Liberty 750×184

Panda Raid 2018, desde dentro

El equipo panda Raid Villamuriel nos cuenta brevemente lo que se siente al participar en el Panda Raid, una de las pruebas de larga distancia para Fiat/Seat Panda más apreciadas por los aficionados. Tiene lugar en Marruecos, en la inmensidad del desierto, y combina diversión con solidaridad...

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

Nos presentamos: Somos el equipo ‘Panda Raid Villamuriel’, integrado por Iván Tejido y José Luis Franco, con el dorsal 16, y Oscar Tejido y Albert Baeza, con el dorsal 20. Los que escribimos estas líneas somos la primera pareja, y esta es la primera vez que participamos en un raid solidario. El año pasado nuestro compañero Óscar nos contó su experiencia y he de decir que nos gusto tanto que decidimos embarcarnos en la 10º edición de esta aventura.

Si algo hemos aprendido del Panda Raid es que es una prueba muy exigente a nivel mecánico. Hay que tener en cuenta que las condiciones del desierto y los cambios extremos de temperaturas y de terreno obligan a tener el vehículo siempre a punto. Todos los días, al despertar y al acabar las etapas, es obligatorio revisar el coche para no tener sorpresas a lo largo de las etapas. Sólo gracias a la previsión, y al servicio de asistencia que la organización pone a disposición de los participantes, con un camión taller y mecánicos autóctonos, es posible salir adelante en esta prueba que se desarrolla en la inmensidad del desierto.

Panda Raid 2018: No sólo coches

Resaltar que ha sido una de las mejores experiencias de nuestra vida: Primero, todo el año hemos estado entretenidos modificando el coche, un Fiat Panda 4×4 Sisley del año 1990, buscando patrocinadores que nos pudieran ayudar tanto en lo económico como en aportaciones de material solidario. Luego el propio raid, el ambiente de compañerismo, los paisajes que nos ofrecía Marruecos, el poder sentir y relacionarte con la gente de allí… Todo ello ha sido sencillamente increíble.

Nunca antes habíamos vivido algo tan emocionante, una experiencia en la ha sido posible ayudar con cosas tan cotidianas para nosotros como el material escolar, juguetes o ropa, a la par que disfrutábamos de nuestro maravilloso Panda en un paisaje de ensueño. Para el año que viene tenemos intención de volver a participar y repetir la jugada, así que desde aquí lanzamos un llamamiento a todos aquellos aficionados que quieran enviar material educativo y humanitario a Marruecos. ¡Nosotros nos encargamos de llevarlo! 😉

Más de lo mejor, un poco de lo peor

Y aparte de esto, ¿qué más ha valido la pena del Panda Raid? Pues que durante los 7 días que ha durado la prueba hemos conocido un montón de gente con la que hemos creado lazos probablemente de por vida. También destacar la felicidad de los niños cuando les hicimos entrega del material escolar; son cosas que no se nos van a olvidar nunca, el poder ver la alegría en sus ojos al recibir nuestra donación.

Casi todos los equipos llevaban en sus pequeños Pandas material para los niños que se iban encontrando en el camino. Cuadernos, bolígrafos, lapiceros, bicicletas; en definitiva, cosas básicas pero que son muy necesarias para que puedan recorrer hasta los más de 10 kilómetros que separan su casa de la escuela y luego rendir allí. También transportaban ropa y un sin fin de cosas más, ayuda aportada por los propios participantes pero también por las empresas colaboradoras.

Por último, lo peor del raid fue el accidente que sufrimos y del que por suerte salimos físicamente ilesos; además, tras la reparación pudimos seguir adelante (menos mal!).

Hasta el año que viene!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Barnfind Con Pieza Única: Jaguar XK140 Michelotti

Post siguiente:

Para Comérselo: Messerschmitt KR 175 Sport