CCRJ 728×90 px
Inicio»Noticias»Salones y ferias»Crónica: Salón Antic Auto Alicante 2017

Crónica: Salón Antic Auto Alicante 2017

Una feria con mucho que ver, con gran número de rarezas expuestas y con un público bastante internacional...

banner-sromagosa-750x90

Celebrado los días 22 y 23 del mes de abril, el salón de vehículos clásicos Antic Auto Alicante ha vuelto a sorprender por la variedad y calidad del material expuesto en el pabellón IFA. Sin grandes montajes ni mucha moqueta –más bien muy poca- pero con la presencia de los principales profesionales locales del sector, los organizadores de esta feria pueden estar orgullosos principalmente por dos motivos: El gran número de coches expuestos, y la gran cantidad de público internacional.

Decíamos hace unos meses que no hay en España feria tan internacional como la de Málaga, pero lo justo –y cierto- sería decir que Alicante no le va a la zaga. Hasta un 50% (o quizá más) del público asistente era inglés, alemán, belga y holandés, y muchos de ellos acudían al parking exterior con sus clásicos.

En el interior del amplio pabellón también había algún que otro profesional extranjero pero en su gran mayoría los expositores, ya fueran recambistas, jugueteros o compra-ventas de automóviles, eran de procedencia autóctona.

Principales expositores de Antic Auto Alicante

Entre estos últimos destacaban, por la enormidad de sus stands, las empresas alicantinas JJDeluxe Garage y Virauto. Ambas especializadas en automóviles americanos de gran cilindrada y con cierto aire “gasmokeygaragiano” en el producto, el montaje del stand… e incluso en las barbas de sus empleados. Cuestión de moda, pero lo cierto es que ocupaban un amplio espacio en los pabellones y animaban mucho el ambiente cada vez que arrancaban algunos de sus estruendosos ‘muscle cars’.

Los catalanes ‘CarsClasicos’ acudían desde Barcelona con su acostumbrada artillería de calidad, esta vez destacando por el imponente Cadillac V16, originalmente vendido en España o el Peugeot 205 Turbo 16. El Citroën SM ‘Targa’ volvía a aparecer, siendo ya un clásico de los salones españoles. La casa de subastas Catawiki tenía un pequeño estand en el que destacaba un MG C de 6 cilindros y matrícula original valenciana, probablemente el único conocido y en funcionamiento estrenado en España.

Los clubes alicantinos y las sorpresas

Los clubes alicantinos también echaron el resto con sus cuidadas exposiciones de motos y coches. Una BMW R-75 por aquí, una Lube por allá, un stand repleto de Minis con varios Cooper ingleses o un raro Pick Up, el desvencijado Renault 4/4 del club susodicho… Entre todo, habría que destacar el stand del club de veteranos de Alicante, con rarezas como la ya antigua réplica de Mercedes Benz SSK, un recién restaurado Talbot de los años 20 o un minúsculo Austin Seven con una carrocería especial creada por Mulliner en Inglaterra.

No había espacios libres, y en cada rincón había interesantes sorpresas. Las más notables ‘delicatesen’ que podían pasar desapercibidas entre tanto coche eran, a nuestro entender, un originalísimo Volkswagen Karmann Ghia de primera serie, (¡Sin restaurar y nacional!), un Gato Montés fabricado por Artés de Arcós, desmontado para poder verle las “tripas”, o un Dodge Dart Cabrio con matrícula original española. Al principio pensamos que se trataría de una transformación del maestro Serra, pero tras una inspección minuciosa pudimos ver que era una unidad de fábrica, importada en tiempos desde USA.

Los camiones de la familia Savall

Como colofón, la acostumbrada selección de camiones de la familia Savall, que ocupaban entero uno de los laterales del pabellón. El Pegaso Mofletes y el Berliet ya los hemos comentado por estos lares, pero como siempre, hubo novedades recién restauradas. En este caso, un Studebaker de 1937, un camión Chevrolet de 1934, y un Ford V8 de 1947, todos ellos con su motor original de gasolina.

En conclusión, fue una feria con mucho que ver y con gran número de rarezas expuestas, justo al contrario de lo que suele ocurrir en muchas otras ferias de nuestro país. Sin embargo, la asistencia de público no fue tan alta como se esperaba, pero quizá hubo algunos factores externos que influyeron en ello, al ser ese fin de semana puente en Valencia. Aún con todo, es una visita interesante y altamente recomendable, que esperamos que siga por la misma línea en próximas ediciones.

Post anterior:

Subasta en Catawiki: BMW M3 E30

Post siguiente:

En Vídeo: Renault Alpine A110 1300

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *