Retromovil Cabecera 3
ClassicAuto 2018 750×184
Inicio»Noticias»Anecdotas»Aquellos testigos de avería de los años 80

Aquellos testigos de avería de los años 80

Ahora las pantallas digitales de los coches nos dan información concreta e intuitiva, sin embargo... Hubo un tiempo donde lo digital no campaba a sus anchas. Aún así, existieron diseños de lo más curiosos para mostrar cuestiones tan comunes como son los testigos de avería. Es el caso del FIAT Ritmo...

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

Centímetros cúbicos, cilindros, potencia, frenos, coeficiente aerodinámico… Casi siempre que hablamos de coches nos gusta fijarnos en esos datos que impresionan, aquellos que marcan la diferencia entre unos y otros. Sin embargo, en un mecanismo tan complejo como es un automóvil moderno… Hasta el más mínimo detalle es fundamental. De hecho, en el salpicadero hay algunos de esos pequeños detalles, totalmente necesarios para saber si las cosas van bien o no: estamos hablando de los testigos de avería.

Chivatos”, “esas luces que están ahí”, los “simbolitos”… Hemos escuchado llamarlos de muchas formas, pero lo cierto es que sin ellos estaríamos bastante perdidos a la hora de saber qué ocurre bajo el capó de nuestro coche. Ahora que los coches son cada vez más digitales y las pantallas táctiles ofrecen más información que nunca, a muchos les va a parecer del Pleistoceno hablar de unos curiosos testigos de avería montados en algunos FIAT de hace 30 años. Pero, de todos modos… Esta es una revista de motor clásico. ¿No? 😉

FIAT Ritmo testigos de avería
Hoy en día lo llamaríamos “retrofuturista”, como si fuera un coche salido de Blade Runner. Pero sin capacidad de volar claro…

LAS LÍNEAS RECTAS DE LOS 80

Durante los 80 hubo una línea que definió el diseño de las carrocerías: la línea recta. Inspirados por prototipos futuristas y rectilíneos desarrollados en los 70 -como el Lancia Stratos HF Zero Bertone– los diseñadores italianos apostaron por el desarrollo de coches con una estética similar a la que puedes lograr jugando con bloques de LEGO. Una estética de la que es fiel testimonio el FIAT Ritmo, turismo lanzado por la casa italiana en 1978 y que llegó a contar con una versión deportiva desarrollada por Abarth y otra descapotable de Bertone.

Pero hoy, lo que nos interesa de esa estética es cómo se plasma en el interior. Concretamente en unos curiosos elementos luminosos albergados en el panel -rectilíneo obviamente- de este popular modelo. Y es que, hay que ver la inventiva que los diseñadores de FIAT le echaron al asunto en un tiempo donde las pantallas táctiles eran sólo una ilusión del futuro.

A la derecha del panel aparecen unos perfiles: uno responde a la propia estampa del coche, mientras que el otro lo hace a la parte más concreta de la caja de cambios. Ocupan no poco espacio, pero tienen un cometido de lo más bienintencionado: situar dentro de un contexto real a los testigos de avería. ¿Que salta un testigo relativo a los frenos? Pues bien, éste se ilumina justo en el punto que coincide con las ruedas dentro del rudimentario “dibujo” del coche que aparece en el panel. Y así con el aceite, la ventilación… ¿No es irracionalmente delicioso? Fíjate en los segundos que van a partir del minuto tres. Ese “check control” con acento italiano…

LA ESCASA VIDA DE UNA IDEA MUY VISUAL

Aunque ideas parecidas a ésta las podemos ver en otros paneles de una FIAT que en los 80 parecía estar en plena vorágine futurista -retrofuturista diríamos hoy-, lo cierto es que esto de situar los chivatos en un contexto visual concreto gracias a extraños y enormes diagramas… No tuvo mucho éxito, desapareciendo a los pocos años.

Al fin y al cabo, no es tan difícil aprender qué significan y a qué partes concretas del coche se refieren los múltiples testigos de avería que nos podemos encontrar en cualquier panel. No obstante, aunque esta idea incorporada al FIAT Ritmo no sobrevivió… Hay dos cosas de ese simpático modelo que sí traspasaron el tiempo.

La primera son las líneas rectas de su carrocerías, perpetuadas en el Tipo, modelo que lo sucedió en 1988. Y la segunda, es que, pasados más de 30 años… muchas pantallas auxiliares actuales muestran testigos de avería incorporados dentro de representaciones visuales del coche. Así que, aunque estas luces de los FIAT de los 80 te puedan parecer algo ridículas… Lo cierto es que el pasado siempre vuelve. Aunque sea revestido con un pelaje digital.

FIAT Ritmo testigos de avería
Ángulos y líneas rectas. Un modelo que habla de toda una época.

* Noticia Vía Jalopnik

Catawiki 750
Post anterior:

Híbrido en Catawiki: Jensen CV8

Post siguiente:

Ir a comprar Leche: La nueva vida de este MG Metro 6R4