Liberty 750×184

BMW España celebra 100 años de la marca bávara con una interesante exposición en Madrid

Desde el 7 de Marzo, y durante 6 semanas, estaba previsto que durara la muestra, pero ya estamos en la séptima y de momento sigue presente en las oficinas centrales que el BMW Group tiene en la capital, concretamente en el edificio de la Avenida de Burgos nº 118 en el barrio de Las Tablas.


ClassicMadrid Medio

Antes de nada, un poco de Historia

Aunque la Bayerische Motoren Werke (Fábrica de Motores Bávara) es principalmente conocida por la producción de coches de lujo y deportivos, es una compañía multinacional con industrias fabriles repartidas por diferentes puntos del planeta, al que pertenecen la marca de coches «populares» Mini, la de autos de superlujo Rolls Royce, y BMW Motorrad, parte del grupo dedicada a la manufacturación de motocicletas.

Cien años atrás, en 1916, la empresa comenzó su singladura con la elaboración de motores para aviones de combate en plena Guerra Mundial. Acabada la contienda, y tras la firma del tratado de Versalles, Alemania, como país perdedor, tenía prohibido producir material militar, motivo por el que tuvo que cambiar su estrategia productiva. Comenzó entonces a fabricar motocicletas allá por 1923, tarea que no ha abandonado desde entonces.

A

BMW R4 de 1932. Nótese la transmisión por cardán
Primera fábrica de BMW (Cedida por la marca) / BMW R4 de 1932. Nótese la transmisión por cardán

La fabricación de automóviles comenzó en 1928 con la producción del BMW Dixi, bajo licencia del exitoso y popular modelo británico Austin Seven. Desde ahí se fue ampliando la gama hasta conseguir un importante prestigio como fabricante de modelos deportivos, tales como el 327 o el 328.

Con el comienzo de la 2ª Guerra Mundial, BMW de nuevo volvió a la creación de material militar, incluyendo aviones para la Luftwaffe. Tras el conflicto, y después del periodo de reconstrucción de sus fábricas, se volvió a la producción de vehículos de lujo con modelos como las berlinas 501 y 502, y coupés como el 503 y 507, automóviles excesivamente caros y difíciles de vender en un país sumido en la miseria de la posguerra, situación que estuvo a punto de llevar a BMW a la quiebra.

auto classica milano 2016

A
Dixi 3-15 PS de 1929, el primer BMW (Unai Ona) / BMW 507, cuesta creer que te pueda llevar a la ruina (Darrin Schnabel / RM Sotheby’s)

Entonces se tomó la acertada decisión de comenzar la producción (bajo licencia del fabricante italiano Iso) del económico vehículo Isetta, circunstancia que salvó a la compañía de ser absorbida por su principal rival Mercedes Benz.

No fue hasta la década de los años sesenta, con el comienzo de la producción de la Neue Klasse (Nueva Clase) -una serie de berlinas de tamaño medio que ocupaba el enorme hueco existente entre los vehículos de lujo y los populares Isetta, 600 y 700-, que BMW sentó las bases de lo que es actualmente, un fabricante de coches de calidad premium caracterizados por su talante deportivo.

La Nueva Clase desembocó al cabo de los años en modelos tan interesantes como el Serie E24
La Nueva Clase desembocó al cabo de los años en modelos tan interesantes como el Serie E24

En 1994, BMW compró el grupo británico Rover. Tras seis años de constantes pérdidas, se deshizo de casi todas las marcas, como MG, Austin, Morris, Rover, Land Rover, y tan sólo se quedó con los derechos de fabricación del Mini, el clásico modelo que continuó produciendo bajo las especificaciones de Rover hasta la aparición del nuevo modelo en el año 2001.

En 2003, y tras un acuerdo firmado en 1998 con la firma Volkswagen, quien entonces era la propietaria de la marca Rolls Royce, se hizo con los derechos de fabricación de los vehículos ingleses. Así se cerraba el actual esquema productivo del grupo alemán.

El BMW 327 Coupe de 1937 es la estrella de la exposición
El BMW 327 Coupe de 1937 es la estrella de la exposición (Fotos por Anchoafoto)

Diez automóviles, diez innovaciones

La exposición que nos ocupa consta de diez coches, que aunque puedan resultar escasos, están muy bien elegidos y representan a la perfección la evolución de la marca en la historia que acabamos de contarles. Ilustra la muestra una serie de fotografías ordenadas cronológicamente en las que se repasan los hitos más importantes en los 100 años de la historia de la marca muniquesa.

Las unidades que a continuación detallamos (excepto los tres vehículos de la gama actual) están cedidas por coleccionistas particulares y se encuentran en un excelente estado.

 

Edificio del grupo BMW en Madrid
Edificio del grupo BMW en Madrid

BMW 326 Cabrio (1936 – 1941), 6 cilindros en línea, 1971cc y 50cv. Versión descapotable de la exitosa berlina 326. Muestra del buen hacer de la marca en el momento anterior a la 2ª Guerra Mundial.

BMW 327 Coupe (1937 – 1941), 6 cilindros en línea, 1971cc y 55cv. Derivado del 326 pero con carácter más deportivo. Acabada la guerra, continuó su producción en la zona alemana ocupada por la Unión Soviética, lejos del control de la fábrica matriz de Munich, por lo que no se consideran auténticos BMWs.

BMW Isetta (1955 – 1962), 1 cilindro, 300cc y 13cv. Como hemos dicho antes es el vehículo que permitió la supervivencia de BMW. Su diseño era el mismo del modelo italiano Iso, con la diferencia de la posición de las luces, en los laterales de la carrocería en vez de las aletas de los pasos de rueda delanteras. Llevaba el motor de la motocicleta R25 de 250cc y de 300cc a partir del año 56.

BMW 2002 Turbo E20 (1973 – 1974), 4 cilindros en línea, 1990cc y 170cv. La serie E20 fue la versión acortada de la berlina de la Neue Klasse y predecesora de la serie 3. El tope de gama fue el 2002 turbo, primer modelo de producción en Europa dotado de turbocompresor. Se produjeron muy pocas unidades que actualmente son muy buscadas y cotizadas.

BMW M3 E30 (1986 – 1992), 4 cilindros en línea, 2302cc y 200cv. El primer ejemplar de la serie 3 vitaminado por Motorsport, auténtico objeto de culto en la actualidad. Obtuvo un importante palmarés deportivo, tanto en rallies como en circuitos.

BMW Z8 E52 (2000 – 2004), V8, 4941cc y 400cv. Este impresionante roadster alcanzó la fama antes de entrar en producción por ser el coche utilizado por James Bond en la película «El mundo nunca es suficiente», pero a pesar de su imponente aspecto y de su brutal motor heredado del M5, fue un fracaso comercial por su elevado precio. Su diseño vanguardista con ciertos guiños al pasado le confieren una línea que no hace más que mejorar con la edad.

BMW 220d F22 Grand Tourer (2015 – actual), 4 cilindros en línea, 1995cc y 190cv. Con él llegaron los nuevos tiempos. Modelo despreciado por los puristas y apasionados de la marca al tratarse de un monovolumen de tracción delantera, antítesis de lo que BMW ha representado hasta este momento.

BMW i8 (2015 – actual), 4 cilindros en línea, 1499cc y 231cv + motor eléctrico de 131cv. Visión de la marca del deportivo híbrido del futuro, dotado de mucha potencia partiendo de un pequeño propulsor térmico con generosa sobrealimentación, y ayudado por motores eléctricos.

BMW 730d G11 (2016 – actual), 6 cilindros en línea, 2993cc y 265cv. El nuevo representante de la serie 7 va cargado con la última tecnología, es el primer modelo de la firma que tiene capacidad de conducción autónoma, ciencia ficción para mentes como la de quien suscribe estas líneas.

Mini Cooper (1991 – 2001), 4 cilindros en línea, 1275cc y 61cv. Ultimo representante de la etapa del mítico Mini denominada como clásica. Con motor de inyección y fabricado por Rover, aunque su propietario fue BMW desde 1994.

Catawiki 750

1 Comentario

  1. avidal
    Abr 24, 2016 en 11:27 — Responder

    Muy revelador! Me encanta como escribes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Porsche lanza una nueva línea oficial de neumáticos para clásicos

Post siguiente:

La ciencia demuestra que Fangio es el mejor piloto de todos los tiempos