Liberty 750×184

120 Años En 20 Modelos: La Muestra De Renault En Retromobile París

Hay marcas cuyo planteamiento es el de esculpir los sueños más competitivos. Otras, cumplen la función de adaptar el automóvil a los nuevos tiempos, desarrollando constantemente nuevas respuestas en materia de movilidad. Una de estas últimas es Renault, la cual cumple ahora 120 años de historia marcados por la adaptación del vehículo turismo a las necesidades del momento. Una efeméride que se ha celebrado en el pasado Rétromobile 2018 de París con la exposición de veinte vehículos...

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

Es una de las marcas más vendidas en Europa, siendo raro no encontrar en su muestrario un modelo adecuado para las necesidades de movilidad que necesites. En su trayectoria hay desde camiones y vehículos industriales hasta motores de F1, pasando por enérgicos deportivos de gama media como el 8 Gordini o amplios monovolúmenes como el Espace. En suma, si algo ha caracterizado a Renault durante estos 120 años es dar respuestas a todo tipo de conductores.

Por eso mismo se ha convertido en una de las marcas más representativas del automovilismo a nivel mundial, pisando con fuerza tanto el asfalto de las competiciones como el barro de los caminos franceses. Caminos para los cuales se desarrolló su mítico 4L, un coche que rivalizó en utilidad con el 2CV, aquel que fuera diseñado para transportar a “cuatro franceses y un saco de 50 kilos de patatas”. Como puedes imaginar, resumir la historia de esta marca en unos pocos modelos… Es una tarea de selección algo compleja. Sin embargo Renault lo ha intentado a través de 20 modelos míticos que recientemente ha expuesto en París para celebrar el 120º aniversario de la marca del rombo.

LA SENCILLEZ DE LA CONDUCCIÓN

A finales del siglo XIX la conducción aún era algo extraño, casi mágico, para la mayor parte de la población europea. Coches enormes que aún parecían simples carros dotados de un ingenio estruendoso fascinaban de vez en cuando a viandantes y campesinos poco acostumbrados a convivir con estas máquinas en sus caminos. No obstante, todo eso empezó a cambiar -o al menos en Francia- cuando en 1898 Louis Renault se encaramó con facilidad por las empinadas cuestas de Montmartre a bordo de un vehículo revolucionario: el Tipo A. Éste hacía la conducción más sencilla, gracias a inventos como su caja de cambios.

renault 120 años Rétromobile París
Parece el coche de la familia Adams, pero en realidad el TipoB de 1899 fue el primero en ofrecer un habitáculo cerrado. Fuente: Prensa Renault.

Aquel alarde de hacer sencilla la conducción tuvo un rápido éxito, haciendo que la empresa de Louis Renault se convirtiera en el sueño de cualquier contable. Además, con el lanzamiento del Tipo B justo un año después… Los conductores al fin podían transportarse dentro de un habitáculo cerrado, pudiendo olvidar el pertrecharse como si fueran balleneros en una ventisca antes de dar una vuelta invernal en su auto. Eso sí, aunque fue todo un avance en comodidad… a nivel estético aún se echaba en falta la mano de un buen diseñador. A menos que te guste la estética gótica de un viejo ataúd sobre ruedas…

Rápidamente, Renault siguió en la estela de poner el automóvil al servicio de las necesidades del público mayoritario, apareciendo vehículos como el Tipo AG1 -el primer taxi de París, decisivo en la defensa francesa en la I Guerra Mundial- o el Tipo BD -uno de los primeros furgones de reparto de la historia, lo cual contribuyó decisivamente a la mejora del correo postal-. De hecho, en este sentido “democratizador” de la tecnología, el hito vino con su Tipo KJ1 en 1923: un vehículo que aún contando con elementos innovadores para la época como el arranque eléctrico o la caja de relaciones de tres velocidades, disponía de un precio relativamente asequible y una enorme habitabilidad. En suma, uno de los predecesores más claros de los turismos actuales. En la medida de lo posible, un auténtico “coche para todos”.

EL RESURGIR DE RENAULT ES EL RESURGIR DE FRANCIA

Tras la Segunda Guerra Mundial la industria del automóvil, en zonas devastadas como Europa o Japón, tuvo que ponerse a disposición de la labor de reconstrucción. No eran tiempos para grandes alardes, ni espectaculares deportivos. Más bien lo eran para desarrollar sencillos vehículos, prácticos y asequibles, que contribuyeran a resucitar una clase media necesaria para el asentamiento de sociedades pacíficas y desarrolladas. Así las cosas 1947 veía el nacimiento del mítico 4CV, un utilitario de piso plano y cuatro plazas apto para casi cualquier situación. Todo un éxito que volvió a motorizar una nación devastada por la guerra, logrando vender más de un millón de unidades.

Años más tarde Renault lanzó el 4L, siguiendo con esa estela de coches asequibles y populares aunque… cualquiera que haya montado o manejado uno de éstos sabrá sobre su principal virtud: son prácticamente irrompibles. Lo puedes meter por el camino más pedregoso y lo único que no va a salir indemne serán tus posaderas, porque el 4L lo resistirá sin problemas.

Todo un coche en su sentido más primigenio, sin accesorios ni nada que sea superfluo o susceptible de sufrir avería fácilmente. Una de las especialidades de la marca del rombo, la cual fabricó en 1950 el Corolare, posiblemente uno de los “primeros SUV de la historia. Eso sí, mucho más rudo que los actuales; era alabado por agricultores y no por conductores que usan la tracción a las cuatro ruedas para ir al centro comercial o a la puerta del colegio.

TURISMOS Y DEPORTIVOS: LOS FELICES AÑOS 60

El asentamiento de la sociedad de consumo en Europa tras la postguerra permitió el crecimiento de una clase media que demandaba amplios vehículos turismo. Así nacía en 1965 el Renault 16, todo un alarde en tecnología para las masas, poniendo a disposición de sus pasajeros un gran habitáculo, cierre centralizado, elevalunas eléctricos en la parte delantera… Surco que en 1975 seguía recorriendo el Renault 30, insistiendo esta vez en la seguridad, dotándose de zonas deformables y una carrocería preparada para los choques más frecuentes.

Sin embargo, si nos tenemos que quedar con dos de los modelos de esta época… Nosotros nos quedamos con dos utilitarios que en realidad están llenos de rabiosa deportividad. El mítico Renault 8 Gordini, o nuestro TS, con motor trasero y un comportamiento deportivo del que habla su nutrido palmarés… Y el Renault 5 de 1972, uno de los primeros compactos pensados tanto para ciudad como para carretera, y que por su tamaño, comportamiento y precio permitieron el acceso de miles de jóvenes a su primer coche. Un pequeñín que, con los años, daría lugar a versiones tan rabiosas como el 5 Copa Turbo, una auténtica bestia del asfalto.

Y es que, no nos engañemos. Aunque los 120 años de Renault son 120 años marcados por la puesta en práctica de un sentido utilitario y confortable de la conducción… En la historia de la marca del rombo hay auténticas joyas deportivas como el Gordini, el 5 Turbo o todos los modelos que salieron de la colaboración con Alpine. ¡Qué decir del Alpine A-110! O del A-310 y sus líneas setenteras, desgraciadamente no representados en esta muestra en Rétromobil 2018.

“VEHÍCULOS PARA VIVIR” Y EL FUTURO ELÉCTRICO

Deportivos aparte… lo cierto es que la gama más amplia de Renault se ha centrado en lo que ellos mismos llaman “vehículos para vivir”, de los cuales quizá el Espace sea el mayor ejemplo. La adaptación europea de un concepto americano, con multitud de huecos, comodidades y accesibilidad propios de una familia necesitada de un vehículo para todo. Línea ésta que la marca siguió con la fabricación de compactos tan llamativos como el Twingo -un coche al que para bien o para mal lo hemos visto robar casi tantas miradas por la calle como a un Ferrari atravesando la Gran Vía- o sus actuales SUV.

Además, actualmente es una de las marcas europeas que más investiga en vehículo eléctrico. Sin embargo, como a nosotros nos van más los clásicos que los modelos del futuro… Antes de que llege la electricidad a todos los motores vamos a celebrar los 120 años de Renault escuchando el bronco rugido de un Renault 5 Maxi Turbo que, lejos de moverse por electricidad, escupe fuego…

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

Retromobile Paris 2018, en Fotos

Post siguiente:

Exito en Catawiki: Citroën 2CV Charleston