Liberty 750×184

Aston Martin DB4: Una unidad española

El DB4 consagró la entrada de Aston en el mundo de los GT's deportivos. Te contamos la historia gracias a esta rarísima unidad nacional...



FOTOGRAFÍAS ASTON MARTIN DB4 SERIES IV 1961: CATAWIKI

El pasado 2019 tuvimos un verdadero torrente de noticias sobre el Aston Martin DB4. Concretamente sobre su versión Zagato, ya que el carrocero milanés celebraba su primer centenario. Para ello, Aston Martin y la casa italiana volvieron a colaborar lanzando cuatro variantes sobre la base del Vanquish, así como diversas réplicas del propio DB4 Zagato de los sesenta. No obstante, la relación de la casa británica con Italia viene de mucho antes.

De hecho, esta proyección transalpina parte de su primer automóvil. Un modelo al que se denominó, simplemente, Aston Martin. Éste montaba en 1913 un motor Coventry Simplex sobre chasis Isotta Fraschini, constituyendo un híbrido multinacional repetido en 1958 con la presentación del Aston Martin DB4. Y es que, esta quinta esencia del automovilismo británica, debe su apariencia a un diseño realizado en Milán por Carrozzeria Touring, la cual supo, afortunadamente, dar un evidente toque “british” al conjunto.

Además, estas líneas fueron llevadas a la práctica con el método Superleggera. Un método patentado en 1936, mediante el cual la carrocería de finos y ligeros paneles de aluminio es montada sobre un chasis construido en tubos de acero con escaso diámetro. Un alarde de ligereza que aterrizo en el automovilismo desde su uso en los grandes zeppelin de entreguerras. Con credenciales así, entenderás porqué el Aston Martin DB4 es uno de los grandes iconos en el automovilismo británico. Un modelo que, en esta unidad, tiene sin embargo un marcado sabor hispano.

aston martin españa venta

ASTON MARTIN DB4. EL SALTO DEFINITIVO

Para los fascinados por las carreras de resistencia, el nombre de Aston Martin durante los cincuenta es una referencia de primer orden. Capaz de fabricar automóviles de competición tan fascinantes como el DBR1 de 1956, ganador de Le mans en 1959 con Carrol Shelby y Roy Salvadori a los mandos, la marca inglesa va indisolublemente unida también a pilotos como Stirling Moss, Jack Brabham, o Jim Clark. Sin embargo, lo cierto es que las carreras no pagan facturas. Se necesita de algo más. Algo que, para marcas como Aston Martin o Ferrari, fue vender modelos GT homologados para la calle.

En realidad resultó una idea excepcional, ya que estos coches eran tan aptos para la producción en serie como para dominar los circuitos durante buena parte de los cincuenta y, especialmente, sesenta. Así las cosas, en 1958 nació el Aston Martin DB4. Perfecto representante de este salto ya que, aunque los británicos ya habían carrozado algunos DB con aspectos GT tan apetecibles como el del DB2 Vantage, lo cierto es que la marca seguía muy atada a los coches estrictamente de carreras. Algo que, examinando diferentes unidades del DB3 vemos claramente, siendo, las más de las veces, ligeras y pequeñas “barchettas”.

aston martin db4

Es por ello que el nacimiento del Aston Martin DB4 fue un salto adelante definitivo en la historia de la marca, ya que, aunque conoció versiones de competición, su planteamiento obedece plenamente al de un lujoso GT deportivo. Se beneficia de tecnología punta de competición en mucha mayor medida que los DB5 y 6 posteriores, pero a la vez inaugura la saga de los grandes GT’s de la marca. Dotado de un seis cilindros en línea con 3’7 litros de cilindrada, es capaz de entregar 240CV a 5000 rpm. Unas prestaciones más que sobradas tanto para cualquier piloto de la época como para el potentado empresario o aristócrata que podían permitírselo.

aston martin españa venta

ASTON MARTIN DB4, CON MATRÍCULA NACIONAL

Con una producción que apenas superó las 1200 unidades, ver un Aston Martin DB4 es algo realmente especial. Más aun si cabe cuando, en el caso de esta unidad de 1961, observamos su matrícula. Ni más ni menos que las placas originales, las cuales confirman a esta unidad como una de las tan sólo cinco DB4 vendidos nuevos en España. En este caso, estamos ante un ejemplar de la cuarta serie, ya con embrague bidisco en su mecánica de serie.

Su estado es realmente excepcional, algo que va rematado por el color de su carrocería. Precisamente el famoso California Sage que lucieran en la época muchos Aston Martin de competición, como el DBR1 campeón de las 24 Horas en 1959. Más allá de ser vendido originalmente en Barcelona, lo cierto es que esta unidad ha pasado casi toda su existencia en España. En la ciudad condal llegó a sumar tres propietarios -entre ellos el propietario de Neumáticos Turini- que lo conservaron hasta su venta a un coleccionista norteamericano en el 2010.

Allí recibió una completa puesta a punto. Todo para poder lucirlo adecuadamente en eventos de alto nivel, dando vida a este Aston Martin DB4 que el pasado 2018 fue importado de nuevo a España. Ahora lo custodia su último propietario en Madrid, donde espera el nuevo destino que pueda encontrar a través de su subasta a través del portal Catawiki. Acabe donde acabe, sin duda deberemos seguir la pista a este icono con historia nacional.

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Renault Espace TXE de 1990: El coche que inventó el monovolumen

Post siguiente:

Ferrari: ¿Al alcance de cualquiera?