in

Me encantaMe encanta

BMW Serie 3 E21. El inicio de la saga más exitosa en la historia de la marca

Con casi medio siglo de historia la Serie 3 de BMW es sin duda la más exitosa e icónica en toda la historia de la marca. Con ella se inauguró el concepto de sedán compacto deportivo, el cual ha dado identidad a la marca mezclando deportividad con uso diario y buenas calidades. Todo lo que ahora se encuentra presente en la identidad de marca de BMW, la cual debe bastante a la primera generación de la Serie 3, el E21.

Aunque parezca mentira BMW estuvo a punto de ser absorbida por Daimler a finales de los cincuenta. Una situación crítica, de la cual sólo consiguió salvarse gracias al éxito del modelo 700. Un dos cilindros tan inteligente como sencillo, el cual puso a la marca en la senda del crecimiento gracias a su buen índice de ventas. Sin embargo, aún quedaba mucho para que BMW fuera una empresa masiva con una gama que abarcase diferentes segmentos. De esta forma, en 1962 la marca germana presentó los New Class Sedan. Destinados a entrar con fuerza en el segmento de las berlinas con su apuesta de calidad y conducción dinámica.

Así las cosas, BMW llegó a un mercado masivo sin perder la imagen de prestigio asociada a sus vehículos previos a la Segunda Guerra Mundial. Un contexto donde las cuentas ya empezaban a cuadrar, aunque todavía fuera necesario un modelo de acceso con las nuevas clases medias en el punto de mira. Por ello, en 1966 llegaron los BMW Serie 2. Equipados con diversas motorizaciones entre las cuales se encontró la turbo de 1973. Una variada gama de versiones y terminaciones en las que estos dos puertas cubrían un mercado muy amplio. Desde los clientes con necesidad de un coche distinguido para el día a día hasta aquellos con ínfulas deportivas.

No obstante, para 1975 los Serie 2 empezaban a quedar pequeños y algo obsoletos ante las necesidades de familias jóvenes con acceso al consumo. Por lo tanto, BMW reaccionó con la presentación de la Serie 3. Aquella con la que ha conseguido a través de siete generaciones y casi medio siglo de vida alcanzar sus mejores cifras de ventas con más de 15 millones de unidades. Un hecho que hace a los BMW Serie 3 responsables de la expansión de la marca así como de la creación de modelos exclusivos. Y es que, al fin y al cabo, iconos tan especiales y minoritarios como el M1 sólo son posibles si previamente las cuentas vienen saneadas por modelos masivos.

BMW SERIE 3 E21. EL SEDÁN COMPACTO DEPORTIVO

Presentado en julio de 1975, el BMW E21 fue el representante de la primera generación de la Serie 3. Un automóvil que no fue revolucionario ya que resulta tributario de los Serie 2, pero que visto con perspectiva ha servido para cuadrar la imagen de marca que ha hecho triunfar a BMW. En ese sentido lo primero que nos llama la atención es la calidad mecánica y de acabados. No renunciando a una pauta de exclusividad aún con un coche pensado para el gran público. Después de esto, vemos cómo el Serie 3 E21 sigue insistiendo en la mezcla de practicidad y deportividad ya vista en los Serie 2. Pero ampliada gracias a unas mayores dimensiones que sirven como base de un interior más habitable.

Con estas características ya se van tejiendo los hilos que formarán un concepto muy interesante. El de un vehículo que no llegue a berlina pero que al tiempo esté en patrones superiores a los de un VW Golf. Llegados a este punto, para completar la fórmula del BMW Serie 3 E21 sólo nos queda un ingrediente: la deportividad. Algo que se delegó en la mezcla de propulsión trasera y pesos contenidos.

Aupada por una gama de motores estirada hasta los 143CV en el caso de la versión 323i con inyección electrónica de 1978. Todo un zarpado en las carreteras muy por encima de las variantes más básicas presentadas en tres años antes. Todas ellas en una horquilla de los 90CV a 125CV, aún ya incluyendo una versión no alimentada por carburación sino por inyección multipunto BOSCH.

Respecto a la transmisión, las diferentes opciones posibles reflejaban la clientela diversa a la que iba dirigido el BMW Serie 3 E21. Por un lado, si se quería usar este cómodo modelo del segmento D para largos viajes por autopista la caja ECO resultaría lo mejor. Algo que se justifica en la incorporación de una quinta marcha extra a modo de “overdrive para circular por encima de los 120 kms/h sin llevar el motor al límite. Si lo que se buscaba era una conducción más deportiva estaba la caja Sport. De relaciones más cortas y nerviosas. Como complemento con el mercado americano en vista estaba la opción del cambio automático.

LA LLEGADA DE LOS MOTORES CON SEIS CILINDROS

Una de las razones por las que los BMW Serie 3 han sido y son tan exitosos es la versatilidad de su gama a partir de unas pautas comunes. De esta forma, vemos modelos más o menos potenciados según la cilindrada de su motor. El cual siempre parte del bloque M10 que incluso llegó a usarse en la F1 durante la victoria de Nelson Piquet en el Campeonato del Mundo de 1983. Un dato que nos habla de las posibilidades del Serie 3, el cual indicaba la cilindrada a través de los dos últimos números de su denominación.

De esta forma, todos aquellos con una cifra igual o superior a 20 detrás del sempiterno 3 llevaban una cilindrada de al menos dos litros. Un carácter más potente que también se veía en los faros. Ya que las versiones situadas por debajo de los dos litros llevaban un faro en cada lado en vez de los equipos dobles de las más deportivas. Justo el tipo de variantes del BMW Serie 3 E21 donde se introdujeron por primera vez los motores de seis cilindros en línea. Un momento muy especial para la historia de la marca, ya que de esta manera comenzaba su amplia singladura en el mundo de los sedanes deportivos.

Posiblemente una de las principales señas de identidad en BMW, cuyo comienzo vio la luz en 1977 con la presentación de los 320/6 y 323i. Dos opciones más que sumaron para llegar en seis años a la unidad un millón. El definitivo asentamiento de la Serie 3, la cual vería en 1982 el lanzamiento de la que resulta su generación más icónica: la E30. Un momento de esplendor gracias al cual se entiende lo que la marca es hoy en día, pero al cual se llegó gracias al éxito de modelos como el Serie 3 E21. El modelo con el que BMW dominó la zona más exclusiva del segmento medio creando la fórmula del sedan compacto deportivo.

Imágenes: BMW Group

Qué te ha parecido?

Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

51kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.2kFollowers