Liberty 750×184

Rescatado: Renault 12 EVA Metro eléctric

Este Renault 12 eléctrico fue un interesante experimento que incluso llegó a probar la NASA durante la Crisis del Petroleo. Esta unidad ha sido rescatada por un entusiasta que va a restaurarla...



FOTOS RENAULT 12 EVA METRO: RENAULT 12 USA

Uno de los momentos más interesantes en la historia del automovilismo no tiene que ver con la ingeniería, sino con la política. Y es que en 1973 la Crisis del Petróleo lo cambió todo. De repente, sociedades tan dependientes de los hidrocarburos como la norteamericana empezaron a sentir una escasez nunca antes vista. En las gasolineras se agolpaban decenas de vehículos esperando repostar a unos precios de vértigo, y eso en el caso de que no se encontrasen con un cartel de “sorry, no gas”. Así las cosas, y sólo en un ambiente tan enrarecido, se puede explicar el nacimiento de un Renault 12 eléctrico probado por la NASA.

Sí, has leído bien. Y es que la misma NASA participó en el desarrollo de este derivado del Renault R12 junto a un buen plantel de electrificados experimentales. Algo tan curioso que bien merece la pena ser explicado desde el principio, así que allá vamos. Con el precio de la gasolina por las nubes en plena Guerra del Yom Kippur, el gobierno norteamericano decide explorar la movilidad eléctrica a través de la U.S. Energy Research & Development Administration. Una agencia estatal creada para apoyar a las empresas privadas decididas a desarrollar prototipos eléctricos.

renault 12 electrico

Ideado por Electric Vehicle Associates (EVA), este derivado del Renault Doce se pensó no tanto para el uso masivo por parte de la población, sino como vehículo para empresas y administraciones con grandes flotas. Justo el punto por el cual se quería ensayar, a modo ejemplarizante, la transición de la combustión a lo eléctrico. Un interesante episodio automovilístico sin olor a gasolina, del cual sólo han sobrevivido dos unidades. Una de ellas está localizada en Canadá. La otra acaba de saltar a los titulares tras ser localizada hace unas semanas en Georgia.

RENAULT 12 ELÉCTRICO: POCA POTENCIA PERO ESPERANZADORA AUTONOMÍA

A comienzos de los 70 se desarrollaron algunos vehículos eléctricos muy interesantes. A modo de muestra ahí está el Opel Elektro GT, el cual llegaba hasta los 189 kms/h con un carenado de lo más futurista. Sin embargo, lo cierto es que desde el desmantelamiento en los años 30 de empresas como Detroit Electric… Nadie pensó con seriedad en la aplicación de la electricidad a un motor de automoción más allá del necesario circuito eléctrico. Por eso, aún con las circunstancias de 1973, sorprende este repentino interés por los voltios en el país de la gasolina barata. Más aún si el sujeto del experimento es un sencillo Renault 12 eléctrico.

No obstante, lo cierto es que desde 1974 hasta 1982 EVA electrificó en sus talleres de Cleveland camionetas, un Ford Fairmont e incluso un Mustang. Casos interesantes pero aislados, ya que su único proyecto con posibilidades reales acabar producido en serie fue el Renault 12 EVA Metro. Así se llamó a este “luxury sedan”, para el cual aún no nos explicamos los motivos por los cuales se escogió un sencillo francés. De todos modos, y puestos a pensar, lo cierto es que un Renault R12 pesa unos 900 kilos. Un peso contenido -especialmente si lo comparas con berlinas americanas- para sumar al conjunto el de las enormes baterías.

Con ellas, este Renault Doce electrificado se disparaba hasta los 1429 kilos. Teniendo en cuenta que su motor sólo rendía 13’6CV obviamente no vamos a tener unas prestaciones de infarto, pero sí una cierta autonomía pisando poco el acelerador. Veamos, desde el punto de vista de la potencia tenemos datos que hablan de una aceleración de 0 a 45 millas/hora (72 kms/h) en 27 segundos con una punta de 90 kms/h. Con estos registros, nuestro protagonista no iba a ser un coche de persecución. Sin embargo, en autonomía sí ofrecía buenos augurios. Ni más ni menos que 96 kilómetros a ritmo medio, todo ello gracias a sus 12 baterías de 6 voltios.

UN FRANCÉS EN LA NASA: PRUEBAS DE ALTOS VUELOS

Dentro del programa diseñado por la U.S. Energy Research Development Administration se preveían pruebas en la NASA con los modelos de las empresas colaboradoras. Unas pruebas que complementaban las ya hechas por estos pequeños fabricantes, las más de las veces carentes de los medios necesarios para test de seguridad. Algo muy importante en estos vehículos, ya que el enorme peso de las baterías cambiaba radicalmente su comportamiento dinámico. De hecho, como hemos podido averiguar revisando el informe de pruebas de estos coches disponible en la web de la NASA, uno de los Renault 12 de EVA acabó hecho añicos durante las pruebas de coche.

Más allá de esto, la idea del programa era experimentar con la aplicación práctica de baterías diseñadas por la propia agencia espacial. Sin embargo, para mediados de los setenta éstas aún no daban la suficiente autonomía como para tomarse en serio una electrificación masiva del parque móvil.

Así las cosas, el proyecto del Renault R12 eléctrico de EVA fue cayendo en el olvido junto a todos los demás. Sólo llegaron a producirse unas 15 unidades, las más de las cuales acabaron como vehículos de servicio en el parque móvil de la provincia de Manitoba, Canadá. Y eso que se intentó una comercialización de la que se conservan anuncios, publicitando el coche con un precio de 9.500 dólares de la época. Unos 47.000 en la actualidad.

Con estos precios en la mano, sumados a una difícil recarga que exigía toda una noche en una red de 110 voltios, el Renault 12 EVA Metro estuvo muy lejos de prosperar comercialmente. De hecho, pasada la Crisis del Petróleo todo volvió a los tiempos de excesos, lo cual se confirma echando un vistazo rápido a la industria automovilística de los ochenta. No obstante, pasados casi 50 años la historia de este experimento se ha convertido en una buena muestra de la transición eléctrica.

renault 12 electrico
Test de choque de un Renault 12 EVA Metro en la NASA

Algo que tiene sus seguidores, como el aficionado a los Renault 12 que acaba de adquirir esta unidad.

Eso sí, por lo que sabemos va a cambiar algo muy importante durante la restauración: las baterías. Acorde a nuestros tiempos las sustituirá por unas de Tesla. No obstante, lo importante es haber rescatado este interesante ejemplo de Renault Doce que hace décadas ya avecinó lo que estamos viviendo actualmente.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Lancia Fulvia 1200 HF de 1966

Post siguiente:

Volkswagen Beetle Hot Rod: Un rockabilly europeo en Catawiki