Liberty 750×184

Cazados: Sahara Challenge 2015

Varios rallies ingleses de calado pasan al año por nuestro suelo sin que nos enteremos. El Sahara Challenge es uno de ellos pero esta vez les hemos "cazado".

Retromovil 2020 Medio


AAyer nos levantamos pronto y fuimos a ver la salida desde Toledo del Sahara Challenge, uno de esos locos rallies ingleses de resistencia para clásicos veteranos. Organizado por la Endurance Rally Association, llevará a sus participantes desde la capital manchega a Marrakech, en Marruecos, a alrededor de 400 kilometros por día.

Normalmente estas pruebas pasan de incógnito por nuestro país: Rolls-Royce, Bentleys, Alvis o Vauxhall, entre otros, quedan sin perro -o aficionado- que les ladre, lo cual es una lástima. Por nuestra parte recibimos un soplo de última hora y nos decidimos a «asaltarles» al amanecer para poder contároslo.

Sahara Challenge 2015: A través de recónditas carreteras manchegas

La lista de participantes no estaba mal, aunque no era de las mejores que hemos visto en este tipo de rallies en los que se suele dar cabida a algunos -pero solo algunos- clásicos de posguerra; en este caso aproximadamente la mitad de los 50 inscritos eran coches posteriores a 1945, mucho menos espectaculares de ver recorriendo largas distancias.

La cita transcurrió sin incidentes: Desde que llegamos a las siete y media y hasta una hora después anduvimos deambulando por el parking del parador de Toledo, entre máquinas y participantes; merece la pena destacar que aunque no portábamos ninguna identificación fuimos bien recibidos, dándosenos acceso incluso al roadbook oficial…

Porque eso era lo que queríamos, descubrir algunas de las carreteras elegidas para el periplo y poder pillarles en carretera abierta con las cámaras. Saliendo de Toledo recorrimos unos 60 kilómetros por la CM-401 hasta Navalmorales; una vez allí nos desviamos por la CM-4155 para descubrir una estrecha y serpenteante calzada incrustada en los Montes de Toledo que sin duda recomendamos a todos los aficionados de la zona.

En fin, que vamos a dejar de lado la tinta para enseñaros la maquinaria, que de eso se trataba.

*Foto: Unai Ona y Javier Romagosa

Catawiki 750

2 Comentarios

  1. Miguel
    Oct 8, 2015 en 9:17 — Responder

    Uno de los motivos de su discreción (y lo sé de primera mano) es la falta de respeto (a veces rozando el vandalismo) por parte del público español hacia sus vehículos, lo que hace que no quieran saber nada de publicidad, recepciones, exposición en la plaza mayor…..

    • Javier Romagosa
      Oct 8, 2015 en 10:22 — Responder

      Buenos días Miguel:

      Personalmente no puedo más que darte la razón, sobre todo con coches veteranos. Me vienen a la memoria innumerables casos de niños de pie sobre los asientos o sentados sobre las aletas por sus padres, por poner dos ejemplos. Aunque creo que la vez que más me llamó la atención fue cuando una chica se subió por su cuenta y riesgo a un Hispano-Suiza Alfonso XIII fumando hierba…

      Soy de la opinión de que hay que promover y sobre todo dejar disfrutar de los coches a la ciudadanía, pero también de que ésta deberían tenerles más respeto. A los ingleses como aquí ni les va ni les viene optan probablemente por pasar desapercibidos.

      Un saludo y ¡muchas gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Goodwood Revival 2015

Post siguiente:

Veteranos en ruta: II Rally del Comercio