renault 4l italia
in

Me encantaMe encanta SorprendidoSorprendido Pero qué??Pero qué?? LOLLOL EnfadadoEnfadado

Renault 4L fabricado por Alfa Romeo. La versión saboteada por FIAT

Este 2021 se cumplen seis décadas desde la presentación del Renault 4L. Sin embargo, este artículo no pretende ser otro más en la larga lista de repasos enciclopédicos al modelo. Lejos de ello, hemos optado por presentaros una de las versiones más extrañas del mismo. Y no, no hablamos de las descapotables o de rallye, sino de una que llegó hasta las 41.809 unidades. Un número que parece contradecir nuestra propuesta basada en la originalidad, la cual sin embargo gana puntos cuando Alfa Romeo hace su entrada en el escenario.

Y es que, aunque pueda parecer sorprendente, hubo un Renault 4L que se produjo y comercializó bajo el paraguas de la marca milanesa. Algo así como lo ocurrido en España en 1959, cuando las furgonetas FADISA fabricadas bajo licencia italiana se ganaron el título de los “Alfa Romeo castellanos”. El producto de una época en la que las fronteras intraeuropeas no eran sólo líneas imaginarias, sino verdaderos baluartes comerciales donde los aranceles ponían las cosas difícil al producto importado.

Una condición que hacía complejo entrar en el terreno propio de marcas como FIAT, pero que Renault pudo solventar brevemente gracias al pacto con una Alfa Romeo a la que aún le quedaban tres décadas de autonomía antes de caer bajo la familia Agnelli y su imperio FIAT en 1986. Eso sí, no debemos olvidarnos de que estamos hablando de Italia. Un país donde los negocios y fortunas privadas se entrecruzan con las políticas de estado desde mucho antes de la era Berlusconi. El contexto perfecto para interpretar una obra donde los intereses comerciales y las trabas políticas van acompasando la historia del Renault 4L fabricado por Alfa Romeo.

RENAULT 4L ALFA ROMEO. EL ENEMIGO DE MI ENEMIGO ES MI AMIGO

A Nicolás Maquiavelo se le han atribuido tantas citas que ya es complejo saber cuál fue y no fue realmente escrita por él. Sin embargo, lo cierto es que la máxima “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” resume a la perfección gran parte de su pensamiento sobre cómo hacerse con el poder. De hecho, esta idea está detrás de muchos conflictos bélicos. Pero también en la base de bastantes alianzas empresariales de nuestro tiempo. Un buen ejemplo de ello es lo que ocurrió entre 1959 y 1964 con Alfa Romeo y Renault, las cuales sumaron esfuerzos para asediar al enemigo común: FIAT.

Pero, ¿cómo se llegó a esta situación? Lo mejor será ir por partes. En primer lugar Renault se encontraba muy interesada en entrar dentro del floreciente mercado italiano. Demandantes de nuevos productos mejor elaborados, las nuevas clases medias de la postguerra eran un público perfecto para el Dauphine. Y eso por no hablar de los pequeños propietarios agrícolas, ideales como propietarios del robusto y práctico Renault 4L. Sin embargo, los aranceles proteccionistas del momento hacían imposible que la marca gala compitiese en igualdad con FIAT. Situación por la cual entra Alfa Romeo.

Y es que, aunque hoy en día nos pueda parecer inverosímil, la competencia entre Alfa Romeo y FIAT existió hasta 1986. Año en el cual la familia Agnelli se hizo con el control de Alfa, poniéndola bajo el paraguas de FIAT tras décadas en las que el Instituto per la Ricostruzione Industriale fue el factor dominante en la misma. Así las cosas, la jugada está claramente resumida con la cita maquiavélica. Por ello, Renault usó las fábricas de Alfa Romeo en Portello y Pomigliano para la fabricación de los Dauphine y 4L italianos, burlando así las trabas puestas por los impuestos a la importación.

EL PODER DE FIAT SOBRE EL ESTADO. 9 CENTÍMETROS PARA ENTENDER UN FRACASO

Todo parecía sencillo para la entente entre Alfa y Renault. Un camino suavemente pavimentado por el cual transitaría el éxito del nuevo Renault 4L. Un modelo competitivo capaz de hacer sombra a los FIAT de gama popular, el cual además sería comercializado en la propia cadena de concesionarios Alfa Romeo. Un éxito asegurado salido de las factorías de Alfa Romeo en el sur de Italia, tan sólo diferenciado del modelo original en detalles como un motor de 100cc más o un cambio diferente. Por existir pocas diferencias, el Renault 4L a la italiana conservaba el logotipo original en vez de sustituirlo por el de Alfa Romeo.

No obstante, y como bien advertía ya el propio Maquiavelo, utilizar estas alianzas también puede volverse en contra de uno. Obviamente FIAT no se quedó de brazos cruzados. Usando todo el poder e influencia de la saga Agnelli sobre los gobiernos de la democracia cristiana, los de FIAT consiguieron un cambio en el sistema de impuestos sobre el automóvil. A partir de comienzos de los sesenta el tributo no se calcularía sobre el cubicaje del motor sino sobre el largo de la carrocería. Una operación inesperada, la cual favorecía al FIAT 850 por ser nueve centímetros más corto que el Renault 4L.

Un golpe que encareció los precios de esta inesperada variante del popular coche francés, haciéndolo menos atractivo según pasaban los meses. De hecho sólo estuvo dos años en producción: desde 1962 hasta 1964. Derrotada por la conjunción empresa-estado, la entente entre Alfa Romeo y Renault desapareció con la salida del último Renault 4L por la línea de montaje de la factoría de Pomigliano. Ahora, unos sesenta años después, sólo quedan dos cosas de aquella aventura: unas pocas unidades del 4L italiano y la constatación de que, pasados los siglos, Maquiavelo ya sintetizó no pocas ideas claves sobre el manejo del poder.

Fotografías: Renault

Qué te ha parecido?

61 Puntos
Upvote Downvote
Miguel Sánchez

Escrito por Miguel Sánchez

A través de las noticias de La Escudería, viajaremos por las sinuosas carreteras de Maranello escuchando el rugido de los V12 italianos; recorreremos la Ruta66 en busca de la potencia de los grandes motores americanos; nos perderemos por las estrechas sendas inglesas rastreando la elegancia de sus deportivos; apuraremos la frenada en las curvas del Rally de Montecarlo e, incluso, nos llenaremos de polvo en algún garaje rescatando joyas perdidas.

Comments

Suscríbete a la Newsletter

Una vez al mes en tu correo.

Muchas gracias! No olvides confirmar tu suscripción mediante el email que acabamos de enviarte.

Algo ha salido mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

49.4kFans
1.6kFollowers
2.4kFollowers
3kFollowers