in

Hallazgo: un Ford Fiesta MKI con acento español en Reino Unido

Cuando inició su producción en 1976, el Ford Fiesta no sólo era protagonista del estreno de la factoría de Almusafes con un enorme impacto económico en la España de la época.

En lo relativo al automovilismo popular en España los medios solemos centrar nuestros afanes en el SEAT 600. Sin embargo, antes de este prolífico vehículo popular ya existía un interesante parque móvil donde las bajas cilindradas y las gamas de acceso contenían casos tan interesantes como el de los microcoches.

Además, aunque es cierto que la democratización del automóvil en España no se entiende sin la presencia del modelo licenciado por Fiat, también lo es que después del mismo aparecieron otros con una clara importancia industrial.

En ese sentido el Ford Fiesta interpretó uno de los momentos clave en la evolución de la industria automovilística ibérica, siendo el producto con el cual se inauguraba la producción en la nueva planta de Ford sita en Almusafes, Valencia.

Pero entremos en contexto. Breve pues, al fin y al cabo, hoy estamos aquí a fin de reseñaros un simpático hallazgo; no las razones que llevaron al coloso de Dearborn a instalarse en el Levante. De todos modos, sí hemos de entender cómo la producción de Ford en Reino Unido se vio afectada por una importante huelga durante 1969.

Una huelga en la cual los sindicatos británicos demostraban su poder llegando a paralizar las cadenas de montaje por algo más de un mes; algo que no sólo buscaba ciertas mejoras salariales, sino el asentamiento de todo un sistema de relaciones laborales frente al poder de la empresa, del capital.

Así las cosas, en Ford sopesaron la posibilidad de diversificar su producción en Europa abriendo una nueva fábrica que, además, contase con la posibilidad de pagar salarios más baratos que los marcados en las Islas Británicas. Llegados a este punto, la España del tardofranquismo resultaba una excelente candidata ya que, además, su demanda de automóviles turismo no paraba de crecer mientras la oferta de turismos se veía reducida, casi en exclusiva, a las gamas de SEAT y FASA.

Con todo ello el gobierno español removió todos los obstáculos financieros y legales posibles a la hora de atraer hasta aquí a Ford. Algo que consiguió cuando, en 1973, al fin se constituyó Ford España S.A. Un nacimiento que, no en vano, venía precedido de cambios legislativos de enorme importancia; llegando a rebajarse del 90% al 50% el número de piezas que un automóvil debía tener a fin de ser considerado “producción nacional”.

A partir de aquí en 1976 el ensamblaje del Ford Fiesta arrancaba en Almusafes registrando una gran cantidad de exportaciones al resto de Europa aunque, a decir verdad, este modelo también se produjo en Alemania. Eso sí, el impacto de este modelo en la economía del lugar fue absolutamente crucial. Para muestra dos datos: durante su primer año completo de producción -1977- se superaron las 200.000 unidades y, además, casi 150.000 de las mismas salieron a la exportación.

Si a todo ello se le suma la producción de más de la mitad de las piezas en territorio nacional -con el consiguiente espaldarazo a la industria auxiliar-, tenemos como resultado un protagonismo del Ford Fiesta que bien valdría la pena reivindicar más aun en los medios especializados. Es más, su diseño como «coche global” le sirvió para ser un éxito desde su primera generación, en la cual se distinguió por ser un perfecto aliado en la ciudad llegando al millón de unidades a los tres años de su presentación.

En fin, el primer modelo de Ford con tracción delantera capaz de llegar tan lejos y, por tanto, un diseño de impacto similar al Fiat/SEAT 127 a la hora de interpretar una revolución técnica en la marca.

Dicho esto, no es de extrañar el entusiasmo de los miembros de Valley Autos al descubrir -y rescatar- una unidad perteneciente a la primera serie del modelo. Un hecho que bien podría replicarse en no pocos garajes y almacenes de España pues, como es lógico suponer, seguramente aun queden no pocos Ford Fiesta abandonados esperando su resurrección.

Y es que, más allá del 600, modelos populares como éste cuentan páginas esenciales para la historia industrial de la Península Ibérica.

Qué te ha parecido?

-1 Puntos
Upvote Downvote
Foto del avatar

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

60.2kFans
2.1kFollowers
3.4kFollowers
3.8kFollowers