Liberty 750×184

VII Jornadas de Patrimonio



Las Jornadas de Patrimonio de la Automoción 2013, anunciadas por la Federación Española de Vehículos Antiguos -FEVA- a finales del pasado julio, tendrán lugar durante los próximos días 21 y 22 de septiembre. Éstas tienen una finalidad doble: por un lado, pretenden celebrar por todo lo alto y a nivel nacional los vehículos clásicos, de todo tipo; y, por otro, realizar una demostración de fuerza de cara a las Administraciones Públicas que ponga de relieve lo mucho que la afición aporta a la sociedad. Y es que, como sabemos, nuestros hierros viejos son todo un testimonio histórico.

Lamentablemente, y aunque FEVA se ha desempeñado excelentemente en otros menesteres tales como las alegaciones al Plan AIRE 2013-2016 -logrando incluso una carta de la máxima autoridad mediambiental de nuestro país en la que se reconoce que los vehículos antiguos no son parte del problema de la contaminación-, lo cierto es que la federación ha convocado dichas jornadas tarde, con tan solo dos meses de antelación, cuando la mayoría de clubes y asociaciones ya tenían sus calendarios de actividades para finales de verano cerrados.

Nadie es perfecto y sabemos que es imposible estar en todo, por lo que nos gustaría proponer como solución de cara a futuras ediciones el fijar una fecha fija, como por ejemplo el tercer fin de semana de septiembre. Estamos seguros de que, de saber a qué atenernos, el impacto de la fiesta se multiplicaría exponencialmente.

Quizá éste haya sido su único error, que además se ha intentado subsanar a través de la ampliación simbólica del evento a todo el mes en curso. Desde La Escudería no podemos dejar de aplaudir, entre otras cosas, el que se haya dado a las jornadas un carácter solidario, por el que la recaudación procedente de la venta de dorsales identificativos al precio de 1 euro será donada íntegramente a Cáritas Española.

Y ya van siete ediciones de las Jornadas de Patrimonio de la Automoción
Y ya van siete ediciones de las Jornadas de Patrimonio de la Automoción

Los clubes y asociaciones afiliados a FEVA pueden encargar cuántos dorsales necesiten, de manera que las actividades que realicen durante el mes de septiembre -preferiblemente en el fin de semana de los días 21 y 22- se encuadren dentro de la gran concentración nacional. Por su parte, algunos particulares podrán adquirirlos a título individual en los museos adscritos a la federación: Museu de la moto de Bassella, Museu de la Moto de Barcelona, Museu Vall de Guadalet, Museo de Melilla, Museo de Historia de la Automoción de Salamanca y Col.lecció Salvador Claret, que venderán al mismo precio anterior 50 placas.

Ni una más ni una menos. Desde aquí se nos ocurre también que quizá podría abrirse un poco más el grifo en este sentido; es decir, ampliar dicha cantidad de manera que aquellos aficionados que lo deseen puedan comprarlas y hacer publicidad del evento durante los meses previos a su celebración, al sacar sus vehículos clásicos a pasear. Desde luego, es algo para llevar a gala y, para este fin, sería muy interesante el poder disponer, además de de dorsales, de pegatinas, mucho más utilizables.

Por último, y tras aportar nuestro granito de arena, animamos a todos los aficionados a apoyar con fuerza las Jornadas de Patrimonio, tanto las de este año como las venideras. Dan buena imagen pero, sobre todo, nos unen.
 
 

 

Valora este artículo y ¡Comenta!

Catawiki 750

2 Comentarios

  1. Sep 12, 2013 en 10:43 — Responder

    Hola, interesante artículo, pero no pone qué personas pueden asistir, la finalidad no queda clara
    Gracias

    • Javier Romagosa
      Sep 12, 2013 en 11:07 — Responder

      Buenos días borbanciago.

      La verdad es que a mí el concepto de las Jornadas de Patrimonio también me pareció extraño cuando me lo explicaron. Son unos días en los que los clubes afiliados a FEVA que realicen una actividad utilizarán una placa numerada común, de las jornadas, y, cuanto más alto sea el número, pues más aficionados habrán salido a celebrarlas.

      Entonces, pueden acudir como participantes aquellas personas inscritas en un club FEVA o en alguna actividad organizada por éstos, como por ejemplo el concurso de elegancia de Madrid. Pero también, pueden asistir como espectadores todas aquellas personas que tengan a mano una de estas actividades.

      Por tanto, es una gran concentración simbólica con la que se pretende registrar un fuerte movimiento de clásicos durante un fin de semana concreto. Luego, ese dato puede ser utilizado para enseñar a las Administraciones Públicas todo lo que la afición puede aportar a la sociedad enseñándole sus vehículos antiguos.

      Pensarás que esto, de momento, no es más que un adorno. Aun nos queda camino por recorrer, y ya sabes lo difícil que es unirse en nuestro país; por lo que, poco a poco, mediante diferentes iniciativas, iremos haciendo de las Jornadas de Patrimonio una verdadera y gran fiesta de los clásicos, bien visible para todo el mundo.

      Espero haber aclarado tus dudas; si no, no dudes en hacérmelo saber. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

El Plymouth que regresó de la tierra

Post siguiente:

Citroën GS, mejor Coche del Año