in

Me encantaMe encanta SorprendidoSorprendido LOLLOL Pero qué??Pero qué??

Renault R16. El familiar versátil que rompió el esquema de tres volúmenes

Tras la Segunda Guerra Mundial se produjo un “baby boom” en Francia que además fue parejo a la expansión de las clases medias urbanas. En ese sentido, hacia mediados de los sesenta Renault identificó a un nuevo tipo de público basado en familias jóvenes con necesidades diarias y gusto por viajar. Así las cosas, presentó en 1965 el R16. Un vehículo versátil con un gran portón trasero, suspensiones de largo recorrido y asientos modulares. Un cruce entre berlina y furgoneta que la propia marca reconoce como precedente de sus actuales SUV.

Cada vez hay más casos en los que modelos actuales buscan su legitimidad en referentes clásicos. Una forma de proyectar el futuro a través de reivindicar el pasado con la cual diversas marcas llevan tiempo haciendo potentes campañas de publicidad. En ese sentido, los ejemplos más manidos podrían ser los de BMW con el Mini y FIAT con el 600. Sin embargo, últimamente también se han apuntado a esta corriente marcas francesas como Peugeot o Renault. Ambas presentando prototipos eléctricos con claros guiños a conceptos exitosos en el pasado.

Hecho ejemplificable con el e-Legend -inspirado en el 504 Coupé- o el nuevo R5 -con fecha para el próximo 2024-. Dos casos con bastante ruido mediático gracias a su diseño rompedor y cuidada campaña publicitaria. Algo mucho más modesto en el lanzamiento del Renault Arkana. Un polivalente SUV del segmento C producido en Rusia. El cual está teniendo una cierta irrupción en el mercado gracias a su mezcla de habitabilidad y versatilidad, presentándose como un coche pensado para familias jóvenes con necesidades diarias pero también de ocio.

Concepto éste que gana mercado desde hace unos años, pero que en realidad no es tan joven como se pudiera pensar. De hecho, parte de la estrategia publicitaria del Arkana se ha basado en unirlo al que fuera uno de los primeros vehículos realmente versátiles en el mercado europeo: el Renault R16. Un familiar de 1965 con el cual la marca del rombo estrenó lo que muchos consideran un antecedente de los SUV gracias a sus suspensiones de carrera larga, facilidad de carga y espacio interior modulable.

r16

Una mezcla de berlina y furgoneta que al igual que el Arkana tuvo a las familias jóvenes como principal destinatario. Eso sí, ambos modelos también comparten otra cualidad: su criticada estética.

RENAULT R16. UN NUEVO COCHE PARA UNA NUEVA GENERACIÓN

Independientemente de gustos y filias, lo cierto es que un coche tiene que ser ante todo fiel al propósito para el que fue creado. Así las cosas, existen modelos de carreras, elegantes berlinas y vehículos donde la practicidad es la clave. Uno de ellos es el Renault R16. Un familiar diseñado desde dentro hacia afuera primando el espacio interior y la accesibilidad. Conteniendo un habitáculo amplio y luminoso donde los asientos modulares cuentan con hasta siete configuraciones posibles. Característica por la cual el R16 pasa en minutos de ser un familiar para cinco pasajeros a un furgón de carga con fácil acceso desde su enorme portón a modo de quinta puerta.

Un tipo de carrocería al que hoy estamos acostumbrados. Pero que en 1965 rompía todos los moldes al barrer el concepto de tres volúmenes dentro del segmento de las berlinas. Eso sí, aquello no se hizo por un simple capricho estético. Lejos de ello, en Renault se dieron cuenta de que para mediados de los sesenta los hijos del estallido demográfico de la postguerra ya estaban convirtiéndose en padres. Además, beneficiados por la expansión económica éstos ya no vivían con las estrecheces de sus padres.

r16

Habían accedido a formación técnica, empleos mejor remunerados y capacidad de consumo. Por lo que no sólo necesitaban coches para el día a día sino también preparados para los viajes recreacionales. Asimismo, al habitar en los nuevos barrios residenciales de la periferia ya no hacían pequeñas compras diarias a pie. Sino grandes cestas semanales adquiridas en los nuevos centros comerciales dotados de aparcamiento. En suma, se trataba de una generación totalmente nueva necesitada de un coche práctico y versátil. Pensado para las necesidades de una familia joven y moderna. Justo el hueco que vino a ocupar desde 1965 hasta 1979 el Renault R16.

r16

PIONERO DE LA VERSATILIDAD

Comprendido el contexto del Renault R16 es imposible no ser benevolente con sus formas. Y es que su estética no resulta virtuosa por sus proporciones sino por la practicidad que permite. Un ensamble que por cierto trajo de cabeza a los ingenieros de la fábrica de Sandouville -estrenada para este modelo- debido a la complejidad de soldar un techo tan alto. Respecto a cómo soportar el peso variable de diversas cargas, las suspensiones fueron adaptadas a un esquema blando y de largo recorrido. Lo cual aseguraba comodidad en marchas suaves pero también una gran distancia al suelo. Cualidad que permitía al Renault R16 tanto meterse por caminos -si iba ligero- como llenarse hasta los topes -cayendo los bajos al suelo-.

r16

Respecto a la competencia se puede decir que ninguna de las berlinas de la época presentaba la misma versatilidad que el Renault R16. Si a eso le sumamos que sus motores de 1470cc y 58CV -en su versión más básica- daban brío suficiente a sus 980 kilos, tenemos un conjunto de buen promedio al que sólo se le podía achacar portar unos frenos poco potentes. Para clientes más exigentes en materia de motor, 1973 vio la aparición de la versión TX. La tope de gama. Con cilindrada aumentada hasta los 1647cc para llegar hasta los 93CV. Una de las ocho variantes producidas, sumando en total 2.193.000 unidades ensambladas entre las dos plantas de Francia, la de Australia y la de Yugoslavia.

r16

Un éxito que logró en 1966 el título de Coche del Año en Europa. El reconocimiento a la buena media entre diferentes cualidades que representa el Renault R16. Ajustándose a un nuevo mercado derivado de los tiempos en los que fue desarrollado. Sin duda la principal virtud de este coche al que, sin embargo, los vendedores de Renault no tuvieron en alta estima ya que lo consideraban “más feo que inteligente”. No obstante, como decíamos antes hay coches cuya belleza o encanto residen en lo útil de su propuesta para el día a día.

Fotografías: Renault Classic

Qué te ha parecido?

32 Puntos
Upvote Downvote
Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

51kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.2kFollowers