Liberty 750×184

Villa d´Este 2015, sobredosis de glamour



TEXTO: FRANCISCO CARRIÓN / FOTOS: UNAI ONA

Un año más, Villa D´Este se ha confirmado como el segundo concurso de elegancia para coches antiguos más importante a nivel internacional, solo por detrás del inefable Peeble Beach estadounidense. Desde que BMW tomase las riendas como principal organizador hace ya 11 años, Villa D´Este recibió el empuje que necesitaba y actualmente acuden los principales coleccionistas europeos con sus mejores máquinas, aparte de la cada vez más numerosa inscripción americana.

Este evento arrancó en 1929 con automóviles que en aquel momento eran modernos, y ahora participan coches de aquella época en adelante, incluyendo algunos “concept car” actuales que las marcas presentan aprovechando el tirón del concurso como era el caso este año del nuevo BMW 3.0 CSL concept, “homenaje” al mítico modelo de la marca bávara.

Unas localizaciones inmejorables

En la edición de este año hemos podido ver un inmejorable plantel de alrededor a 50 vehículos de variados estilos y épocas, con preponderancia –como no podía ser menos- de marcas italianas, tanto de chasis como de carrocerías. Y es que si en el periodo anterior a la II Guerra Mundial la élite del carrozado “por encargo” se encontraba en Francia, tras el conflicto los italianos fueron los más reputados en cuanto a calidad, belleza e innovación.

Desde los inicios, el concurso ha tenido lugar a orillas del Lago Como, un escenario sin duda ideal. Actualmente el evento se desdobla en dos localizaciones casi simultáneas: el propio Villa d´Este, en torno al exclusivo Gran Hotel, y por otro lado Villa Erba.

Y mientras la entrada a Villa d´Este está reducida a unos pocos afortunados y mediante estricta invitación, Villa Erba está abierta a todo el público que deseé acercarse a ver el magnífico espectáculo. Por ejemplo, el desfile de los coches ante el jurado -acompañados por estilosas modelos femeninas- se celebra por repetido en ambas localizaciones.

Afortunadamente, nuestro fotógrafo Unai Ona pudo entrar a todos los recintos para realizar las magníficas fotos que acompañan a este artículo, en las que podemos ver a los principales protagonistas de este año.

Un extravagante caballo alado

El “Best of Show”, o ganador absoluto de esta edición a elección del jurado, fue el Alfa Romeo 8C 2300 Spider Zagato traído desde Beverly Hills (USA) por David Sydorick, su afortunado propietario.

Sin embargo, es el voto del público el que condiciona la elección de la codiciada “Coppa d´Oro Villa d´Este”, que en este caso fue a parar al Ferrari 166 MM Touring  que estrenase en 1950 el mismísimo jefe supremo de Fiat en aquella época Gianni Agnelli.

Y aunque estos dos vehículos son los supuestamente vencedores, sin duda el que despertó mayor expectación fue el Pegaso Cúpula Enasa de 1952-53 presentado en primicia tras una cuidadosa restauración. Quizá no sea descabellado decir que fue la estrella del evento, pues como poco fue el más fotografiado. Y no era para menos: tras años pintado en un inapropiado color plata, ahora ha vuelto a la llamativa apariencia que le valió el sobrenombre de “Rosa de Thé”.

villa este concours elegance 2015
Extraño frontal del Pegaso Cúpula Enasa

El artífice de la obra ha sido su actual dueño, el conocido coleccionista Evert Lowmann, propietario del Museo Nacional del Automóvil de Holanda, y el nivel de detalle ha llegado al punto de que se han reproducido los neumáticos originales con bandas rojas. Sin embargo el interior, pintado y tapizado en verde oliva, ha despertado cierta controversia, pues supuestamente esta unidad (Ref.21) nació con el interior en rojo mientras que fue el “otro Cúpula”, (Ref.20, actualmente desaparecido) el que montaba el interior en verde.

También existe la teoría de que solo se fabricó un Cúpula, así que dejamos la puerta abierta a cualquier posibilidad y, sea como fuere, “nuestro” Cúpula se alzó con el trofeo “Regazzi”, es decir, el que se otorgaba por votación del público menor de 16 años.

La moda actual por los Pegaso se confirmaba con la concurrencia de otras dos unidades: El Berlineta Touring 1º Serie Ref. 53, que tras una restauración de casi 10 años en Madrid finalmente ha sido vendido a un coleccionista extranjero, y el Cabriolet Saoutchik 2º Serie Ref.36, que ha vuelto a Europa tras un periodo en EE.UU donde ha recibido la restauración que ahora luce.

El Pegaso “Cúpula” Enasa que antes comentábamos recibió además el “Trofeo Auto & Design” al mejor diseño según el jurado, y una mención de honor en la clase “Hechos para comparar”, en la que venció un precioso Ferrari 250 GT Europa Berlinetta Vignale de 1954. Y no era esta la única categoría de nombre ingenioso.

Nombres para todos los gustos

La clase reservada a coches deportivos o lujosos de los años 30 –los años de la gran depresión- fue denominada “Antidepresivos”. Los deportivos de los 60 y 70 se encuadraban en la “Llegada de los hombres GT”, vencida por un Ferrari Daytona Spider de 1972; y los diseños italianos de inspiración americana de los 50 en la “Hollywood en el lago”, donde venció un estrafalario Lancia B52 Spider Pininfarina de 1953 de clara inspiración aeronáutica.

La categoría “Historia de fantasmas” estaba reservada para los Rolls Royce del modelo Phantom –de ahí su nombre-, en la que venció el Phantom III Vanvooren de 1937 que el año pasado también ganó en su clase en Peeble Beach.

En la categoría “Extravagancia en movimiento” participaba el coche más antiguo de este año: Un impresionante Farman A6B Million Guiet de 1925 que recibió la “Mención de honor” por parte del jurado y el premio FIVA al “Mejor conservado de preguerra”, y que por cierto ha pasado varios años en una colección Española aunque ahora ha sido vendido fuera de nuestras fronteras.

También fueron dignos de mención dos vehículos que, sin embargo, no merecieron premio alguno: Primero, el exótico Phanter Six de 1977 con motor Cadillac V8 y… ¡4 ruedas delanteras direccionales!; y, segundo, el único Jaguar XK 140 que carrozase Zagato, si bien es cierto que el frontal no es de las creaciones más inspiradas del maestro italiano.

Y podríamos seguir con la lista de automóviles excepcionales y categorías de nombres ocurrentes, pero nos remitimos a las estupendas fotos de Unai Ona pues, como suele decirse, y al menos en este caso, “una imagen vale más que mil palabras”.

 

Accede a otras 50 fotos haciendo click aquí…

 

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Motor de 911 a escala 1:3, menuda virguería

Post siguiente:

Comienza la restauración del Corvette 1M sepultado