Liberty 750×184

Retro Valencia se consolida



Parece que esta joven feria, que cogió el relevo de Motor Epoca, comienza a afianzarse en el calendario de los aficionados a los clásicos en España. En tan sólo dos años, su organizador, Eventos del Motor, S.L. -la misma empresa que gestiona Retro Galicia, Retro Clasica de Bilbao y el AutoClássico do Porto-, ha conseguido reunir en los 11.000 m2 del pabellón nº 3 de la Feria de Valencia a más de cien expositores y unos 22.000 visitantes, cifras que sin duda asegurarán su continuidad en el futuro.

La feria estuvo abierta al público desde la tarde del viernes 17 de octubre a las 16,00 h hasta las 15,00 h del domingo 19. Los ajustados precios de 8 € la entrada para un día y de 12 € para el fin de semana sin duda han contribuido a darle un carácter popular al evento. Además, todo aquel que acudió con su coche clásico tenía un descuento del 50% y aparcamiento específico y vigilado gratuito.

Como en cualquier feria de clásicos, en Valencia se pudo ver todo tipo de expositores, desde los que se dedican a la compra-venta y restauración de coches y/o motos hasta anticuarios (estén o no relacionados con el automóvil), pasando por vendedores de libros y revistas, de productos específicos para el cuidado y restauración de vehículos, de herramientas, de miniaturas y, por supuesto, de todo tipo de piezas raras, repuestos y accesorios, muchos de ellos imposibles ya de encontrar en comercios o en desguaces.

Crónica Retro Valencia 2014
Renault 8 Gordini (1969) (Foto: Anchoafoto)

Y aunque se veía bastante movimiento de gente mirando y preguntando, lo cierto es que los profesionales, a pesar de que reconocen un ligero aumento en el volumen de negocio, se siguen quejando de lo que cuesta cerrar cualquier tipo de venta, puesto que los clientes exigen precios excesivamente bajos.

[=»Anuncio» =»
.
 
» «» «url:https%3A%2F%2Fwww.escuderia.com%2Fcontacta-con-la-escuderia%2F||target:%20_blank» «» =»» «0» =»» =»no-border» _width=»1″ =»#1e73be» =»#222222″ =»#ffffff» =»2″ =»50″ =»#333333″ =»»]

Protagonistas, los clubes

Retro Valencia, por lo que se ha podido ver en sus dos años de existencia, está dirigida principalmente a los clubes de clásicos, los cuales proliferan de forma singular en la comunidad valenciana; y estos, de cara al espectador, han sido los verdaderos centros de interés del certamen.

En el stand del Horta Classic tenían expuestos algunos de los coches más llamativos, como el DeLorean DMC12 con el que Marty McFly regresaba al futuro, una espectacular réplica del AC Shelby Cobra, un Chevrolet Chevelle en un «discreto» color malva, un camión Citroen C4 de 1929, un interesantísimo BMW 600, evolución del popular Isetta pero con el número de ruedas correcto; un Biscuter, el microcoche con mayor difusión en España antes de la llegada del 600; y, por último, la mascota que aparece en el escudo del club, un Riley de carreras de 1936.

A su lado encontrábamos el corralito del Club de Automóviles Antiguos de Valencia, donde los visitantes pudieron ver, en un lugar preferente, las elegantes formas de un Stutz Tipo M de 1929, un coche americano muy difícil de ver por nuestras carreteras.

Le acompañaban otras tantas joyas venidas del nuevo continente: un Buick de 1915, un Auburn 851 con motor sobrealimentado de 1935, un Packard Twelve y un curioso Willys Knight de 1926. Por detrás se exponían también dos preciosos Alfa Romeo, un Montreal, cuya carrocería diseñada por el maestro Marcello Gandini es uno de los mejores trabajos de Bertone; y un Giulia Spider 1600 blanco con un peculiar techo duro instalado.

Otro interesante stand era el del Club de Vehículos Históricos de Valencia, donde los coches se exhibían en dos zonas, una made in USA, con un elegantísimo Pontiac Eight de los años treinta, un Ford A de los fabricados en España en 1929, un coqueto Chevrolet convertible del 36 y un espectacular Ford Thunderbird amarillo de la primera generación; y otra en la que se encontraban unos típicos representantes de la vieja Europa, un Jaguar XK-150, una berlina S Type y un Porsche 356.

Liberty Seguros 710×88
 

Aniversarios con músculo

El Club Porsche conmemoraba el 40 cumpleaños del longevo y emblemático 911 Turbo, para lo que sus socios reunieron un ejemplar de todas y cada una de las diferentes generaciones del modelo, incluida una de las escasísimas unidades de la primera serie.

También el Club del Ford Mustang estaba de aniversario, ya que hace nada menos que 50 años que el ingeniero Lee Iacocca desarrollara este icono de la automoción. En su zona de exposición lucían seis magníficas unidades de algunas de sus series más emblemáticas.

El Club Alpine de Valencia estaba presente con una buena representación de modelos, entre los que destacaba la última adquisición de su presidente: una de las pocas unidades construidas en Valladolid, por Fasa Renault, del Alpine A-108 cabrio. Aunque aún le faltan algunos detalles y una buena mano de pintura, llamaba la atención en un lugar de privilegio.

Le acompañaban algunos ejemplares del venerado A-110 y algunos Renault en sus versiones «pata negra», como un precioso Dauphine Gordini, un R-5 Turbo «culo gordo» réplica del Maxi Turbo con el que Carlos Sainz disputó el campeonato español de rallies de asfalto en el 86 y dos R-8 Gordini con una magnífica preparación de competición.

Y por supuesto, no podía faltar, el Club del Seat 600, el del 124 y el del Mini, omnipresentes en cualquier acto que esté relacionado con los coches antiguos. En el recinto del primero sobresalía una Siata Formichetta y una Siata Ebro 50.

Este año, los aficionados a las motos tenían bastante menos contenido que los de los coches. Estaban presentes el Classic Racing Revival de Denia y el Club Vespa.

Los profesionales

Por parte de los expositores profesionales llamaba la atención el Stand de Cars 1247, donde se encontraba un Ford americano modelo B de 1933, un precioso Citroen DS bifaro, el Dodge Dart del 65 granate premiado en el pasado concurso de elegancia de Madrid y dos curiosos vehículos, un triciclo Roa Reymar de reparto y un camión todo terreno Unimog Mercedes 401.

El restaurador y preparador Saica Classic Motor Sport exponía poco pero era lo mejor de la feria: además del conocido TVR Griffith 200 de competición, que alardeaba de su musculoso motor Ford V8 con más de 400 CV, nos presentaba un maravilloso Pegaso Z102 en proceso de rehabilitación el cual no siempre tuvo el aspecto del que presume en este momento.

Nos referimos a que en principio salió de la fábrica de Barcelona como un S-2 coupé carrozado por Touring; posteriormente sufrió un fortísimo accidente que casi lo destruyó por completo, y fue entonces se decidió darle una nueva imagen y se le encargó al carrocero Serra que lo vistiese con la elegante carrocería spider que luce en la actualidad. Estaremos atentos para ver el resultado final.

También pudimos ver en el recinto ferial algunas muestras de autos tanto de calle como de competición, entre los que destacaban: un Porsche 911 de los primeros, con sus llantas de acero con tapacubos, algo realmente insólito pues casi todos sus dueños las suelen sustituir por las típicas Fuchs de aleación; un 911 Carrera RS del 73, aunque éste es difícil saber si se trataba de uno original o de una perfecta recreación; un Austin Mini Cooper S de la primera serie y una excelente réplica del Ford Scort Mk4 con el Carlos Sainz participó en el mundial de rallies de 1996.

En un rincón de la feria, el visitante podía encontrar algunos de los coches utilizados por el piloto valenciano Borja García, incluido el impresionante Ford Mustang con el que participa en la Nascar europea.

Al lado, la organización rendía homenaje al Ferrari Testarossa, modelo icono en los años ochenta que, aunque no lo parezca, cumple treinta años. Se exhibían dos fantásticas unidades, una de la segunda serie del modelo original y otra de su evolución, el 512 TR.

Crónica Retro Valencia 2014
30º Aniversario del Ferrari Testarossa (Foto: Anchoafoto)

Por el camino correcto

Por último, en el pabellón contiguo, se habilitó la zona de aparcamiento de los coches clásicos con los que acuden los visitantes a la feria. Siempre es un punto por el que conviene pasar de vez en cuando a echar un vistazo, ya que en muchas ocasiones se pueden descubrir auténticas piezas de colección.

En resumen, una gran muestra de coches y motos clásicas, que está en pleno período de crecimiento, donde se nota el buen trabajo de los organizadores así como las ganas que tienen por agradar a los visitantes; algo que la Comunidad Valenciana se merece, pues en ella hay una enorme afición a todo aquello que huele a aceite y a gasolina, sea de la época que sea.

Esperemos que en el próximo certamen se mantenga el nivel de lo expuesto este año o, si es posible, que mejore. Allí estará «La Escudería» para contárselo.

 

Catawiki 750

1 Comentario

  1. xgrau
    Oct 28, 2014 en 19:43 — Responder

    excelente reportaje, muy completo y detallado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

BMW's Serie 6 en Granada

Post siguiente:

Avistamientos en Goodwood