Liberty 750×184

El Renault 5 en el País de las Maravillas

Este vídeo publicitario va a hacer las delicias de los entusiastas de este clásico popular...

Retromovil 2020 Medio


Cuando hablamos del Renault 5 tenemos que hablar de más de cinco millones de unidades, del número uno durante 10 años en lista de ventas en Francia y de una demanda casi siempre superior a la oferta. Fue fabricado en su mayoría en en el país galo entre 1972 y 1996, aunque también se ensambló en España y México, y ha dejado una estela de fantásticos vídeos publicitarios que merece la pena ver. Vamos con uno de ellos…

Nos remontaremos a la Renault de finales de los 60, cuando se empezaba a pensar en una evolución del R4: era el Proyecto 122. En España tendríamos que esperar hasta la primavera de 1972, al Salón del Automóvil de Barcelona, para conocer en qué se había plasmado dicha iniciativa: el nuevo Renault 5. Allí se mostraron dos versiones, una de 782 c.c. (con motor procedente del 4/4, con sólo 30 CV) y otra de 956 c.c., con propulsor Sierra similar al del R8. Finalmente, el modelo se puso a la venta en octubre tan sólo en la versión de 956 c.c., bajo la denominación comercial 950.

renault 5 anuncio
No debemos olvidar las versiones deportivas, como el Copa, el Turbo o el Maxi Turbo (John Lloyd | Flickr)

Según la publicidad, decidirse por un Renault 5 era hacerlo por una nueva forma de vivir, más inteligente. Nacía el concepto de “utilitario”: coche útil a sus dueños, con asientos anatómicos reclinables transformables en cama, tapicería lavable, maletero capaz de triplicar su capacidad con un gesto (270 a 900 litros abatiendo los asientos traseros). Su longitud (3,5 m) y su corto radio de giro (4,9 m) lo hacían esencialmente manejable en ciudad.

Todas esas características eran muy novedosas en España a principios de los 70, si tenemos en cuenta los coches que por entonces predominaban en nuestras calles: 4/4, Gordini, R8, 600, 850, Simca 1000, 2CV…Veamos el vídeo:

[/su_youtube_advanced https="yes"]

Si a todas las características ya mencionadas les unimos la tracción delantera “para ir como sobre raíles”, dirección de cremallera, frenos de disco delanteros y limitador automático de frenada; suspensión independiente en las cuatro ruedas con barras de torsión, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora, y un consumo de 6,8 litros a los 100, no es de extrañar que el pequeño Renault enseguida se convirtiera en un éxito. “Conocerlo es amarlo”, decía el eslogan de los anuncios.

Otros eslóganes publicitarios fueron ‘para ciudadanos muy viajeros’, ‘libre como el viento’ o ‘un atleta con traje de calle’. En definitiva, hablamos de un coche potente, económico, estable, amplio por dentro y pequeño por fuera. Un pedazo de la historia del automóvil resumido en este anuncio que todo el mundo querría conducir. ¡Buen fin de semana!

*Noticia en colaboración con M. A. Vázquez: ¡No dejéis de leer su artículo sobre el Renault 5 Copa!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Comparativa: 40 años de coupés Opel

Post siguiente:

¡Qué vienen los franceses! Primer Jarama Classic