¡El Shelby Cobra Daytona Coupé vuelve a producción!

Retromovil 2019 Medio

Liberty 750×184

Da gusto leer titulares como este, ¿verdad? No es para menos; a uno se le pone la piel de gallina pensando en la posibilidad de cruzarse un Shelby Cobra Daytona Coupé como nuevo por las carreteras… Pero nada más lejos de la realidad:

Lo cierto es que el aclamado coupé americano, precursor del indomable Dodge Viper GTS, volverá efectivamente a producción (sí, tal como suena) aunque solo en una nimiedad de tirada de 50 unidades. Y es que la marca, tras la buena experiencia que consiguió el pasado año produciendo otros tantos ejemplares de su legendario Shelby Cobra descapotable por su 50 aniversario, vuelve a la carga de nuevo haciendo lo propio con su bólido de carreras azul-rayado para celebrar ahora los cinco lustros de la aparición de éste.

¿Pero será este Shelby Cobra Daytona Coupé fiel al original?

Para ello, Shelby American ofrece ahora a los interesados 50 unidades del tremendo Shelby Cobra Daytona Coupé construido bajo los estándares de la época. Eso sí, no sin antes aumentar la rigidez de su chasis tubular  y equiparlos con un sistema de frenado de alto rendimiento. Un conjunto de medidas para mejorar su seguridad y se rendimiento.

Pero tranquilos, todo lo demás está realizado siguiendo las medidas estrictas del modelo original: su arcaico esquema de suspensión de ballestas y el siempre romántico aro del volante de madera seguirán ahí para deleite de los más puristas. También parece que los 50 ejemplares que salgan de allí para conmemorar el medio siglo de su nacimiento saldrán bautizados con el nombre de Shelby Cobra Daytona Coupé 50th Anniversary.

Y ahora es cuando llega el siempre curioso e interesante momento de hablar de precios, ¿verdad? Pues ahí van, puesto que la compañía ya ha publicado sus tarifas. Como en la vez anterior cuando se trató del coche abierto, la marca ofrece dos precios bien distintos, dependiendo del material en el que quieras su carrocería, que podrá ser de fibra de vidrio o de aluminio.

La factura, hagas lo que hagas, no bajará nunca de los 165.000 euros, que es lo que cobrarán por un ejemplar fabricado en humilde fibra de vidrio. Si en cambio las fibras con tacto plastiquero nunca han sido para ti y buscas algo más metálico, pulido y brillante, siempre puedes hacerte con uno fabricado enteramente de aluminio. Eso sí, prepárate para desembolsar por él la cifra de ¡321.000 euros!

Es más, lo más curioso de todo esto es que además el modelo te lo tendrás que montar tú mismo, ya que viene sin montar (como la opción que te da Caterham cuando compras uno de sus modelos y quieres ahorrarte unos dinerillos). ¡Ah! que casi lo olvido también, el motor demás tienes que ponerlo tú. Por aquello de darte la libertad de ponerle el que a ti más te guste… Pero para los que estén sin ideas, que no recursos, Shelby pondrá a su disposición un V8 de aluminio que desarrolla 550 CV, cargos aparte, claro.

¿Se hace caro? Recuerda que todo el relativo, por que si nos vamos a los precios de los modelos originales (los antiguos de los años 60) nos topamos con que si queremos experimentar la misma sensación de conducción con ellos ya tendremos que desembolsar por ellos unos escalofriantes 7 millones de euros

 

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

La rueda inglesa: Así es cómo se carrozaban los coches

Post siguiente:

¿Quieres el Porsche 911 Turbo de Steve McQueen?