banner-sromagosa-750x90

TEXTO: FRANCISCO CARRIÓN / FOTO: UNAI ONA

Sí, ya lo sabemos, se nos ha demorado en exceso el reportaje. Como contrapartida, y sin que sirva de excusa, hemos podido escudriñar más relajadamente entre lo expuesto. Y es que –suponemos- nuestros lectores ya deben saber de qué trata el famoso concurso. Si no es así, les invitamos a visitar nuestras reseñas de anteriores ediciones, porque esta vez nos vamos a centrar directamente en los automóviles participantes.

En los – a nuestro juicio- más interesantes, ya sea por características o por su historia. Por ejemplo, un Lamborghini Miura puede llegar a parecer “normal” en un lugar como Villa d´Este, pero el que participaba en el concurso, decorado con unas curiosas bandas verdes sobre su carrocería roja, había sido estrenado por el hijo del creador de la saga literaria ‘Sherlock Holmes’, Sir Arthur Conan Doyle. Como no podía ser menos, se trataba de un excéntrico playboy que no tardó en pulverizar la fortuna heredada con caprichos.

El Abarth 1000 Bialbero ‘Record Monza’ carrozado por Pininfarina en 1960, que pulverizó varios récords en la época, destacaba por sí mismo. Sus inusuales líneas son más propias de una nave espacial, aunque ni si quiera eso le valió para cosechar algún premio, pues sólo obtuvo la mención de honor en la Clase H, dedicada a vehículos “Diseñados para la velocidad”.

En Villa d´Este nunca faltan varios Ferrari especiales o únicos, y en este caso hemos querido destacar el 250 GT Europa Speciale de 1955, ganador de su clase a pesar de que muchos comentaban que su diseño no era precisamente el más armónico. Parece ser que eso debió pensar su primer propietario, un rico empresario romano apellidado Ferraio, que lo vendió por un 30% menos de lo que le había costado nuevo… ¡Tan sólo un año y medio después de estrenarlo!

Todo es cuestión de gustos, y si no que se lo pregunten a quien encargó el Ferrari 365 GT/4 BB de 1976 pintado en un chillón color “Verde Germoglio”. Fue el único así servido de origen, y este año lo ha presentado totalmente restaurado en Villa d´Este el especialista en la marca André Herklotz, que por cierto es el yerno del que fuera primer propietario de esta unidad.

Otros coches participantes cuyos esquemas de pintura levantaron ampollas fueron el Mercedes Benz 300 SL Roasdter y el Ballot 3/8 LC de 1920. El primero estaba decorado en una combinación de gris mate (pintura) y azul turquesa (interior), y fue pedido así en origen por el rico industrial alemán Dr Kurt Schneider, que lo presentó en sociedad acompañado de un guepardo domesticado en 1958. El segundo era indudablemente un automóvil magnífico… salvo porque se le había aplicado una falsa pátina que en un concurso del prestigio de Villa d´Este está totalmente fuera de lugar.

Por el contrario, un coche al que no se le podían poner pegas era al Alfa Romeo 6C 1750 Cabriolet carrozado por Castagna en 1932, que se llevó el premio que otorga cada año por votación el –muy sabio- público joven menor de 16 años. Y además este coche procedía de España, aunque su propietario es de ascendencia francesa.

Los ganadores absolutos de Villa d’Este 2017

Finalmente, vamos a comentar a los ganadores absolutos, que en Villa d´Este son dos, uno a votación del público y otro a votación del jurado especializado. El “Best of Show” (del jurado especializado) fue para el Alfa Romeo Giulietta SS prototipo de 1957. Ya visto en Pebble Beach en 2016, y quizá no “tan especial” como otros coches presentes, esta pieza de la colección de Corrado Lopresto se llevó además otros 4 premios en diferentes categorías. Curioso.

Por otra parte, la deseada Coppa d´Oro (a votación del público) ha recaído este año en el coche quizá más extraño de todos los presentes en el concurso: El Lurani Nibbio de 1935. Fue concebido y construido por Giovanni Lurani Cernuschi, Conde de Calvezano, un personaje por sí mismo digno de una novela y que atesoró cientos de participaciones y récords en carreras automovilísticas entre 1925 y 1956.

Alfa Romeo Giulietta SS Prototipo de 1957, Best of Show.
Desde esta perspectiva el Nibbio parece un juguete.

Su “Nibbio”, un diminuto siluro dotado de un motor Moto Guzzi, estableció 8 récords internacionales de velocidad en la clase 500 cc en Dessau (Alemania) en 1939. Tras la contienda, y remotorizado con un motor Guzzi de 250 cc, volvió a pulverizar otros 8 récords internacionales en esta nueva categoría en el circuito de Ostende (Bélgica).

Tras muchos años desaparecido, este año ha vuelto por la puerta grande a Villa d´Este conducido por un joven de 27 años llamado Federico Göttsche Bebert… que no es otro que el bisnieto del Conde Lurani.

Y aunque nunca se deben dar opiniones puramente personales, no puedo comprender que una “monada” como el Fiat 1100 Barchetta Frua de 1946 haya podido quedar sin premio alguno. Se presentaba en primicia tras ser perfectamente restaurado, y lucía un espectacular diseño -de los primeros de su creador- que hacía parecer una joya a un chasis tan popular como el de un “Millecento”. Ha sido el coche que más me ha gustado, pero nadie pareció compartir estos mismos criterios en Villa d´Este.

Subasta de RM Sotheby’s y galería al final

Para concluir hay que comentar la subasta que un año más ha celebrado RM-Sotheby´s. El día 27 de mayo y bajo un bonito hangar desmontable se podían ver 45 automóviles, una lancha Riva y, como novedad, 20 motocicletas. Centrándonos en las cuatro ruedas, los dos precios más altos fueron para dos automóviles franceses fabricados en 1937: un Talbot-Lago T150-C SS ‘Goutte d’Eau’ Coupé Figoni et Falaschi que alcanzó 3.360.000 € y un Bugatti Type 57 Atalante Prototype, con sus 3.024.000 €.

Como siempre es difícil destacar algo entre todo lo mucho y bueno que ofrecía RM-Sotheby´s, pero quizá lo que más llamó la atención fue un ‘moderno’ Porsche 911 Carrera RSR 3.8 de 1993. Era uno de los 51 construidos, y uno de los sólo dos con el interior totalmente tapizado. Por si fuera poco, contaba con apenas 10 km en el marcador, y aún estaba cubierto por una capa de “Cosmoline” protector, aparte de bastante polvo. Con todo, estableció un nuevo récord en subasta para los 964 con sus 2.016.000 €, aunque cada nuevo kilómetro que recorra podría ir restándole parte de su valor.

En total, RM-Sotheby´s se embolsó 25.355.859 €, un buen resultado que sin embargo quedó algo por debajo de los 26,7 millones conseguidos el año anterior. ¡No olvidéis clickar en la enorme galería de fotos de debajo!

Todas las fotos de Villa d’Este 2017…

Post anterior:

Curiosidades Históricas sobre el Parabrisas

Post siguiente:

Récord Superado: 787 Seat 600 en Barcelona

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *