Retromovil 2019 Medio
ClassicMadrid Medio

En todo caso, Autopista comprobó que en aceleración sobre 400 y 1.000 metros a salida parada el Sport lograba las cifras 18´´ 2/10 y 33´´ 9/10, respectivamente, superando en ambos cronos a todos los coches ya fueran de fabricación nacional o no de hasta 1.500 cm3, incluyendo al Simca TI que hasta entonces tenía el récord.

En cuanto a recuperación en cuarta, conseguía sobre las mismas distancias 19´´ 2/10 y 35´´7/10, adelantando así a cualquier otro automóvil de producción española salvo al mentado FL-80. Y según el histórico hasta entonces, a todos menos a éste mismo y al desaparecido Seat 124 Sport Coupé.

Dejando al margen las autopistas, su hábitat natural era y es la carretera, lugar en el que no tenía rival en su segmento. Su mantenimiento sobre el firme es excepcional y fuera de toda crítica, mostrando una estabilidad a base de suspensión dura irreprochable. Como comentábamos más arriba, su seguridad activa era la mejor del momento.

Pie de foto
El Seat Sport 1430 ofrecía la mejor seguridad activa del momento

Gracias a su poco peso y potente motor el coche se presta a una conducción viva. Se trata de un verdadero deportivo capaz de codearse y ganarle a modelos extranjeros de similares pretensiones, tal y como quedó de manifiesto en la tabla correspondiente. Un puro nervio en marcha, que puede superar incluso a vehículos de cilindradas superiores. Dadas sus virtudes, sería utilizado con éxito en carreras, rallyes y por amantes de la velocidad. Su mecánica se usó en la primera fórmula nacional de promoción con monoplazas, la Fórmula 1430.

Lo mejor de todo es que el Sport presenta un consumo medio muy contenido para su tiempo: 6,95 litros a los 100 a una velocidad constante de 100 Km/h, 11,32 litros en conducción deportiva y 7,5 litros/100 Km. de media.

Si valoramos su estética y su comportamiento, tiene todos los elementos necesarios para seducir a aquellos potenciales clientes de aspiraciones deportivas que además no quisieran pasar desapercibidos.

El Sport fue conducido también por jóvenes sin la experiencia adecuada, lo que, con las carreteras de entonces y sin la seguridad actual, le ganó el status de coche de viudas. Sin embargo, no ha perdurado con este apodo -como le sucedió al Dauphine-, sino con el de Bocanegra. El primero y precursor de la línea deportiva de Seat llamada de la misma manera.

Pie de foto
Como suele suceder en la actualidad con automóviles de concepción
similar a la del Bocanegra, los veinteañeros deben de ir con cuidado

Apreciaciones personales

Cuando era pequeño me regalaron un Seat 1200 Sport en miniatura. Recuerdo que preguntaba sobre ese coche de carreras -como llamábamos entonces a nuestros pequeños automóviles con pegatinas tipo racing-, y que advertí que mi pregunta creaba muchas veces controversia entre las personas mayores. Unos decían que la miniatura era un Seat 127, otros que no, que no era un 127 y que ese coche existía realmente aunque no se viese por las calles. Yo les decía que por debajo llevaba escrito Seat 1200 Sport, que no ponía nada de 127… al final creí la versión que afirmaba que era un 127 preparado para carreras.

Hasta que un día me encontré con uno de verdad. Me impactó realmente porque no se parecía a nada de lo que había visto. Si hacemos memoria recordaremos que los coches que se fabricaban entonces, salvo el pionero R5, seguían llevando parachoques de metal cromados. Por otro lado, en los automóviles de pretensiones deportivas aún estaban en boga los todo atrás como el R8 TS, el Simca 1000 Rallie, o el Alpine…

Diremos ahora que el Bocanegra se valora menos que muchos otros modelos porque parece bastante más moderno de lo que es. Y es que, por su avanzada línea -que incluye uno de los primeros spoilers-, incluso puede parecer más un vehículo viejo que un clásico. Al R5 le pasa lo mismo, aunque éste precisamente está más barato que el Boca.

Pie de foto
«Su línea me impactó, fue un verdadero flechazo…»

Con sus pros y sus contras, para mí el Sport es algo especial, que me enamoró desde el primer momento. A veces me he preguntado el por qué me siento atraído por este modelo, y hallo la respuesta en una línea que me impactó, que fue un verdadero flechazo.

Cuando tuve edad para sacarme el carné mi madre me repasó un Seat 850 Especial; desde que cayó en mis manos quise venderlo y comprarme mi sueño. Pero claro, por el 850 me daban poco, y además era estudiante… Como se ha visto, tendría que esperar un poco más.

Belleza de líneas, atractivo, depurado estilismo del Bocanegra. Lo primero que entra por la vista es su originalidad y que no se parece a ningún otro. Posteriormente, su bonito y agresivo frontal y la llamativa línea de la carrocería. Asimismo, estando relacionado con el mundo del motor tengo que decir que es uno de los coches que he probado más divertido de conducir. Con un caballo para cada 10 kilos y un CX del 0,37, es un auténtico tiro.

Es un modelo original poco visto, casi desconocido. Con él no pasas desapercibido allá donde vas. Opino que cualquier coleccionista español que se precie tiene que tener en su garaje un ejemplar del primer deportivo de serie completamente español de la Historia.

FICHA TÉCNICA SEAT SPORT 1430

Motor

• Posición: Delantero transversal, inclinado 17º hacia delante

• Tipo: 4 cilindros en línea

• Diámetro/Carrera: 80/71,5 mm

• Cilindrada: 1.438 cc

• Carburación: Un carburador vertical de doble cuerpo Weber 32 DMTR-33

• Bomba de gasolina: Mecánica

• Capacidad del depósito de aceite: 4 litros

• Refrigeración: Por agua

• Distribución: Válvulas en culata, con árbol de levas lateral

• Compresión: 9:1

• Potencia: 77 CV DIN a 5.400 Rpm

• Par máximo: 11,3 mkg DIN a 3.400 Rpm

Transmisión

• Embrague: Monodisco en seco, de diafragma y accionado mediante cable

• Caja de cambios: Manuel, de 4 velocidades

• Relaciones cambio: 1ª 3,583:1 / 2ª 2,235:1 / 3ª 1,455:1 / 4ª 1,042:1

• Tracción: Delantera

Bastidor

• Estructura: Carrocería monocasco autoportante

• Suspensión delantera: Independiente, de tipo MacPherson

• Suspensión trasera: Independiente, MacPherson con ballestón transversal

• Frenos delanteros: De disco, con un diámetro de 227 mm, servoasistidos

• Frenos traseros: De tambor, diámetro 180 mm

• Dirección: De cremallera

• Diámetro de giro: 9,6 m

• Vueltas del volante de tope a tope: 3,4

• Ruedas: 13 pulgadas

• Neumáticos: 165/70 SR-13

• Depósito de combustible: Capacidad de 30 litros

Carrocería

• Tipo: Coupé

• Batalla: 2,22 m

• Vía delantera: 1,31 m

• Vía trasera: 1,32 m

• Longitud: 3,67 m

• Anchura: 1,55 m

• Altura: 1,25 m

• Peso: 800 Kg

 

Catawiki 750

6 Comentarios

  1. Ene 29, 2014 en 23:45 — Responder

    Para hacer honor a que soy una fémina… tengo que reconocer que no tengo ni idea de coches. Me gustan por su aspecto o por sus líneas o por su color o por su dueño… Pues bien, tal y como le ocurrió al propietario de este coche, al ver las fotos y leer su historia, me ha dado un auténtico flechazo, es increíblemente bonito, y por las prestaciones que tiene según se describe en el artículo, debe ser toda una aventura conducirlo o montarse en él.
    Alucinante el artículo y todo un descubrimiento el vehículo. Me ha encantado la historia del propietario desde que era pequeño y conoció el coche por primera vez -¿seguirá conservando la miniatura con pegatinas de carreras?- hasta cómo pretendió vender el que le regaló su madre para comprar el de sus sueños, de precio inalcanzable en aquella época, como lo buscó, cómo lo encontró, cómo lo compró y el vínculo que se produjo con su antiguo propietario y la anécdota de la chica de la autoescuela que lo que buscaba era un clásico llamativo. Tengo que decir que auténtico flechazo, el coche me ha enamorado por sus líneas, por su color, por su aspecto y por su dueño!! Ahora ya he cambiado de coche favorito, BOCANEGRA, me gusta hasta el nombre!!

    • Javier Romagosa
      Feb 3, 2014 en 1:02 — Responder

      A mi lo que me gusta es tu comentario, sí señor. Has captado perfectamente la esencia del artículo y cada una de los pequeños matices de que su autor pretendía sembrarlo.

      Quién sabe, igual si que sabes algo de coches…

      Un saludo!!

  2. Jose Antonio Rodríguez
    Feb 12, 2014 en 16:01 — Responder

    Buenas tardes:

    Muchas gracias por tus amables palabras. La verdad es que he efectuado el
    artículo con amor y la pasión que le pongo a lo que hago.

    Y es que el coche ha sido un amor idílico desde hace tanto tiempo…

    Por otra parte pongo textual lo que me comenta el autor del único libro que existe sobre el Bocanegra sobre el coche y su anécdota sobre la prestigiosa revista Motor Clásico:

    «Quizás hay una anécdota que desconoces (no sé si Francisco, el chico que te lo vendió, te lo llegó a contar). Cuando hace un par de años la revista decana del automovilismo clásico en España (Motor Clásico) tenían en cartera hacer un Dossier al bocanegra, contactaron conmigo para que les pasase información gráfica y para que les ayudase a localizar dos buenas unidades de bocanegra (una 1200 y otra 1430) en los alrededores de Madrid. Era interesante, también, que fuesen de colores lo más dispares posibles entre sí (por lo de las fotos). Del 1200, no tuve duda: el precioso 1200 Sport de 1976 del forero ‘Coloreros’ que yo mismo tuve oportunidad de conducir por las calles madrileñas hace ya unos años, y en cuanto al 1430 pensé en dos unidades: la tuya (entonces de Francisco) y la del socio del Club Manuel Sousa (verde la tuya, roja la de Sousa). Decirte que finalmente tu unidad fue descartada por la bola de remolque (daba mala imagen) y al final el 1430 Sport rojo de Manuel Sousa fue el co-protagonista en el Dossier de Motor Clásico.

    No sé si conocías esta anécdota, pero por si acaso aquí la comparto, suponiendo que te gustará conocerla

    Bueno añadir que si hubiera sido mío entonces y si se trataba de salir en Motor Clásico, yo le hubiera quitado la bola.

    Saludos.

  3. Jul 27, 2014 en 19:50 — Responder

    Precioso tu boca, y tu historia.
    Yo también nací enamorado del boca, y como no he tenido la ocasión de tenerlo todavía, quién sabe si no podre ya conseguir uno. El tiempo lo dirá.
    Que disfrutes el tuyo muchos años!
    Un saludo.

    PD: Te enlazamos en un proyecto que tenemos entre manos, llamado Centímetros Cúbicos, de momento en facebook:
    https://www.facebook.com/2000centimetroscubicos

  4. José Francisco Nuñez Roidriguez
    Ago 14, 2015 en 21:50 — Responder

    tuve el placer de tener uno en color blanco 1200, solo puedo decir que me salvo la vida al protegerme en un acidente, lo arregle por que estaba enamorado de el, pero ya nunca fue lo mismo.
    No os podeis imaginar lo que significaba conducirlo por las carreteras en los pueblos de Galicia, fuimos tres amigos con el mismo coche, dos 1430, un verde botella, un verde Galicia y mi 1200. me encanto leer el articulo y vuestros comentarios.
    Es cierto, en vigo un piso costaba 400.000 mil pesetas, pero nunca me arrepentire. Tenia 18 añitos y fue una locura en los años de la movida. Gracias a todos por emocionarme.

  5. miguel
    Oct 5, 2015 en 21:49 — Responder

    Tuve la suerte de conseguir uno de segunda mano en los 80.Estaba enamorado de el,me arte de llorar cucando se me quemo.Me sigo acordando mucho de el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

XVII Monte-Carlo Histórico

Post siguiente:

Interclassics & Topmobiel, la bolsa de Maastricht