Alfa Romeo presenta la nueva Giulia en Madrid rodeada de clásicos

La marca de Portello vuelve a sus valores tradicionales con la nueva berlina. Y lo hace en muy buena compañía...

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

Esta mañana hemos estado en la presentación oficial de la nueva Alfa Romeo Giulia en Madrid, para la que la marca italiana ha montado una interesante exposición de coches clásicos aportados por el museo de Arese y por coleccionistas españoles. Para empezar, hay que decir que da gusto ver como Alfa retorna a sus valores tradicionales con una berlina de tracción trasera y motores pestacionales, entre otros detalles de los que hablaremos el próximo lunes.

Además como veis lo hace ante buenos testigos, ya que en la exposición que podrá visitarse hasta el domingo en el Palacete de los Duques de Pastrana -situado en el Paseo de la Habana, 208- previa reserva haciendo click aquí, hemos podido admirar Alfa Romeo clásicos de infarto como un RL TF, un par de 6C 1750, dos 6C 2500 Super Sports, o una Giulia TZ…

Alfa Romeo, conexión española

Sin embargo, ninguno de clásicos mencionados hasta ahora nos toca tan de cerca como el Alfa Romeo Tipo 512 GP diseñado por el ingeniero español Wifredo Ricart, quien estuvo al frente del departamente de proyectos especiales de la marca de Portello hasta finales de los años 30. Antes de diseñar los ‘pegasines’, Ricart alumbró al bólido que había de ser la respuesta italiana a las flechas plateadas alemanas, a saber Auto-Union y Mercedes.

Para vencer a tamaños contrincantes -arrasaban allí donde corrían-, Ricart ideó un monoplaza de motor central de 12 cilindros planos y 1.500 cc. gracias a cuya sobrealimentación se acariciaban los 340 CV. Fue una lástima el que el estallido de la II Guerra Mundial nos privara de ver a semejante máquina en acción, ya que en la posguerra ya no tuvo oportunidad.

Del otro lado de la sala, muy bien iluminada, se encontraba una coqueta Giulia Berlina 1600 Super, y a su lado su hermana Giulia Sprint Speciale, vestida de Bertone. El lector se preguntará qué donde estaba el coupé… Pues en el Circuito del Jarama, donde clientes y prensa tendrán la oportunidad de probar la nueva Giulia a la vista de un bonito GTV 1300 azul Le Mans.

Más adelante lucía precioso un 2600 SZ, al igual que el TZ que mencionábamos antes con carrocería Zagato terminada en ‘coda tronca’ o trasera cortada; y también un Alfa-Romeo Montreal, el prototipo Caimano de 1971, un 75 Evoluzione IMSA con pedigrí y un no menos atractivo aunque más moderno 156.

De vuelta a las emociones, también clásicas

Tuvimos la suerte de ser guiados a través de la exposición por uno de los responsables del Múseo Histórico Alfa Romeo de Arese, quien nos fue desgranando muchas cosas que ya sabíamos pero también otras nuevas. Por ejemplo, ¿sabíais que el RL TF de 1924 fue de los primerísimos coches de carreras en montar frenos delanteros? Nosotros no! 😉

Por otro lado, ya al final de la visita, conocimos la excelente noticia de que el Grupo Fiat está a punto de crear una división histórica que se ocupará de la restauración, mantenimiento y certificación de los clásicos de las marcas Lancia, Alfa Romeo, Abarth y, como no, Fiat.

Terminamos esta crónica de última hora con algunas de las frases que han hecho justicia a la marca de Portello, la cual parece que, a día de hoy, por fin ha decidido volver a los orígenes. El lunes os explicaremos en profundidad en qué consiste la nueva filosofía de Alfa Romeo…

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

El Renault 8 de FASA, más coche

Post siguiente:

Probamos la nueva Alfa Romeo Giulia