Catawiki 750

ClassicAuto 2018 750×184
Liberty 750×184

TEXTO RETROMÓVIL MADRID: JAVIER ROMAGOSA / FOTOS Y VIDEO: MANAGE MOTOR

Retromóvil Madrid 2018 tuvo lugar en el recinto ferial de IFEMA durante los pasados días 30 de Noviembre y 2 de Diciembre. Como probablemente ya sabías si leíste nuestro previo, el plato principal del menú era la novedosa exposición de prototipos españoles. Alrededor de 15 creaciones de ingenieros, preparadores y aficionados que, entre los años 1960 y 1980, alumbraron sus propios automóviles. La base, los populares Seat 600 o Renault 8, entre otros.

La exposición de prototipos españoles tenía un valor histórico innegable, si bien no era lo más bonito del salón. Las líneas de las máquinas vestidas por Serra, como el Seat 600 Pullman o el Ford Taunus Spider, eran las más decentes. Mientras, las que daban forma al ARH Condor o al Renault 8 TS Coupé adolecían de falta de proporciones.

En fin, es lo que podía hacerse en la España de entonces, y desde luego se hizo con valentía y orgullo, que es de lo que siempre se trata. En cualquier caso, Retromóvil ofreció una oportunidad única para que los aficionados españoles conocieran esta página, en gran medida desconocida, de la Historia del automovilismo español.

Concurso de Elegancia en Retromóvil Madrid

Bastante más atractivos, y conocidos, eran los coches que se dieron cita en el concurso de elegancia acogido por la feria madrileña. Entre los congregados destacaba, soberbio, un Allard J2 de principios de los años 50 que fue el que finalmente se llevó el gato al agua. Todo un reconocimiento a estos preciosos híbridos que, gracias a su mecánica Cadillac, saborearon las mieles del éxito en la pista hasta la llegada de los Jaguar XK.

No menos impactante resultaba el Buick Van den Plas de 1938, un ‘true classic’ prácticamente único carrozado en los Países Bajos. Este Buick sirvió como coche ministerial en la España de la inmediata posguerra y, sin duda, por su originalidad y relevancia histórica, merecía cosechar el segundo premio.

Un FU-11 en el 50 Aniversario 1430

No sé como lo hacen, pero los chic@s del Club Nacional Seat 1430, 124 y 124 Sport siempre consiguen sorprenderme. Además, la calidad de su stand suele ser apabullante, con una excelente puesta en escena que incluye incluso plataformas giratorias que muestran los encantos de sus adorados populares.

En este caso, se trataba de celebrar el 50 cumpleaños del Seat 1430. No se escatimó en esfuerzos. Una decena de unidades, entre las que se contaban una unidad de DDAuto y un raro ejemplar con techo corredizo, ofrecían un recorrido visual por la evolución de nuestro Fiat 125. Sobre toda la muestra, destacaba un FU-11, escasísima unidad carreras-cliente réplica de los coches oficales que usaban los pilotos de Seat en los rallyes.

Más Celebraciones: Porsche, 2CV, Mini

Menos mimo, todo hay que decirlo, se notaba en los stands de los aniversarios por los 70 años de Porsche y del 2CV, que corrían a cargo del Club Porsche España y de un especialista en el simpático clásico francés, repectivamente. Aunque la primera no estuvo mal, lo cierto es que eché en falta que el Club Porsche pusiera un poco más de carne en el asador.

En mi opinión, de entre la selección de coches del fabricante alemán, sobresalía un RUF ‘Yellow Bird’, imponente en su color amarillo pollo. Por otro lado, el Porsche 356 Speedster que tuvimos la oportunidad de apreciar en la primera edición de Retromóvil Madrid volvió a hacer acto de presencia.

Por su parte, el stand del 60 aniversario de Mini estaba bastante bien surtido, con los coches de competición de Antonio Albacete y rarezas como un Riley Elf o un Mini Radford con techo retráctil, entre otros. También nosotros celebrábamos este revolucionario inglés en nuestro stand, con una Minivan y un 850 recién pulido y abrillantado. ¡Muchas gracias por traérnoslo Ismael!

A dos ruedas con Ángel Nieto y Harley-Davidson

Retromóvil Madrid no sólo acoge coches clásicos, si no también motos. Gracias a la recién creada Fundación Ángel Nieto tuvimos el privilegio de disfrutar de 5 de las motos del campeón. Por otro lado, el buen hacer de Chanoe y los harlistas trajo una amplia selección de máquinas de la marca americana, que celebraba su 115 aniversario.

Realmente, el stand de Harley-Davidson era digno de elogio, con varias unidades muy antiguas y modelos de diverso pelaje. Estos ejemplificaban no sólo el espíritu de libertad que la caracteriza si no también sus inicios deportivos o, incluso, sus devaneos con las pequeñas cilindradas.

Estrellas dispersas en Retromóvil Madrid

Fuera de temáticas concretas, en los espacios ocupados por profesionales del sector, el salón acogía joyas dignas de mención. Es el caso de los tres Ferrari, una 512BB, un Dino 246 y un 330 GTC (¡!) que recibían al visitante nada más franquear sus puertas. Pasado el concurso de elegancia, a la derecha, un Aston-Martin DB2/4 sobresalía entre BMW M3.

Inmediatamente después, un Fiat Dino Coupe en estado de conservación mostraba las bondades de su motor V6 Ferrari junto a un Jaguar E. Y al fondo, en la zona de venta entre particulares, un Audi V8, una Nissan Vanette Optima en perfecto estado de revista, un camión Ebro B45 o un Land Rover inglés de 1951 daban ganas de tirar la casa por la ventana.

Los Coches de Santiago Martin Cantero y la Subasta Online

Entre las actividades llevadas a cabo en Retromóvil Madrid, el homenaje a Santiago Martín Cantero fue la más completa. No sólo se entregó publicamente una placa conmemorativa al hijo del difunto piloto y preparador, sino que se hizo en un espacio habitado por los principales coches conducidos por este último.

El Seat 131 de Grupo 5 con el que se convirtió en campeón de España en 1982 era el más original. Restaurado con una fidelidad asombrosa, es sin duda el 131 más gordo que he visto. Le acompañaban otros bólidos de grueso calibre como un Lancia 037 o un 600 Abarth.

Otra actividad bien planteada fue la subasta, organizada por la plataforma digital Catawiki. La casa europea reunió buena parte de su catálogo español para que pudiera ser inspeccionado in situ y coordinó el sistema de pujas de cara a su adquisición.

Presencia de Clubes y Aparcamiento de Clásicos

Aparte de los ya mencionados, clubes como el de Peugeot 205, el Renault 4/4, Alfa Romeo, Lancia, Seat 600 o la Asociación Española de Clásicos Deportivos, entre otros, salpicaban Retromóvil Madrid. Como siempre, aportando vehículos y ambientación desinteresadamente -captación de socios aparte- para engrandecer el evento.

Por otro lado, afuera, en el parking para vehículos clásicos, tenía lugar el tradicional ‘salón paralelo’, que procuró estar animado durante las mañanas del fin de semana. Una pena que IFEMA hiciera tan difícil el acceso al mismo, obligando a un rodeo descomunal para poder disfrutarlo.

Recambio y Algunas Recomendaciones

Por último, hablaré de la zona de recambio y automobilia, que me pareció muy bien surtida aunque sumida en la penumbra. En realidad, el problema de la iluminación del Pabellón 3 de IFEMA debería avergonzar a los gerentes del recinto ferial madrileño. Parece mentira que unas instalaciones tan modernas ofrezcan una luz tan pobre y teñida de naranja.

Al parecer van a renovarla el año que viene algo que, sin duda, Eventos del Motor, empresa organizadora de Retromóvil, debería exigir de cara a la edición de 2019. O bien cambiar de pabellón y matar dos pájaros de un tiro para solucionar a la vez el inconveniente del aparcamiento antes mencionado.

Realmente, me dio rabia que su esfuerzo fuera perjudicado por la falta de profesionalidad de IFEMA en este sentido, y así me gustaría hacerlo constar al final de estas líneas.

¡Hasta el año que viene!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Las Otras Reuniones de la Semana de Monterrey

Post siguiente:

Super 405 en Catawiki: Mi16