Liberty 750×184
Retromovil 2019 Medio

TEXTO Y FOTO: FRANCISCO CARRÍON / PIES DE FOTO: JAVIER ROMAGOSA

Retro Málaga 2017 ha llegado a su cuarta edición ya consolidado como el principal centro de reunión de aficionados del sur de España. Y esto no es sólo una opinión, si no que es un hecho: Ya no hay feria de Rute, en Sevilla también hace años que no se celebran eventos similares, y el único que sigue en pie es el de Murcia, de una entidad menor.

Entre los días 20 y 22 de enero, el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga estuvo repleto de coches, motos… y público. Aún desconocemos cifras exactas, pero desde el principio hasta el final –un poco menos la tarde del viernes, eso sí- la feria fue bulliciosa.

A ello ayudó el incesante goteo de aficionados que acudían con sus clásicos al parking cubierto, con la correspondiente rebaja de un 50% en el importe de la entrada. Y, al contrario que en otras ferias, la calidad era notable. Poco tunning –aunque algo de ello hubo, actualmente parece inevitable- pero en su mayoría se veían coches muy bien restaurados y conservados. Varios Porsche con matrícula española antigua, mucho “haiga” y roadster inglés… al fin y al cabo también se notaba, y mucho, la presencia extranjera.

Retro Málaga 2017, internacional

En plena costa del sol, la feria de Málaga es, quizá, la más internacional de cuantas se celebran en nuestro país actualmente. En los pasillos se escuchaba mucho inglés, mucho alemán, mucho francés… no en vano, dos de los principales compra–ventas profesionales eran extranjeros aunque afincados en Málaga. La empresa ‘Supergarage’, que llevó varios vehículos ingleses de lujo de marcas como Jaguar, Morgan o Rolls Royce, está regentada por holandeses, y ‘Coast Classics’, quizá el stand más llamativo del evento, es propiedad de alemanes.

En este, además de música y otros espectáculos, se podían ver varios Hot Rods, un Escarabajo preparado, un raro MG C de 6 cilindros, y principalmente varios coches americanos de los 50 y 60. No menos espectacular era el stand del Club Ferrari España, que conmemoraba los 70 años de la marca con una exquisita selección en la que destacaban un moderno LaFerrari, un F40 y el 250 GT Speciale que fue motivo de un amplio reportaje en esta revista.

Asimismo, en el apartado expositivo destacaban dos clubes de Seat 600 con una nutrida selección de unidades de todo tipo, el club local Renault (¡con un Renault 16 con matrícula original española!) o el club ‘Sur de Europa’, con una interesante muestra en la que se mostraba la evolución de los descapotables Alfa Romeo, Mercedes Benz , MG y Porsche de la posguerra…

En la feria de Málaga hubo poco espacio libre

El centro del pabellón estaba dedicado a los profesionales del recambio, miniaturas y revistas, pero también había una gran presencia del sector motociclista.

Perdidos entre todo esto había algunas sorpresas, como una de las mejores réplicas de Porsche 550 que hayamos visto –en el stand de Volkstunning– o un 912 con matrícula original de Madrid rodeado de libros y miniaturas.

En definitiva, el pabellón estaba repleto y apenas había espacios libres. Incluso el “car corral”, para la venta entre particulares, ocupaba parte del parking para visitantes. La Asociación Malagueña para la Restauración de Tranvías y Autobuses también ocupaba parte de este espacio con dos bonitos autobuses Pegaso de los años 70 perfectamente preservados, y no eran los únicos industriales presentes, pues dentro del pabellón también se podía ver un precioso Leyland Comet restaurado hasta la perfección por una empresa frutera local.

Cavallinos de altos vuelos en el parking

Otro enorme atractivo de esta feria son las reuniones organizadas en torno a esta por parte de los clubes de marca locales. Hubo de todo, pero tenemos que destacar la presencia del Club Ferrari, dado que entre los asistentes estaba todo un Ferrari 250 GT SWB con matrícula inglesa, otra de las sorpresas del fin de semana.

El stand del Museo de Málaga también sorprendía, principalmente gracias al exuberante Lancia Astura Pinin Farina de 1939 que recibía a los visitantes nada más entrar por la puerta. Y no hay que olvidar que la colección del museo es de origen portugués, otra muestra de la internacionalidad de esta feria organizada por la empresa Eventos del Motor. Quizá, si no existiera la limitación de espacio del pabellón malagueño, podría ponerse al nivel de otras con mayor solera. Ya veremos el año que viene.

Catawiki 750

1 Comentario

  1. JAIME PEÑA
    Jun 22, 2017 en 22:46 — Responder

    quiero perteneser adicho grupo para que me envien imagenes o fotos de carros antiguos estoy coleccionando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Concentración Solidaria de Arganzuela 2017

Post siguiente:

Te quedan dos días para comprar el Seat 1430 de Julio Iglesias