in

Me encantaMe encanta

Villa d’Este 2022, 10 modelos que dan testimonio de su época

En el Villa d’Este 2022 se han podido ver más de un centenar de modelos pertenecientes a lo más exclusivo de la historia automovilística. No obstante, nosotros hemos escogido diez con el ánimo de hacer un panorama global. Eso sí, ha sido inevitable decantarnos por prototipos atrevidos y modelos mecánicamente originales

La mayor parte de los automóviles exhibidos en Villa d’Este 2022 son altamente prestacionales. Sin embargo, la gran cantidad de tonos pastel y exquisitos habitáculos no anuncian un uso deportivo de sus motores. Obviamente, siendo modelos concebidos para el disfrute en la conducción sus mecánicas pueden entregar caballajes considerables al menor toque de acelerador. Pero aun así, aquí hablamos más de elegancia y disfrutar viajando que de velocidad y circuitos. Así las cosas, una gran parte de los más de 100 vehículos expuestos en la edición de este año 2022 son verdaderas celebraciones del buen gusto al volante. Eso sí, con el permiso de modelos de carreras como el F40 LM, el Nissan R390 GT1 o el escueto pero vibrante BMW 700 RS.

No en vano, desde que se empezara a celebrar en 1929 el Concurso de Elegancia de Villa d’Este es uno de los mejores escaparates mundiales para la historia del diseño de carrocerías. Un lugar donde la presencia y el encanto de las formas prima por encima de lo que pueda pasar al bajar cualquier bandera a cuadros. Además, también es uno de los sitios más indicados para la aparición de prototipos y modelos únicos. Iconos experimentales del diseño capaces de marcar una época. Como el Ferrari 365 P Berlinetta Speciale Tre Posti o el Aston Martin Bulldog. Dos piezas únicas con la habilidad de representar en sí mismas los cánones de diseño imperantes en los sesenta -formas musculosas con volúmenes curvos- y los ochenta -líneas rectas con formas geométricas-.

Además, en el Villa d’Este 2022 hemos podido contemplar una buena muestra de excelencias previas a la Segunda Guerra Mundial. Máquinas de aquellas en las que todo se hacía sin reparar en gastos. Con tiradas muy escasas y un montaje completamente manual para lograr que cada unidad fuera distinta a las demás. Y eso por no hablar del surtido expuesto en relación a la época dorada de los GT. Con la presencia de un Alfa Romeo TZ1, un Ferrari 400 Superamérica e, incluso, el hipnótico Ferrari 250 GT carrozado por Zagato. Sin duda uno de los “cavallinos” más admirados y deseados por cualquier coleccionista. No obstante, llegados a este punto lo mejor será centrarnos en una escueta selección con diez modelos capaces de resumir adecuadamente lo visto en este Villa d’Este 2022. Vamos a ello.

EL REFINAMIENTO DE LOS AÑOS TREINTA

Cuando en 1929 la burbuja financiera estalló en Wall Street las grandes marcas de lujo crecientes en los años veinte parecieron tambalearse. Sin embargo, lo cierto es que sólo Bentley cambió drásticamente su orientación al caer en las manos de Rolls-Royce debido a su frágil contabilidad. Por el contrario, desde Duesenberg en los Estados Unidos hasta Bugatti en Francia consiguieron sobrevivir con esplendor al menos unos años más. Eso sí, en el caso de estas dos empresas la primera acabó cerrando en 1937 mientras que la segunda recibió un duro golpe en 1939 con la muerte de Jean Bugatti -heredero de Ettore- mientras probaba un prototipo.

Finales aparte, resulta irrefutable que muchos de los automóviles de alta gama más fascinantes de la historia nacieron en el periodo transcurrido entre el Crack de 1929 y el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Una época en la que el automovilismo aún era una cuestión de élites. A pesar de que la producción fordista iniciada en 1908 ya anunciaba el futuro protagonizado por las marcas generalistas. Llegados a este punto, en el Villa d’Este 2022 destacó un radiante Bugatti Type 57C Stelvio de 1936, carrozado con detalles Art Decó por el francés Gangloff. Un descapotable donde no sólo la apariencia resulta sobresaliente, sino también la mecánica. Al fin y al cabo fue el primer modelo de Bugatti equipado con sobrealimentación.

Más allá de los vehículos prestacionales pero orientados al viaje y lo recreacional, en esta marca destacaron sus modelos realizados por y para las carreras. En ese sentido nos llamó bastante la atención el Type 59 de 1934.

El último modelo pensado para los GP del momento producido por Bugatti. Que en el caso de esta unidad se presenta con las marcas y huellas de la competición generando una deliciosa pátina respetada por sus restauradores. Fantástico. No obstante, en el Villa d’Este 2022 también lucieron otros vehículos de preguerra más allá de los Bugatti. Especialmente los coronados por la estrella de Mercedes. Marca con 5 unidades previas a 1940, destacando el 540 K Special-Roadster.

Otro más en la portentosa saga de los Mercedes con ocho cilindros de los años treinta, contando aquí con un sobrealimentador accionado a antojo y decisión del conductor. Y ojo a eso. Porque de repente podía desatar un incremento del 50% en la potencia del motor de 5,4 litros haciendo de las variantes K auténticos misiles con ruedas. Además, sus líneas fluidas representan una de las cimas del diseño automovilístico. ¿Se puede pedir más? Personalmente, creemos que ésta es la pieza más fascinante de entre todas las reunidas en el Villa d’Este 2022.

No obstante, atendiendo a las puras bondades mecánicas debemos que reconocer que quizás el 710 SS fuera el que se llevase la palma. Al fin y al cabo es un coche creado por y para las carreras.

Con un motor de 7,1 litros sobrealimentado. Presentado aquí, por cierto, en forma de una unidad de 1929 en escrupuloso color negro realmente atemorizante. Verlo rodar en su momento a toda velocidad por autódromos como el de Terramar o Montlhéry tenía que ser un espectáculo de primera. Hacerlo rodar, de paso, tenía que ser un mirarse de tú a tú con la posibilidad real de cometer un error fatal. En todo caso una verdadera entrega masiva de adrenalina.

LA FIESTA DE LOS AÑOS CINCUENTA

Cuando en 1960 Fellini estrenaba La Dolce Vita no sólo firmaba una de las mejores películas de historia, sino también el retrato de una Italia hedonista y decadente en el comportamiento de su burguesía. La crónica de un mundo ceñido a ciertas zonas de Roma, Milán y Turín donde la despreocupación por el mañana navegaba en los ríos de divisas formados por la recuperación económica de la postguerra. Eso sí, en este punto del siglo XX mentes pensantes del automovilismo de masas como Dante Giacosa ya habían puesto su particular firma en la historia con modelos como el FIAT 500. Menos mal.

Un vehículo que seduce por su excelente adecuación a la realidad social del momento, democratizando el automovilismo como en España lo haría el SEAT 600. No obstante, más allá de la fábrica de Lingotto existía un complejo entramado de artesanos del metal enfocados en la creación de piezas únicas o, al menos, en serie corta. De esta manera, aquella clase dirigente de los cincuenta se lanzó a las carreteras a bordo de seductoras máquinas producto de aquella Dolce Vita. Un nicho de mercado donde lo mismo aparecían coches de playa basados en el FIAT 500 como experimentos de estética hibridada entre lo italiano y lo norteamericano.

En este sentido, es realmente interesante el Lancia Aurelia B52 B Junior carrozado por Ghia. Una de las dos únicas unidades realizadas, la cual se encontró por sorpresa el pasado 2009 en un almacén de los Estados Unidos. Dicho sea de paso, en un estado deplorable. Por lo que verlo con el excelente estado exhibido en el Villa d’Este 2022 confirma la gran labor de restauración realizada.

Eso sí, respecto a la estética original es mejor no realizar juicios pues sabemos que estos pueden ser muy diferentes según se admire el voladizo trasero o el delantero.

Sin embargo, ¿no es más cierto y verdad que lo que aquí hemos venido a valorar es la exclusividad y la elegancia? Pues bien, a veces éstas han de tener un punto kitsch por cuestionable que sea. Y hablando de cosas cuestionables. Hablemos del Chrysler-Boano Coupé de 1956. Un coche muy conocido para los que hayan indagando en la biografía de Gianni Agnelli. Aunque él mismo se cuidase muy mucho de esconder sus lazos con él. No en vano, se lo regaló a su hermano Umberto puesto que sí, quedaba mal ver al líder de FIAT conduciendo un Chrysler por mucho que estuviera vestido por el italiano Boano.

Huelga decir que se trata de una pieza única. Una de esas en las que la identidad mecánica de los gama alta norteamericanos -mucho empuje desde bajas vueltas para tener margen de respuesta aún conduciendo tranquilamente- se combina con la elegancia del estilo italiano. Eso sí, en Villa d’Este 2022 también hubo hueco para creaciones con ciertas extravagancias poco proporcionadas en su diseño.

El mejor ejemplo lo representó el Bristol 404 Prototipo de 1953 con su aleta trasera partiendo en dos la luna con fines aerodinámicos. Una unidad experimental que el presidente de aquella marca con intereses aeronáuticos usó a modo de mula para diferentes mecánicas durante año. En suma, un verdadero icono en la historia de los prototipos británicos.

ENSAYOS QUE DEFINEN UNA ÉPOCA

Siguiendo el hilo referente a los prototipos que nos propone el Bristol 404, en el Villa d’Este destacaron varios entre los cuales escogeremos dos. El primero es el Ferrari 365 P Berlinetta Speciale Tre Posti de 1966. Una elección que no puede sorprender a ningún lector habitual de esta revista. Pues así como en el pueblo de Amanece que no es Poco profesaban una verdadera devoción por Faulkner, se sabe que a este lado del teclado la tenemos por Aldo Brovarone. Uno de los mejores diseñadores en la historia de Pininfarina. Responsable de firmar no pocos prototipos de esos que han marcado el camino para la producción en serie.

En este sentido, su contribución más celebrada es el 206 GT Speciale en el que se basó la posterior berlinetta Dino. Uno de los diseños que, junto al 365 P Berlinetta Speciale Tre Posti, mejor definen los volúmenes musculosos de los años sesenta. Dando testimonio además del tránsito hecho al motor central en los deportivos de alto rango. Y eso por no hablar del cuidado por la aerodinámica, el bajo centro de gravedad o los destellos de futurista estética americana sobre una base de diseño europeo -cosa en la que Brovarone fue un genio en los sesenta-. Además, el Tre Posti montaba el puesto de conducción justo en el centro. Escoltado por sendos asientos cual años después haría el McLaren F1.

En resumen, una joya del automovilismo sobre la cual habremos de hacer un artículo sosegado. Narrando cuál fue el papel clave de Gianni Agnelli en el nacimiento del mismo, animado por el instinto comercial del importador de Ferrari en los Estados Unidos Luigi Chinetti. Enzo Ferrari, de una manera nada sorprendente, se negó siempre a aceptar este diseño de Brovarone. Cosas de un hombre que pocas veces se dejó aconsejar. Aunque, en aquellos años, afortunadamente aceptase lo diseñado por un joven Mauro Forghieri.

Trifulcas italianas aparte, en el Villa d’Este 2022 tuvimos ocasión de contemplar uno de los mejores prototipos británicos de todos los tiempos. El Aston Martin Bulldog de 1979. Un diseño que sintetiza muy bien todo lo que estaba ocurriendo en aquel momento. Dominando una transición hacia la línea recta y el volumen geométrico que se vio venir muy bien Bertone. No obstante, en el caso del Bulldog la meta no era estética sino prestacional. Se hizo para intentar superar la barrera de las 200 millas por hora de velocidad punta. Vamos, 321 kilómetros a la hora. Una velocidad poco vista en un modelo que no estuviera fabricado para la recta Mulsanne en Le Mans.

En su época no lo consiguió. Aunque ahora se ha restaurado, teniendo una nueva cita con su objetivo a lo largo del presente verano. Veremos qué pasa. Aunque por de pronto el Aston Martin Bulldog con su chasis de viga central -estilo Lotus, estilo Alpine- se hizo con el trofeo en el Villa d’Este 2022. La resolución a este concurso, llegando a un punto donde podríamos dejar el artículo con este punto y final lógico. Sin embargo, debemos recordar que el Villa d’Este está siendo posible estos últimos años gracias a que BMW se ha hecho cargo del mismo. Por ello, merece la pena nombrar alguno de los modelos de la marca germana presentes en esta edición del 2022.

VILLA D’ESTE 2022, CERRANDO CON UNA AMPLIA GAMA DE MODELOS BMW

Desde un 507 hasta un M1 Procar pasando por el 320 Grupo 5 del equipo Jägermeister, BMW trajo una imponente panoplia de modelos históricos al Villa d’Este 2022. No obstante, al igual que antes hablábamos sobre nuestra predilección por Aldo Brovarone, ahora debemos recalcar el gusto por los pequeños deportivos con dos cilindros. Algo que quizá algún lector de la revista sabrá con tan sólo recordar artículos como el que dedicamos al Toyota Sports 800. Así las cosas, lo cierto es que no existe duda acerca de la importancia del BMW 700 de 1959. Un pequeño vehículo que ayudó de forma clave a hacer cuadrar las precarias cuentas de la casa germana. Marcando el punto de inflexión para que ésta saliera del peligro de real de desaparecer o ser absorbida por Daimler.

Además, en 1961 se desarrolló la versión RS. Un inteligente modelo deportivo para carreras en cuesta basado en un chasis tubular cubierto por paneles de aluminio. Su peso se fija en tan sólo 600 kilos. En fin, una verdadera puesta en práctica de aquel “no me des caballos, quítame peso”. Una de las máximas de la ingeniería de competición durante el siglo XX, con la cual acabamos este repaso a lo que ha sido el Villa d’Este 2022. Sin duda, una de las mejores citas para contemplar lo más granado de la creación automovilística a lo largo de la historia.

Fotografías: Unai Ona

Qué te ha parecido?

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

52.3kFans
1.7kFollowers
2.4kFollowers
3.3kFollowers