Liberty 750×184

Rápido avance: Reunión mensual de Torrejón

Retromovil 2020 Medio


Como comentábamos hace poco, en los últimos tiempos y por toda nuestra geografía han ido proliferando numerosas concentraciones de automóviles clásicos; algunas con carácter anual, otras mensual, y en algunos casos exclusivamente en los meses en los que se presupone que va a hacer buen tiempo. Concretamente en la Comunidad de Madrid no hay fin de semana en el que los aficionados no tengan un sitio donde acudir con sus vehículos a alguna reunión, incluso solapándose unas con otras en determinadas ocasiones.

En primer lugar, hay que destacar que en todos los casos los convocantes y organizadores realizan su actividad sin ánimo de lucro; es más, se suele aprovechar la ocasión para hacer recogidas de alimentos y donaciones para comedores y centros de ayuda social. Además, fomentan el turismo en los pueblos que son sede de las reuniones, con el consiguiente beneficio que genera para los bares, restaurantes y para los pequeños mercadillos que se organizan a la sombra de las concentraciones.

También es cierto que no todas las iniciativas han cuajado; en algunos casos todo quedó en buenas intenciones al no haberse conseguido cumplir con las expectativas de los participantes en las primeras citas, tanto en número de unidades como en la calidad e interés de las mismas. Y es que los aficionados son muy exigentes: acuden a una reunión, pero si a la primera lo que ven no les convence, es difícil conseguir que vuelvan.

Grandes ausentes

Algo que llama poderosamente la atención en nuestro país, y que nos diferencia radicalmente de nuestros vecinos europeos, es la escasa participación en reuniones al uso de propietarios de clásicos exclusivos. No es porque no haya, pues hay bastantes coleccionistas españoles con piezas que no desentonarían en Villa d´Este o Pebble Beach; el problema es que, excepto en escasas ocasiones, nunca los sacan de sus garajes.

Desconocemos el por qué de esta situación, pero no cabe duda de que es una realidad. En concentraciones en Reino Unido puedes ver un Rolls Royce Silver Ghost junto a un modesto Morris Minor, y en Francia un Bugatti Tipo 35 rodeado de Citroen 2CV, algo impensable en España. Que cada cual saque sus propias conclusiones, pero ojalá este patrón cambie pronto.

[=»Anuncio» =»
.
 
» «» «url:https%3A%2F%2Fwww.escuderia.com%2Fcontacta-con-la-escuderia%2F||target:%20_blank» «» =»» «0» =»» =»no-border» _width=»1″ =»#1e73be» =»#222222″ =»#ffffff» =»2″ =»50″ =»#333333″ =»»]

Un buen trabajo

La concentración de Torrejón de Ardoz se localiza en el recinto ferial del municipio madrileño, en el aparcamiento que se encuentra junto a la plaza de toros. Se celebra todos los primeros domingos de mes entre las 10,00 y las 14,00 horas. La primera convocatoria se llevó a cabo este mismo año y en tan solo unos meses la concentración se ha consolidado muy dignamente y con suficientes atractivos para captar la atención de los aficionados.

El logro no ha sido por casualidad, si no gracias a la intensa labor de sus organizadores los cuales han sido muy activos desde el principio, tanto presencialmente durante los encuentros como en Facebook buscando continuamente focos de atención para todo tipo de asistentes, organizando rifas, concursos, actuaciones musicales, de danza, etc. Además, a quienes acuden en un automóvil clásico se les entrega un vale con el que por un módico precio se podrán tomar un aperitivo en «La Casa de Andalucía», el bar que está pegado al recinto.

Liberty Seguros 710×88
 

En Torrejón, no les vamos a engañar, encontramos el mismo tipo de coches que suelen acudir a estas reuniones; tal y como decíamos antes, seguramente no veremos un Ferrari Daytona ni un Aston Martin DB5, pero sí vamos a encontrar una gran cantidad de autos clásicos, populares y deportivos, entre los que siempre habrá algo que llame nuestra atención y por lo que haya merecido la pena la visita. Además, se pasa un rato agradable rodeado de gente con ganas de pasarlo bien.

Juntos pero no revueltos

No obstante, cada una de estas reuniones periódicas tiene su propio carácter, y la de Torrejón no es una excepción. En el inmenso aparcamiento pavimentado, donde hay sitio de sobra, se pueden distinguir claramente dos zonas con ambientes bien diferenciados de aficionados al motor. En una encontramos los vehículos típicos de este tipo de reuniones, y en donde se sienten más identificados los amigos de los coches antiguos.

En la otra, separada físicamente de la primera, los protagonistas son deportivos bastante más modernos pero que cuentan con legiones de seguidores bien organizados gracias a los grupos que se crean en las redes sociales. Son los fans del Renault Clio Y Megane RS; del Citroen AX GT y Saxo VTS; del Subaru Impreza WRX, del Ford Focus RS, del Honda Civic, y de diferentes modelos de este estilo, tanto europeos como japoneses.

Los fotos que les presentamos en esta pequeña crónica son una selección de lo que nos ha ido pareciendo más interesante a lo largo de las tres últimas ediciones, las de Septiembre, Octubre y Noviembre de 2014.

 

Más imágenes… (Por Anchoafoto)

 

Catawiki 750

3 Comentarios

  1. Antonio Silva
    Nov 22, 2014 en 15:40 — Responder

    No estoy conforme con tu opinión de que los aficionados españoles no saquemos nuestros tesoros a las concentraciones.

    En villa se han visto Miura, Ferrarí 330, preguerras gordos, incluyendo Rolls Phantom II, e Hispanos…

    En Navacerrada cada primer domingo de mes, puedes disfrutar de alguna perlita.

    El problema de Torrejon es que aun es una concentración «Joven» cuando lleve tres o cuatro años (si aguanta) hablamos.

    Un Saludo

    • Carlos Sanz
      Nov 27, 2014 en 14:22 — Responder

      Hola Antonio, gracias por seguirnos y por emplear tu tiempo en dejar un comentario.

      Sin duda mi afirmación de que «nunca» salen de sus garajes es exagerado, porque es cierto que a veces se ven piezas muy buenas en algunas concentraciones, pero no es la norma como ocurre en otros países europeos.

      Al encontrar esos autos que cuentas, te aseguro que tuviste suerte, o supiste elegir muy bien. A la reunión de Navacerrada he ido en muchas ocasiones y es cierto que se ven unidades magníficas, pero también te digo que se podrían ver más y mejores.

      Llevo unos cuantos años acudiendo a muchas concentraciones y nunca me he topado con un Miura, sólo lo he visto en España en dos ocasiones formando parte de una exposición en una feria de clásicos.

      La situación de la que hablo en el artículo, te aseguro que no es una opinión lanzada sin meditar, es algo muy debatido con coleccionistas y aficionados, y muchos con los que he hablado del tema están de acuerdo conmigo. En España hay algunas colecciones privadas absolutamente maravillosas – no debo citar ninguna – que sólo han podido ver algunos privilegiados, y de las que apenas ha salido alguna pieza para alguna exposición o para realizar un artículo en una revista. Incluso se presentan en concursos de elegancia fuera de España, pero no aquí.

      En lo que estoy totalmente de acuerdo contigo es en que a la «conce» de Torrejón le queda mucho camino por recorrer para asentarse y atraer a otro tipo de coleccionistas, aunque, a lo mejor esto último, tampoco lo pretenden, no lo sé.

      Gracias de nuevo y un saludo

      Carlos Sanz

      • Antonio Silva
        Nov 27, 2014 en 18:37 — Responder

        No me convences, he ido a concentraciones en Francia y Alemania, incluso en Italia!!! Y en general se ve lo mismo que aquí, quizás un poco mas de nivel, pero desde luego no ves un Miura ni un Daytona así como así.

        Aquí en cambio, hay un Miura que ha coincidido un par de veces conmigo en Navalcarnero… Y yo sin ir más lejos llevaba un Ferrari bastante gordote…

        En la concentración de Navacerrada de Junio, se juntaron varios Alpines, 4 ferraris, 2 Packard, 1 Cord…. Te parece poco???? Y yo que soy asiduo de navacerrada te digo que es lo normal, sino fíjate en la página de la organización y en los premios al mejor del año, y veras que esta mas que reñido, con trastos a cual mas gordo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post anterior:

El Camino de Santiago, en Biscuter

Post siguiente:

David, el Rey de los Ciclecares - 1ª Parte