recibía todos los honores

El responsable del stand estuvo muy amable con este cronista y le enseñó el coche hasta en sus últimos detalles, sin olvidar el número de bastidor, que será anotado por historiadores y seguidores del 600. Es el #BG029267.

Por otra parte, un comerciante particular vendía un SEAT 600D de 1968 de los exportados a los Países Bajos, en perfecto estado y con únicamente 14.000 Km.

Hablando del 600, merecen especial atención las versiones fuera de serie construidas en Italia sobre base FIAT, siendo particularmente atractivas por su elegancia, digna de coches de superior categoría. Destacaremos un Vignale de 1956 con preparación Nardi, bautizado como Rendez-vous y un Viotti Granluce de 1959.

Elegante FIAT 600 Vignale de 1956
Elegante FIAT 600 Vignale de 1956

AUDI

Audi es una de las marcas que son fieles a Techno Classica desde sus primeras ediciones, acudiendo siempre de manera oficial, tanto como fábrica como representada por su destacamento del museo de Ingolstadt. Al igual que Porsche, Audi Tradition también comunicaba un nutrido calendario de actividades para 2013, incluyendo el 75 aniversario del accidente de Bernd Rosemeyer o el 30 aniversario del campeonato del mundo de Hannu Mikkola.

Entre los coches procedentes de su museo, destacaban por la ambientación creada a su alrededor un R8 Krokodil, con su historial en competición del año 2000, y un vehículo mucho más antiguo, un Horch 930S aerodinámico de 1939, dotado de un motor V8 de 3.796 cc. La placa del coche me llamó poderosamente la atención, al creer que se trataba de un coche matriculado en Valencia.

La responsable de las relaciones con la prensa, a quien me dirigí para preguntar por la procedencia del coche, hizo personarse a un historiador del museo quien me aclaró que no se trataba de la V de Valencia, sino de la cifra 5 expresada en números romanos. En los años treinta, los coches alemanes se matriculaban de acuerdo con su región de residencia y el número asignado a cada una de ellas, utilizándose para ello los números romanos, I, II, III, etc.

Horch 930 de 1939. La matrícula no es de Valencia
Horch 930 de 1939. La matrícula no es de Valencia

Otra marca del grupo, Lamborghini, celebraba su 50 aniversario con un lujoso stand presidido por un Miura SV, cuyas piezas por separado pueden considerarse obras escultóricas.

BMW

Ocupando un pabellón entero para albergar sus marcas principales y afines (Mini), BMW traía de su museo coches de competición y una amplia muestra de motocicletas históricas.

Los BMW tampoco faltaban entre los comerciantes independientes y el visitante encontraba a su paso varios 328, M1 y 503, que pueden admirarse en raras ocasiones.

El precio de los BMW 328 de 1939 ronda los 400.000 euros
El precio de los BMW 328 de 1939 ronda los 400.000 euros

OTRAS MARCAS

Contrastando con el estado impecable del Miura presentado por Lamborghini, se podían encontrar coches totalmente oxidados o incompletos, ofrecidos en venta como donantes de piezas o como proyectos de restauración. Era el caso de un Iso Rivolta, aparcado en el patio exterior donde son autorizados a exponer los particulares y, en caso de falta de espacio interior, también los comerciantes.

Una falta de espacio que ya es patente en Techno Classica. Toda la superficie útil se alquila de un año para otro y para hacer frente a la demanda de nuevos expositores se recurre al aprovechamiento de cada espacio extra disponible.

Como anécdota, un restaurante y la sala de prensa (excepto en su mínima expresión) se habían desalojado para albergar los coches de la subasta tradicional celebrada el sábado.

Opel es otra de las marcas preocupadas por la preservación de su patrimonio histórico (1899)
Opel es otra de las marcas preocupadas por la preservación de su patrimonio histórico (1899)

Opel se volcaba presentando su rica historia, empezando por sus ancestros de 1899, mientras que Skoda sorprendía de nuevo con un modelo Rapid Sport tipo 939R digno de admiración.

Uno de los coches que más llamó la atención a los periodistas británicos con quienes tuve ocasión de cambiar impresiones fue un curioso Ockelbo de 1953 con mecánica Volvo, que volvía a la vida después de una larga y costosa restauración.

Entre los clubes que luchan por el trofeo al mejor stand, los propietarios de vehículos de marca Borgward hacían gala de un excelente sentido del humor presentando el baño de Isabella, en una gran bañera con todos los elementos necesarios, jabones, toallas y artículos de belleza, realizados a la escala del original.

Ockelbo-Volvo de 1953
Ockelbo-Volvo de 1953

Como marca de prestigio, Bugatti no podía estar ausente. Numerosos coches de Molsheim estaban diseminados aquí y allá, como el 57 cabriolet Gangloff de 1939 en el pabellón central que se ha visto anteriormente en numerosas exposiciones. Sin embargo, nos gustaría destacar un modelo menos conocido y conservado sin restaurar para preservar su originalidad. Se trata de un 57 Ventoux con carrocería cerrada, vendido nuevo en 1937 por 103.000 francos franceses.

COCHES RAROS Y CURIOSIDADES

El centro del stand Movendi era presidido por un Autobleu 750 de 1954, sin restaurar, en el estado que terminó las Mille Miglia del mismo año y que se vendió inmediatamente.

En el estilo del Horch de 1939, pero en un color más llamativo, un De Soto Airflow de 1936 se ofrecía en venta por 45.000 euros.

El Autobleu 750 de 1954 se vendió en el acto
El Autobleu 750 de 1954 se vendió en el acto

Techno Classica no es un salón de motos. No obstante, al margen de la presentación de motocicletas históricas del museo BMW, en esta ocasión destacaba una Clyno Sprung Eight De Luxe, con sidecar, de 1921, en un escenario mejor ambientado que las propias BMW.

Las curiosidades no faltan a la vuelta de cada esquina, como piezas de aluminio procedentes de aviones desguazados acomodadas a otros usos, o muestras de obras de arte en pintura y escultura.

No cerraremos esta crónica sin mencionar uno de los pioneros españoles en el mercado de los coches clásicos, no sólo en España, sino en sus participaciones en Techno Classica, que ya forman parte de su calendario tradicional de actividades. Francisco Pueche y sus hijos son figuras destacadas del pabellón 6 y si el año pasado acudieron con un Pegaso Touring en venta, en 2013 se felicitaban de la excelente acogida de un Hispano Suiza H6 Torpedo Sport de 1922, sobre bastidor número 10.371.

En representación de las motocicletas, una Clyno de 1921
En representación de las pocas motocicletas, una Clyno de 1921

Pegasines en Essen

En lo que se refiere a los aficionados españoles, no será necesario remontarnos mucho tiempo atrás para encontrar la edición que se dedicó a una marca española.En efecto, el año pasado Techno Classica organizó una exposición especial consagrada a Pegaso. Al ser sumamente raras las ocasiones en que varios automóviles deportivos Pegaso pueden admirarse al mismo tiempo y bajo un mismo techo, ya sea dentro o fuera de nuestras fronteras, también puede ser de interés general incluir en este artículo alguna foto y comentarios sobre el particular.El simple hecho de haber dedicado una exposición a Pegaso en el pabellón número 6, al que nos referíamos más arriba, centro neurálgico de la organización, donde Siha establece su sede de actos públicos, entrega de premios, comunicados oficiales y acogida de personalidades, puede considerarse un espaldarazo internacional para nuestra marca insignia de los años cincuenta.

Reunir 16 coches deportivos Pegaso es un hito internacional que se recordará en las crónicas dedicadas a los productos de ENASA. Es cierto que había un ejemplar más, con el que se totalizaban 17 coches de la marca, pero se encontraba fuera de la exposición propiamente dicha, aunque en un lugar muy próximo, expuesto por el conocido comerciante Pueche de Madrid, asiduo participante de Techno Classica.

Aspecto de la exposición Pegaso en 2012
Aspecto de la exposición Pegaso en 2012
A los 16 ejemplares mencionados se sumaban una recreación del bastidor de exposiciones que pretendía pasar por auténtico, así como una lancha rápida Pegaso construida sobre planos de un proyecto que ENASA no llegó a realizar.Los seguidores de la marca Pegaso que se desplazaron a Techno Classica llamados por el atractivo adicional de la exposición monográfica quedaron satisfechos de admirar en un sólo lugar y dando un breve paseo por la manzana central del pabellón la totalidad de 17 Pegasos y las réplicas mencionadas.

No obstante, fueron numerosas las críticas que se formularon al haberse dejado pasar esa ocasión única sin realzar de manera complementaria el significado de Pegaso en el contexto histórico de los años cincuenta. En efecto, la presentación de los coches era muy simple, alineados uno junto al otro sin orden ni criterio algunos, sin destacar el trabajo de diseño de los distintos carroceros y sin otro complemento que unos sencillos carteles escritos a mano a toda prisa donde las informaciones esenciales brillaban por su ausencia. Por no contar los errores en la descripción de los coches.

Lástima que un Z-102 Touring de 1956 no pudiera participar en Mónaco en 1952
Lástima que un Z-102 Touring de 1956 no pudiera participar en Mónaco en 1952
Así, el #0171, un ENASA originalmente con carrocería coupé y posteriormente reconvertido en cabriolet por simple eliminación del techo, se presentaba como el auténtico ejemplar presentado en el salón de París de 1951. Más grave aún era que el #0156, de 1954 y con carrocería Touring, se describiera como el coche con el que Joaquín Palacio participó en el Gran Premio de Mónaco de 1952, cuando, como sabemos, el coche de Palacio estaba carrozado por la propia ENASA (véanse las descripciones mostradas al público en los carteles que acompañaban los coches).Por otra parte, en la exposición no habían fotos ni documentos de época, ni se editó ningún catálogo incluyendo los Pegasos, descripciones e historia, que habría sido muy apreciado por los visitantes y seguidores de la marca.

 

 
 

Imágenes a tamaño completo (1.280 px. aprox.)

 
 

Valora esta noticia y ¡Comenta!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Mannesmann: Herramientas, automóviles y camiones

Post siguiente:

Ferrari 308/328: Hermanos de Sangre