Auto Retro Cabecera 1
Retromovil Cabecera 3
Inicio»Noticias»Listas»5 GTI Tan Divertidos Como Ochenteros

5 GTI Tan Divertidos Como Ochenteros

Populares, ágiles, dotados de inyección electrónica y sobre todo... Muy divertidos. Así eran los GTI ochenteros. Unos coches tan prácticos como deportivos que, por un precio realmente accesible, pusieron al alcance de toda una generación el placer de una conducción con nervio. Aquí te traemos 5 de los modelos más representativos.

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

Antes de nada, decir que no están todos los que son pero sí son todos los que están. Y es que, en fin, hacer listas siempre resulta algo polémico en tanto y cuanto alguno se va a quedar fuera. Más aún cuando hablamos de un tipo de coche que, al menos para nuestro gusto, cuenta con una personalidad tan arrolladora que te dan ganas de tener todos los que salieron respondiendo a sus siglas: GTI.

Tres letras que tuvieron su periodo de esplendor en la misma década en la que aparecieron algunos de los superdeportivos más excitantes de la historia: los 80. En fin, ¿nada es casual verdad? Y es que, aunque ni por prestaciones ni por precio estos GTI pueden asimilarse a los grandes Ferrari o Lamborghini de la época… Lo cierto es que pusieron al alcance de todos un toque salvaje de ruda deportividad dentro de una gama accesible como es la de los compactos.

Esta mezcla de utilitario compacto y austero deportivo hizo de los GTI ochenteros un objeto de deseo para cualquier chico de barrio. De repente, esos sencillos coches de gama popular se convertían en unas verdaderas bestias en sus preparaciones GTI; GT de Gran Turismo y la I… De inyección eléctrónica. El avance mecánico que sustituyó a la carburación, añadiendo un mayor punto de complejidad mecánica pero también un sustancial avance en prestaciones y contaminación.

Un avance mecánico que, aunque hoy en día es mayoritario, en aquel momento definió a estos deportivos compactos que aunque en los 70 ya habían tenido sugerentes “padres”, y en los 90 pletóricos “hijos”, vivieron en los 80 su década de esplendor. Ligeros, con unas prestaciones realmente buenas y sobretodo… Muy divertidos. ¿Nos damos una vuelta en 5 de estos deportivos pequeños pero muy matones?

GTI años 80 los 5
Este chiquitín es uno de nuestros favoritos. Fuente: Peugeot.

ALMA DE LEÓN. PEUGEOT 205 GTI

Lanzado al mercado en 1983, este pequeño GTI es uno de los modelos más exitosos en la historia de Peugeot. Y es que es tiene un carácter muy definitorio de lo que ha de ser un buen GTI. ¿Por qué? Bueno, pues en primer lugar por su comportamiento. Sus tan sólo 904 kilos se montan en un chasis celebrado por su estabilidad, con el cual resulta realmente agradable enlazar una y otra curva sin necesidad de ser un experto piloto de rally.

Aunque si lo eres… Mejor que mejor. Al fin y al cabo el 205 tuvo no poco éxito dentro de esta especialidad deportiva. De hecho, su preparación “rally” con un motor de 1.3 litros y carburador fue la vía de inicio para muchos pilotos aficionados con ganas de disputar sus primeros trofeos. Pero volvamos a la preparación GTI; equipada en su primera versión con un motor de 1’6 litros que a los pocos años evolucionó hasta los 1’9, capaz de entregar 130CV gracias a sus inyectores Bosch.

GTI años 80 los 5
Alma de rally. Fuente: Peugeot.

Toda una perla de potencia que, combinada con el buen comportamiento del coche, sus marchas cortas, sus llantas de 15 pulgadas y su carácter algo nerviosete… Hacen del Peugeot 205 GTI un perfecto representante de este tipo de coches “pequeños pero matones”.

NERVIO ITALIANO. FIAT UNO TURBO i.e.

Nervio, mucho nervio… Y es que en este pequeño italiano se dan cita un turbo y la inyección electrónica. Algo poco usual en la época, lo que hizo de este utilitario lanzado en 1985 con un motor de 1300cc y 105CV uno de los deportivos compactos más vibrantes de la década. Y no sólo por su motor… Una dirección rápida y unos buenos frenos proporcionan un buen comportamiento asentado en cuatro amortiguadores de gas.

Además, estéticamente cumple muy bien las características de los GTI: no son muy diferentes de los modelos menos deportivos, pero detalles ochenteros como los pequeños alerones sobre el portón trasero, sus llantas más “brutas” y las pegatinas tan al gusto de la época… Marcan la diferencia. Diferencia que también se marcó en los consumos y el precio, marcando una hoja de gastos realmente competitiva.

GTI años 80 los 5
Puro nervio italiano. Fuente: FIAT.

Por todo ello, el modelo tuvo buena aceptación, repitiendo FIAT la jugada cuando en 1989 lanzó una nueva versión de este pequeño deportivo al presentar la primera reinterpretación del modelo. Todo un éxito.

KADETT GSI. EL REY DE LA CUADRA

Si hablamos de caballos… Hay un modelo en este tipo de vehículo que se lleva la palma. ¡156 CV! Eso es lo declaraba el Kadett GSI 16 válvulas. No está nada mal… Sobretodo si piensas en que, aunque sea una versión deportiva, no deja de ser la versión deportiva del Kadett. Sí, aquel Opel correcto, sencillo, barato… Un poco insulso a decir verdad, pero que en su versión deportiva cambiaba radicalmente su rostro para convertirse en esta auténtica bala.

Lo cierto es que el motor del Kadett GSI era un verdadero prodigio para un coche como éste. Un cuatro cilindros atmosférico con fama de entregar su potencia con una gran elasticidad. Tan potente y armónico como una sinfonía de música clásica. Un motor tan bueno… Que paradójicamente fue la perdición de este coche.

Y es que, mientras el motor era de altos vuelos, el chasis no demostró estar a la altura. Como tampoco lo estaban unas llantas demasiado estrechas, unos frenos que se daban a la fatiga antes de lo deseable y unas suspensiones excesivamente blandas. En suma, un motor con demasiada garra para un bastidor tan discreto. Sin embargo, y a pesar de estos problemas… El Kadett GSI sigue siendo uno de los GTI más poderosos de la época. Y es que… En fin, un buen motor es un buen motor.

UN JAPONÉS ENTRE EUROPEOS. SUZUKI SWIFT GTI

A estas alturas, ya te habrás dado cuenta de que esto de los GTI es algo muy europeo. Sin embargo hay un nipón bastante interesante en medio de todo esto. Se trata del Suzuki Swift GTI. Un pequeñín lanzado en 1986 y que sólo se fabricó en tres colores: rojo, blanco o negro. ¿Para qué más? Al fin y al cabo este modelo cumple a la perfección aquello de “una buena mecánica y nada más”.

Aunque, vaya, aparte de su motor de 1’3 litros con cuatro cilindros, 16 válvulas y 101CV… Lo cierto es que este utilitario cuenta con un buen coeficiente aerodinámico fijado en 0’32 y tan sólo 835 kilos de peso. En suma, una relación peso/potencia capaz de hacer las delicias de cualquier conductor con ganas de disfrutar a un precio razonable de las bondades de una conducción deportiva y sinuosa. Pura diversión, ¿acaso no es ésa la esencia de un buen GTI?

Y… SÍ. NO SE NOS HABÍA OLVIDADO. GOLF GTI II

En fin… ¡Cómo no ponerlo en cualquier lista si es el GTI por antonomasia! Y es que, vale… Para gustos los colores, está claro que cada uno tendrá su modelo preferido. Sin embargo, objetivamente, está claro que el Golf GTI sentó las bases de lo que han de ser los coches definidos por estas siglas. Aunque, para ser precisos… Tuvimos que esperar a la segunda generación del modelo para que Volkswagen diera en la diana completamente.

Mientras el Suzuki sorprende por el peso o el Kadett por la potencia de su motor, el Golf no tiene nada en lo que realmente destaque. Pero precisamente ahí tiene su virtud: en su enorme equilibrio. Es robusto, seguro, confortable, económico en sus consumos, fiable… Y además su motor de 1’8 litros y 112 CV garantiza una potencia sobradamente divertida para un coche que toca la tonelada.

Aunque cada uno puede tener su opinión, es prácticamente indiscutible que éste fue el modelo que marcó claramente lo que era un GTI: un utilitario sencillo, popular, práctico… Pero que con una inyección electrónica y una buena serie de ajustes deportivos se convertía en un coche tan ágil y potente como divertido.

¿Echas de menos algún GTI? Dinos cuál en los comentarios.

¿Tienes un GTI? ¡Enséñanoslo en los comentarios!

Catawiki 750
Post anterior:

Citroën Saca Músculo Para Su 100 Aniversario

Post siguiente:

En Catawiki: Porsche 924 ¿Turbo?