ClassicAuto 2018 750×184
Inicio»Noticias»Museos»114 Golf De Lo Más Variopintos: La Colección De Josef Juza

114 Golf De Lo Más Variopintos: La Colección De Josef Juza

Si hay un compacto del cual han salido preparaciones tan dispares como un GTI o una furgoneta comercial es el VW Golf. Y sí, hay un hombre que se ha dedicado a reunir 114 ejemplares que, desde los modelos más míticos hasta extrañas preparaciones, nos cuentan la historia del Golf a través de su mayor colección en todo el mundo....

Catawiki 750

Banner Sergio Romagosa 750

FOTOS COLECCIÓN VW GOLF JOSEF JUZA: VOLKSWAGEN NEWSROOM

Con 44 años a sus espaldas la saga Golf es la mejor representante de lo que llamamos “coche”. Y sí, sabemos que esto suena muy ambicioso pero… ¿Algún otro vehículo mezcla de una forma tan precisa fiabilidad, carácter práctico, precios populares y una amplia gama de adaptaciones que no para de crecer desde 1974? Nosotros creemos que no, y seguramente Josef Juza piense lo mismo.

Al fin y al cabo este deshollinador austriaco es el orgulloso propietario de una colección con 114 VW Golf, mayor aún que la atesorada por la propia marca. Sin lugar a dudas, una perfecta muestra de la pasión que este equilibrado modelo puede generar en un aficionado a los clásicos, el cual empezó interesándose por el modelo cuando todos los días acudía a su trabajo en un Caddy -el vehículo comercial basado en la plataforma del Golf-.

Desde ese punto compartido con decenas de miles de trabajadores europeos, su interés acabó plasmándose en la adquisición de un Golf Mk-1 a mediados de los 90. En concreto una rara unidad de coleccionista ya que se trataba de uno de los primeros Golf fabricados. A partir de ahí no sabemos qué chispa se encendió en la mente de nuestro protagonista, pero sus averiguaciones lo llevaron a dar con extrañas unidades Golf que se iban amontonando en una nave a las afueras de Viena.

Un lugar donde, a decir verdad, tienes casi toda la historia del modelo representada, contando con ejemplares tan extraños como un Jetta Cabrio prototipo, un G60 MkII Rallye Limited del que sólo existen unas pocas unidades e incluso, en un logro por predecir el futuro del modelo, algún que otro ejemplar eléctrico desarrollado ya en los setenta -y montado en un Golf primera generación- para probar este tipo de motorizaciones especialmente en ciudad.

MUCHO MÁS QUE UN SIMPLE AMONTONAMIENTO

Quien más quien menos tiene afición a coleccionar algo, lo que puede desembocar en un problema cuando el coleccionismo se torna en amontonamiento; igual que cuando aquel amigo de tu padre empezó a coleccionar soldados de plomo, lo cual degeneró en que su mujer no sabe si vive en su pisito de siempre o en un despiadado campo de batalla. A primera vista lo normal es pensar que a Josef Juza le ha pasado lo mismo con el VW Golf, pero en realidad su listado de 114 ejemplares contempla un minucioso recorrido por el modelo.

En un principio este austriaco utilizó su pasión por el Golf para dotarse de una flota de vehículos adaptada a sus necesidades: un GTI para disfrutar los festivos, un Golf Country para lanzarse a la aventura de los caminos, un Cabrio MKI para pillar moreno al sol del verano… Pero cuando ya tenía todos los modelos necesarios para contar con la montura adecuada en cada momento, su afán coleccionista se dirigió hacia modelos más extraños.

Es ahí cuando empezó a buscar por internet ejemplares casi únicos pero accesibles económicamente; justo el momento en que su colección empezó a crecer hasta el punto de trasladarse a una nave donde hoy en día podemos encontrar ejemplares como un primera generación de preproducción con la puerta corredera, un rabioso Golf Rallye de 1989, un segunda generación al que se le paró el odómetro en 999.992 kilómetros para que éste no diera la vuelta perdiendo el número, el cual ha ascendido hasta los 1.150.000 kms

PREPARACIONES ÚNICAS Y PROYECTO DE MUSEO

Además, su afán recolector lo ha llevado a tener un impresionante GTI preparado para un jeque árabe, autocaravanas sobre plataformas Golf de primera generación, varias variantes comerciales y… ¡Hasta una que monta una escalera para el acceso a los aviones utilizado en las pistas del aeropuerto de Bremen!

Bien es cierto que el valor de muchas de las unidades no es muy alto -el mismo Josef confiesa que no pocas veces el grueso del gasto ha estado más en el traslado que en el precio del coche-, pero el conjunto resultante combina rarezas como prototipos con modelos representativos de la gama y algunos deportivos exclusivos.

Ni más ni menos que la colección más importante sobre el utilitario más icónico de todos los tiempos; algo que al fin va a ser puesto en valor cuando el próximo año se inaugure un museo donde albergar a estas 114 unidades. ¡Habrá que acercarse a verlo!

Catawiki 750
Post anterior:

Iberian Finds: Why Look For A Classic Car in Spain and Portugal?

Post siguiente:

Ferrari 512 S Modulo: Por Fin en Movimiento