Porsche e-Fuel
in

Porsche y los combustibles sintéticos, una apuesta para pocos

De unos años a esta parte la casa alemana ha experimentado bastante con los combustibles sintéticos en su planta específica situada al sur de Chile. Sin embargo, en torno a estos carburantes existen una gran cantidad de dudas.

De un tiempo a esta parte nos estamos topando con diversas noticias relativas a los combustibles sintéticos. Y sí, todas y cada una de ellas parecen ser muy prometedoras. Sin embargo, las dudas se nos disparan en cuanto comparamos informaciones, datos y opiniones. Es más, todo esto ayuda a crear una imagen de nebulosa en la cual el combustible sintético, al menos por ahora, se nos antoja una especie de humo sin definición.

Veamos. Para empezar es justo reconocer cómo su huella de dióxido de carbono resulta menor que la dejaba por las diferentes gasolinas disponibles hoy en día en el mercado generalista. No obstante, esto se encuentra lejos de ser algo completamente absolutamente inocuo para la atmósfera. Afirmación que, para nuestra intranquilidad, se vende con relativa asiduidad en no pocas publicaciones sobre combustibles sintéticos.

Justo el punto en el cual nos viene el primer problema ya que, normalmente, cuando algo se vende a bombo y platillo sobredimensionando sus bondades hasta el punto de lo falso, es que estamos ante algo turbio o, al menos, aún en una fase muy primaria.

Asimismo, aunque empresas como Porsche o Repsol están invirtiendo grandes esfuerzos en el desarrollo de sus propios combustibles sintéticos lo cierto es que estos no acaban de aparecer en el mercado. De esta manera, realmente cuesta creer en ellos como una opción de futuro capaz de solventar problemas de movilidad a escala masiva.

De hecho, esto viene a reforzar la brecha entre el discurso grandilocuente al que hacíamos mención y la dudosa realidad material a la que no acabamos de llegar.

Además, yendo a la puridad de los procesos químicos los necesarios para la producción de combustibles sintéticos parecen realmente costosos. Llegados a este punto, todo apunta a que, aun siendo interesante en su definición, la apuesta por estos nuevos productos está lejos de ser un sustituto coherente a la actual gasolina. Es decir, algo muy alejado del funcionamiento a gran escala a pesar de poder usarse en los actuales motores de combustión sin problemas.

PORSCHE Y LOS COMBUSTIBLES SINTÉTICOS

Desde hace años Porsche viene investigando sobre nuevos combustibles gracias a la gran inversión realizada en su planta situada al sur de Chile. Enfocada a la producción de lo que llaman e-Fuel, los fuertes vientos a los que se ve expuesta son un elemento esencial de cara a lograr la electrolísis con la cual se separa el hidrógeno del oxígeno.

Algo necesario para mezclar al primero con el dióxido de carbono rescatado de la atmósfera con la finalidad de sintetizar gases que, gracias a un catalizador y demás procesos, acaban convertidos en combustible sintético.

Sin duda una idea interesante pues todo afán de innovación es siempre bienvenido aunque, por lo que estamos viendo, sujeta a dudas más que fundamentadas. En primer lugar, ese dióxido de carbono al cual aludíamos regresa a la atmósfera tras la quema del e-Fuel en el motor. Debido a ello, y aunque estamos sobre un interesante planteamiento cercano a la economía circular, lo cierto es que se sigue alimentando el mismo ciclo de emisiones inherente a la gasolina actual.

Reduce la huella, cierto, pues no produce más dióxido de carbono al utilizar el ya existente; pero aún así se encuentra lejos de un esquema cero emisiones. Asimismo, el principal problema de este e-Fuel sigue siendo su enorme coste de producción. Característica que, a la postre, relega al combustible sintético hasta nichos de mercado muy concretos dominados por billeteras generosas y abultadas.

En este sentido, siete unidades representativas del 911 en sus diferentes generaciones acaban de realizar una ruta de 600 kilómetros alimentadas por e-Fuel. Una actividad sin duda muy interesante a la hora de visibilizar las bondades de esta tecnología para con su uso en los vehículos clásicos pero, pensemos, al mismo tiempo bastante elocuente para lo que estábamos hablando.

Y es que, a fin de cuentas, esto no deja de ser un paseo de clásicos organizado por el Heritage Experiencie de una prestigiosa marca premium. Magnífico y nos alegramos por ello aunque, al mismo tiempo, inalcanzable para un público masivo al cual los combustibles sintéticos parecen no llegar en modo alguno.

A fin de cuentas, quizás -seguramente- el debate no esté tanto en la llegada eléctricos o los diferentes tipos de combustión sino en el consumo. Un consumo galopante que, en términos domésticos, sería como cocinar a un ritmo mayor al cual se llena la despensa. Y por favor no nos malinterpreten. Posiblemente lo que esté desarrollando Porsche o Repsol sea mucho más interesante de lo que parece pero, siendo honestos, deberíamos poner nuestro afán en repensar nuestro ritmo de consumo.

Mover las dos toneladas de un SUV para comprar el pan debería suscitar más debates que la gasolina con la cual se alimenta a dicho vehículo. Y eso por no hablar de quienes se piensan verdes comprando un coche eléctrico que renovarán en tan sólo unos años; en cuanto Tesla tenga un nuevo modelo más “cool” con el cual expresar un determinado estatus social.

Si lo clásico es aquello capaz de permanecer, de no ser absurdamente sustituido en una alocada quema de los recursos, quienes apreciamos a los vehículos clásicos deberíamos dar la batalla en demostrar las bondades de los productos bien hechos. Sean racionales en sus elecciones; el planeta se lo agradecerá.

Imágenes: Porsche Newsroom

Qué te ha parecido?

Foto del avatar

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

60.2kFans
2.1kFollowers
3.4kFollowers
3.8kFollowers