Liberty 750×184

Algunas rarezas de la subasta de RM Sotheby’s en Amelia Island

Normalmente se habla de las oportunidades de mercado, de los coches más caros o significativos. Nosotros destacamos 7 lotes que seguro que te sorprenderán...

Retromovil 2019 Medio

ClassicMadrid Medio

RM Sotheby’s es quizá la casa de subastas automovilísticas más importante del momento y, como tal, procura no perderse ningún evento internacional de renombre. Este es el caso del concurso de elegancia de Amelia Island, el cual se celebra este fin de semana en Florida, EE.UU., y que reune alrededor de 300 coches de valor astronómico.

RM Sotheby’s no perderá la oportunidad de subastar piezas de altos vuelos durante el día de mañana. Y por eso hemos decidido darnos una vuelta por el catálogo de la subasta para enseñarte algunos de los lotes que consideramos más relevantes; normalmente los medios se hacen eco de los más caros o legendarios, pero en nuestro caso centraremos la mirada en cosas un poco más raras…

Cord L-29 Cabriolet

Empecemos por este Cord L29 de 1930. Probablemente no os suene, pero se trata de uno de los padres de la tracción delantera en América. Diseñado Harry Miller, experto en este tipo de transmisiones, el L29 era inusualmente bajo y habitable para su época; también poco fiable, las cosas no siempre salen a la primera… Por su innovación, su bonita línea y su mítico motor Lycoming de 8 cilindros en línea debe formar parte de esta selección.

Bueno, y también por estar emparentado con los Auburn y los todopoderosos Duesenberg, todos ellos propiedad del magnate caído en desgracia E.L. Cord.

Bentley R-Type Continental Fastback Sports Saloon

Durante los años 20, Bentley fue famosa por fabricar enormes deportivos ganadores de Le Mans. Sin embargo el crack de 1929 acabó con la marca y fue comprada dos años después por Rolls-Royce; a partir de entonces sus coches perdieron el carácter que le habían valido reputación y sus diseños adolecieron de personalidad con respecto al espíritu del extasis…

Así sucedió hasta la llegada del Bentley Continental coupé en la década de 1950. Aquellos coches, como es el caso del este R-Type de 1954, ya no eran limusinas sino inmensos automóviles con los que, en la medida de lo posible, disfrutar al volante. La carrocería de Mulliner es un poema, así como también sorprende que su macánica de 5 litros tan solo monte 6 cilindros…

Arnolt Bristol Roadster Bolide

Stanley H. Arnolt  fue otro de esos importadores yanquis que supieron vender el coche europeo a sus compatriotas. Emprendedor de raza, Arnolt distribuía las marcas Austin, MG y Morris y, además, ocupaba un sillón en el consejo de administración del carrocero Bertone, hoy tristemente célebre por su bancarrota.

A comienzos de los años 50 llegó a un acuerdo con Bristol por el cual la casa inglesa le suministraría 200 chasis equipados con el motor BMW 2 litros 6 en línea que los germanos montaban en los fabulosos modelos 327 y 328. Si sumamos a la ecuación al modista Bertone, el resultado tan sólo puede ser un deportivo altamente imflamable que arrasó en las carreras de la época.

Intermeccanica Italia Spyder

Sí, yo tampoco tenía ni idea de lo que es. Por lo visto Frank Reisner, un ingeniero químico húngaro aficionado a la gasolina se mudó a principios de los años 60 a Turín y allí estableció su propia fábrica de componente para «afinar» los coches europeos de la época. A mediados de la década se pasó a la producción de automóviles de serie limitada…

El mejor de todos fue este Intermeccanica Italia, un híbrido que conjuga un chasis tubular italiano, un motor Ford V8 de alto cubicaje y un precioso vestido de acero innegablemente made in Italy -más en concreto, en Ferrari. Se hicieron 400 unidades de este potente deportivo, y sólo 222 fueron descapotables. El nuestro es de 1971.

Volkswagen T2 T1 Super Deluxe Microbus

¡Cómo resistirse a esta mentolada T1 con remolque! Está para comérsela, y además es más rara de lo que parece. La primera generación del Tipo 2 de Volkswagen -el Tipo 1 era el Escarabajo- se produjo desde 1950 hasta 1967 y comprendía diversas variantes. Una de ellas era la Microbus, que venía literalmente forrada de ventanas como corresponde a un vehículo digno de tal nombre.

En total 23 piezas de cristal recubren la furgoneta, dos en el parabrisas delantero, 6 en las puertas delanteras, 8 en los laterales, 3 en la parte trasera y 8 en el techo. Pero lo mejor de todo no es su originalidad, ni su luminosidad interior, sino más bien el señor remolque que arrastra: Nada más y nada menos que un Eriba Puck especialmente diseñado para el modelo que cuenta con cocina, mesa de comedor, dos camas y techo abatible. La combinación definitiva para ir de camping.

Bimbo Racer, un juguete para gente distinguida

¿V12? Demasiado bueno para ver verdad… Las siglas que lucen en el capó del juguete con el que todos los entusiastas hemos soñado alguna vez corresponden a los 125 vatios de su motor eléctrico. ¿Original, no es verdad? No es lo único curioso en este bólido a escala: Suspensión delantera independiente, trasera por barra de torsión, caja de cambios de 3 velocidades -adelante, punto muerto y marcha atrás, ;)-, frenos con resistencia a la fatiga y luces completamente funcionales son sólo algunas de sus especificaciones.

Por otro lado, el Bimbo Racer fue diseñado por el afamado carrocero Michelotti a imitación del exitoso Ferrari 375 MM. La idea era venderlo a niños y niñas distinguidas, de ahí sus aires con la marca de Maranello y sus interiores en cuero, y es que los millonarios del futuro no aceptarían menos. Bromas aparte, me encanta.

«Los pilotos» de Stanley Wanlass

Por último me gustaría destacar una escultura de Stanley Wanlass, escultor que sin duda sabe captar la esencia del automóvil. En este caso reproduce el estilo de los trofeos de principios de siglo, aquellos que se entregaban a los pilotos pioneros que no dudaban en recorrer en un suspiro la distancia que separaba las capitales europeas.

París-Marsella, París-Berlín, París-Madrid… a velocidades medias de 100 Km/h. Toda una gesta para la época que no puede representarse más que deformada por la velocidad.

Si quieres ver el resto de lotes de la subasta de RM Sotheby’s en Amelia Island haz click aquí!

Catawiki 750

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

En Vídeo: BMW 2000CS, de vuelta a casa

Post siguiente:

Classics & Legends: Consolidado