Liberty 750×184

¿Has visto este Vídeo del 7º Bugatti Royale?

Tranquilos, no es tan terrible como parece. Después del accidente de Ettore Bugatti ha sido restaurado y lo han dejado como los chorros del oro...

Retromovil 2020 Medio


Cuándo uno escribe sobre el Bugatti Royale no sabe por dónde empezar. Es un auténtico coloso, más bien un titán, probablemente el automóvil más lujoso jamás fabricado. La idea de Ettore Bugatti era construir el coche de los reyes y lo cierto es que no escatimó en recursos.

6,4 metros de longitud y una batalla de casi 5, tres toneladas de peso. Motor de 8 cilindros en línea y 12,7 litros derivado de la aviación con caja de cambios sobre el eje trasero. Todas las comodidades, aunque no neceariamente mecánicas -frenos sin servo y operados por cable, por ejemplo- a un precio de infarto: 30.000 dólares. Entre otras, estas cifras hacen palidecer a los vehículos actuales más suntuosos…

Cuando el Bugatti Royale se presentó en 1926 el patrón pensó en hacer alrededor de 25 unidades. Sin embargo, la Gran Depresión dió al traste con sus intenciones y tan sólo fabricó 6. Vendió tres, y uno de los ejemplares que quedaron en Molsheim fue el prototipo, con el que pronto tuvo un accidente tras quedarse dormido al volante.

Ettore Bugatti se quedó dormido al volante. Por suerte sólo hubo que lamentar consecuencias materiales... (Vía Daniel Lapp, Jaap Horst, Bugatti Page, The Old Motor)
Ettore Bugatti se quedó dormido al volante… (Vía Daniel Lapp, Jaap Horst, Bugatti Page, The Old Motor)

Un Bugatti Royale renacido de un chasis descartado

La ‘piña’ fue gorda y hubo que reconstruirlo, incluso sustituyendo el chasis. El coche renació entontes como Coupé Napoleón, que probablemente es la unidad que nos viene a todos la mente cuando pensamos en el Royale. Antes del accidente había vestido una carrocería Weymann y, en un principio, un vestido Packard de la época.

Bien bien, ¿y qué pasó con el bastidor original del coche? Según informan The Old Motor y Hemmings, entre otros, el chasis fue encontrado en Estados Unidos y, tras certificar su autenticidad, los afortunados dueños se pusieron manos a la obra para dar lugar a la que probablemente sea la réplica más auténtica del modelo, de las que hay dos más.

Tardaron nada más y nada menos que 15 años, el tiempo preciso para hacer acopio de todas las piezas originales posibles -tarea nada fácil tratándose de un Royale- y refabricando el resto. Pero lo mejor de todo es que grabaron el proceso de restauración y el TRAILER es una pasada.

Ettore Bugatti posa a caballo junto al prototipo (Vía Daniel Lapp, Jaap Horst, Bugatti Page, The Old Motor)
Ettore Bugatti posa a caballo junto al prototipo (Vía Daniel Lapp, Jaap Horst, Bugatti Page, The Old Motor)

Una refabricación a lo grande

Está en inglés, lo sé, pero por sus caras y la forma de hablar no os resultará difícil entender lo que sienten por el Royale. Tanto los dueños como el taller holandés encargado de la refabricación, Hevec Classic Cars, lo consideran en todo momento como una obra de arte que tiene que quedar perfecta. Para ello trabajan a la antigua y resucitan la precisión de Bugatti a las mil maravillas.

Es una gozada ver las imágenes del hallazgo, de la búsqueda, el montaje y los diferentes procesos artesanales llevados a cabo por el equipo. No menos impresionante es bucear en los 2.000 planos del Bugatti Trust utilizados como referencia para refabricar todo lo necesario y admirar como, 85 años después, recrean la foto del patrón con su prototipo.

Y decimos 85 años porque al parecer la culminación del proceso fue en 2011, pero nosotros no habíamos visto este VÍDEO hasta ahora. Tenemos razones para pensar que vosotros tampoco, así que aquí os lo dejamos… 😉

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

37 Lancia Stratos braman en Italia

Post siguiente:

AutoRetro 2016 adelanta sus fechas y se celebrará del 24 al 27 de noviembre